Skip to main content

Organiza tus deudas

Si por alguna razón, estás pasando por una situación económica difícil que te impide cumplir con las obligaciones contraídas, actúa rápidamente. Antes de dejar de pagar, acércate a tu banco y plantea la posibilidad de trabajar en la elaboración de un plan de pagos que sea realista y que te dé el margen de maniobra necesario para continuar pagando las cuotas cumplidamente.

Existen varias alternativas que, según tu situación y la decisión del banco, te pueden ayudar a replantear la forma de pago de la deuda y ponerte al día.

 

Rediferir

Con este método puedes enviar la deuda que tienes con un producto financiero a más plazos de los que ya tenías y dependiendo de la entidad, la tasa de interés del mismo puede subir, mantenerse o bajar.

Refinanciar

El procedimiento consiste en cambiar algunas de las condiciones de tu crédito, como por ejemplo plazo y sistema de amortización, para lograr una cuota más baja y cómoda de pagar.

Con este método, el banco te solicita que abones un monto de la deuda y el saldo se ajusta a tu posibilidad de pago, de acuerdo con tus fuentes de ingreso. La tasa de interés de esta nueva deuda, dependerá de los términos y condiciones que acuerdes con la entidad financiera.

Reestructurar

Esta modalidad toma las deudas que posees con varios productos financieros, las unifica y las convierte en un solo crédito. Tiene una condición especial y es que además de cambiar las condiciones en cuanto a plazo y tasa de interés, baja tu calificación en las centrales de riesgo.

Compra de cartera

Con esta figura puedes trasladar un saldo parcial o total de una entidad financiera a otra que te puede ofrecer una mejor tasa de interés y extenderte el plazo del pago de tus obligaciones.

Para solicitarla, debes acercarte a una entidad financiera, incluso puede ser en la misma donde está pendiente el saldo, y manifestar la intención de que se ejecute este traslado. Existen algunas entidades financieras que manejan algunos topes, pero por lo general, la compra total o parcial de las deudas, depende de tu capacidad de pago.

Recuerda

  • Las entidades financieras NO se encuentran obligadas a llegar a un acuerdo de renegociación de tu deuda y si éste no se logra, en caso de mora, se causarán y cobrarán los intereses correspondientes y se efectuarán los demás cobros que hayan sido suspendidos.
  • Así como los intereses de mora, los gastos de cobranza son asumidos cuando incumples con la obligación que adquiriste con la entidad financiera. Éstos se generan cuando el banco se ve en la necesidad de contratar una firma de cobranzas para que sea ésta la que te recuerde el compromiso que tienes con la entidad financiera.
  • La recomendación es endeudarse con sensatez y responsabilidad y tener claro desde el inicio que éstos acuerdos de pago no son algo con lo que se pueda contar como garantizado.

¡Comparte esta información en redes sociales!

Enlace para Facebook Enlace para Twitter Enlace para Linkedin

Otras categorías

Cómo manejar tu dinero

Armar tu presupuesto, ahorrar, endeudarte responsablemente, asegurar tu bienestar e invertir, son ejes fundamentales que te permiten administrar bien tu dinero y hacerlo crecer.

Cómo usar tu banco

Aquí encontrarás la información que te permitirá realizar tus transacciones de forma rápida y segura sin necesidad de desplazarte a una sucursal.

Aprende sobre seguridad

Cuidarte, proteger tu dinero y tu información, son temas que te dan tranquilidad. Actualízate y siempre irás un paso adelante.  La seguridad en tus transacciones es un compromiso del banco y sus clientes.