Skip to main content

La obligación de permanecer en casa trabajando y/o estudiando ha puesto sobre la mesa la necesidad de repensar los espacios de las viviendas, para brindar mayor comodidad y espacios adecuados para cada miembro del hogar. ¿Cómo responderán los arquitectos a estos retos? Entérate aquí.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de los Negocios. Es responsabilidad de los clientes y los Negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

Contenido del artículo

- El rol de la arquitectura durante una pandemia
- ¿Cómo generar bienestar a partir de un espacio arquitectónico?
- Bioclimática y materiales: nuevas formas de entender el confort


El rol de la arquitectura durante una pandemia

Históricamente, las pandemias han sido una fuente de inspiración para los arquitectos. Ellos han tenido el reto de lograr una mejor sanidad en el lugar donde intervienen y, de esta forma, potenciar las condiciones de higiene que, al final, pueden ser el caldo de cultivo para las pandemias.

De acuerdo con el arquitecto Alfredo Reyes, presidente nacional de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA), es por esto que se considera que, tanto estos profesionales como los ingenieros se convirtieron en los maestros artesanos de la ciudad moderna al tratar de mejorar la calidad de la vida urbana. “La peste en las calles, por ejemplo, estimuló la reflexión sobre la fabricación de los materiales que se utilizaban en la construcción”, afirma.

Así se dio origen a las piedras lisas para pavimentar calles, que permitían limpiar de manera eficaz las deposiciones de los caballos. Y la piedra cortada a máquina, pues se pensaba que si las calles resultaban más fáciles de limpiar, la gente estaría más dispuesta a hacerlo. Por otro lado, los closets se empezaron a usar a principios del siglo XX porque se creía que los armarios antiguos no ofrecían condiciones de salubridad.

En ese sentido, la arquitectura no escapa a la coyuntura actual. El aislamiento en la vivienda ha sacado a flote la necesidad de que sea un espacio para el trabajo en casa, el ocio y el relajamiento. También se requiere una apertura visual que conecte con el paisaje y compense las limitaciones de contacto físico con otros, y fomente el bienestar de las personas.

Según el arquitecto Alfredo Reyes, presidente nacional de la SAC, la entidad debe entender hacia dónde va el país en temas de arquitectura.

¿Cómo generar bienestar a partir de un espacio arquitectónico?

Una parte importante de esta discusión radica en analizar qué se entiende por bienestar y posteriormente, materializar esa definición en espacios arquitectónicos que cumplan con las expectativas de quienes los habitan, teniendo en cuenta las particularidades de la época actual.

Al respecto, el arquitecto Hernán Darío Muñoz, gerente de diseño de la firma Convel, y la psicóloga Ana Catalina Muñoz, explicaron en un webinar de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA) que para definir cómo se siente una persona al habitar un espacio se debe contemplar lo que piensa y siente de sí misma, el otro y el mundo.

Comillas

“La pandemia nos ha puesto a pensar en esto, en cómo vivo el espacio y nos hace un llamado a habitar y cohabitar. Propicia que las relaciones personales se afecten positiva o negativamente e impone el reto a los arquitectos de leer ese contexto para saber cómo responder a él”.

Hernán Darío Muñoz, gerente de diseño de la firma Convel
 

Para explicarlo mejor bastan dos ejemplos. Existen apartamentos tan pequeños o tan grandes, o apartamentos sin vista hacia el exterior, que las personas, al estar obligadas a permanecer en ellos, desarrollan ansiedad y depresión.

Otra es la historia de quienes viven en climas cálidos. En esos lugares, cuando las casas son pequeñas, las personas tienden a salir a la calle para socializar con los vecinos. La pandemia está impidiendo el disfrute de esos espacios, diseñados a la luz de los comportamientos de las personas cuando no había una emergencia sanitaria.

Entonces, ¿cómo lograr que las personas tengan un concepto positivo del espacio que habitan y cuál es el rol de la arquitectura en ese sentido?

Bioclimática y materiales: nuevas formas de entender el confort

Más allá de generar apartamentos o casas con “oficina”, “escuela” y “gimnasio” propios, los arquitectos a nivel nacional e internacional se concentran en aspectos como la bioclimática, la iluminación y la sonoridad para brindar el confort que requieren quienes permanecen en casa durante largos periodos.

Lucas Arango, gerente general de La B, colectivo especializado en arquitectura bioclimática, explicó en un reciente foro que, durante la cuarentena, cada persona ha redescubierto lugares de su casa al usarlos como el escenario para realizar alguna actividad.

Sin embargo, los ciudadanos también han descubierto que en alguna de sus habitaciones hace más calor, la ventilación es poca si no se abre la ventana, se deslumbran cuando hay sol, se entran los moscos, se escucha todo lo que dicen los vecinos o el espacio no es lo suficientemente grande.

En ese caso, “repensar la vivienda no significa que tengamos que volver a hacerla, sino que hay aspectos que debemos cambiar. La cuarentena nos permitió ver lo que está mal hecho”, enfatiza Arango. Por eso, propone mirar esos cambios desde la perspectiva de la salud, así:

  • Un espacio donde se sienta incomodidad visual, auditiva o térmica no es adecuado. Aunque estas situaciones son temporales, pueden tener efectos graves en la salud a largo plazo que conviene evitar.
  • Un espacio interior no es acertado, especialmente en climas cálidos y cuando una persona está en casa la mayoría del tiempo, porque el ser humano necesita conectarse con el exterior.
  • Un espacio que impida la exposición de la persona al sol no le permite fortalecer sus niveles de vitamina D, lo que afecta la salud. No reconocer entre el día o la noche puede causar desórdenes de sueño.

 

Siguiendo con esta línea, el arquitecto David Blanco, gerente del Centro de Información Técnica de Aplicaciones del Vidrio (CITAV), de Francia, explicó en una conferencia que la fachada de las edificaciones ya no solo debe ser un atractivo al vender. Esto, porque las viviendas ya no tienen el uso exclusivo para el que fueron diseñadas, mientras que las oficinas, en donde una persona pasaba la mayor parte de su tiempo, ahora solo servirán para realizar algunos trabajos y como eventual punto de encuentro. Teniendo en cuenta esto, cabe resaltar cuatro cosas:

.1 La arquitectura debe garantizar confort térmico en las viviendas

La arquitectura debe garantizar confort térmico en las viviendas
 

La arquitectura no debe descuidar el confort térmico porque las viviendas, cuando aíslan acertadamente el frío o calor, ofrecen mayor bienestar a los habitantes y evitan el alto consumo de servicios públicos como la electricidad.

.2 Las viviendas ahora deben cumplir con máximos de soleamiento

Las viviendas ahora deben cumplir con máximos de soleamiento
 

Las viviendas ya no deben cumplir mínimos de soleamiento (ingreso de sol), sino máximos. Es decir que se debe procurar que este no solo se produzca iniciando la mañana y finalizando la tarde, sino durante la mayor cantidad de tiempo posible durante el día.

.3 Es necesario tener buena luz natural y vidrios de mejor rendimiento cromático

Es necesario tener buena luz natural y vidrios de mejor rendimiento cromático
 

Es necesario tratar que las personas tengan acceso a luz natural y que los vidrios tengan un buen rendimiento cromático, es decir que permitan ver imágenes tras ellos sin ningún tipo de distorsión.

.4 Los materiales de construcción deben disminuir el ruido externo

Los materiales de construcción deben disminuir el ruido externo
 

Teniendo en cuenta que el ruido exterior no es controlable, pero los materiales que se usan en construcción sí, es clave que estos ayuden a evitar que se oiga ruido excesivo dentro de la vivienda.

Finalmente, los expertos plantean que, ante esta nueva realidad, las viviendas deben ser adaptables y flexibles. Esto significa, por ejemplo, acudir al uso de panelería para dividir temporalmente un espacio, en caso de ser necesario. O incrementar el uso de los muebles todo en uno­ que permiten tener, por mencionar un caso, una cama que al replegarse contra la pared, se convierte en escritorio. Así se puede aprovechar mejor el área de una vivienda para realizar en ella diversas actividades.

Otros dos aspectos que no se deben descuidar son, en primer lugar, contemplar desde el diseño que las viviendas cuenten con terrazas o balcones, ya que son una opción para “estar afuera” sin incumplir las normas de aislamiento. En segundo lugar, incluir sistemas de sanitización, así como hoy se incluyen los de calefacción, pues pueden llegar a ser necesarios para prevenir la propagación de enfermedades.

Tener un espacio con las condiciones óptimas para trabajar o estudiar en casa, es vital para desarrollar adecuadamente cada actividad. Por eso, es necesario prestarle atención a este tema y no pasarlo de largo como si fuera algo de menor importancia. Recuerda que muchas veces los espacios caseros no tienen las condiciones adecuadas para cada persona y, por tanto, es necesario hacerle mejoras que se traduzcan en bienestar.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aun tienes dudas?

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Chat en
línea

Escríbenos

Puntos de
atención

Visítanos

${loading}