Skip to main content

El Business Intelligence o la inteligencia de negocios es vital para que las empresas de cualquier tamaño tomen sus decisiones y nutran sus estrategias a partir de los datos que genera el mismo negocio. Aquí encuentras todo lo que debes saber para implementarla en tu organización.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de los Negocios. Es responsabilidad de los clientes y los Negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.



Contenido del artículo
- ¿Qué es Business Intelligence y para qué sirve?
- La clave del Business Intelligence está en los datos
- ¿Cómo aplicar el Business Intelligence en una empresa?
- 5 beneficios específicos del Business Intelligence
- Caso de éxito: Business Intelligence aplicado a la industria petrolera
- 3 datos del Business Intelligence en Latinoamérica


¿Qué es Business Intelligence y para qué sirve?

La globalización, el internet y los avances tecnológicos han conducido a las empresas de todos los tamaños a volverse productoras de datos por naturaleza y de forma automática. Sin embargo, la firma consultora y de investigación sobre tecnologías de la información Gartner, introdujo hace años un nuevo concepto asociado a esa realidad empresarial.

Así nació la inteligencia de negocios o Business Intelligence, es decir, cómo las organizaciones logran ser más inteligentes cuando basan sus decisiones en los datos que recolectan a lo largo del tiempo y el análisis que hacen de ellos. Esto requiere tanto de infraestructura tecnológica como de talento humano.

La clave del Business Intelligence está en los datos

¿Cuáles son los datos que recopila y puede usar a su favor una empresa? De acuerdo con Juan Sebastián Niño, líder de Ciencia de Datos de KPMG en Colombia, en todas las áreas del negocio se puede recopilar todo tipo de información para cualquier necesidad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cuando una empresa quiere aplicar esta tecnología, primero debe entender la realidad de su negocio y saber cuál es el problema que quiere resolver o el proceso que quiere mejorar.

A partir de ese cuestionamiento empiezan a aparecer las preguntas que la pueden llevar a encontrar los datos que necesita y el análisis que debe efectuar para hallar una respuesta. Así se genera la llamada “Inteligencia de negocios”.

“Toda la información del negocio se puede analizar, especialmente la relacionada con finanzas, ventas o rentabilidad. Sin embargo, la que más valor tiene es la que permite ver qué es lo mejor que le puedo ofrecer a mi cliente y cómo yo, como organización, me puedo transformar para entregarle eso que requiere”, recalca Niño.

Hacer inteligencia de negocios y beneficiarse de sus análisis está al alcance de cualquier empresa: desde las unipersonales hasta organizaciones y conglomerados de gran tamaño, pues todas generan datos. Estos se convierten en aliados estratégicos a la hora de tomar decisiones porque en ellos están las respuestas a muchas de las preguntas que surgen al interior de las compañías.

Concepto de Juan Sebastián Niño de KPMG sobre Business Intelligence

¿Cómo aplicar el Business Intelligence en una empresa?

La mejor forma de aplicar el Business Intelligence en una empresa es partir de una pregunta de negocio, no desde la perspectiva tecnológica porque estas herramientas por sí solas no solucionan el problema que tiene la organización. En ese sentido, Juan Sebastián Niño sugiere cuatro cosas a las compañías:

  1. Analizar su negocio y definir hacia dónde quiere que vaya. Así puede empezar a desglosar esa estrategia en preguntas enfocadas que pueden terminar direccionando la atención hacia procesos del negocio como el de compras, ventas o recursos humanos que se pueden mejorar, ajustar, potenciar y rediseñar, etc.
  2. Una vez identificado el proceso que se quiere priorizar, es posible comenzar a sacarles provecho a los datos que se tienen, haciendo los análisis adecuados. Supongamos que, si una pyme en crisis quiere incrementar sus ingresos, seguramente se enfocará en sus procesos de ventas o mercadeo. Entonces, necesitará información sobre el cliente como por ejemplo qué le ha ofrecido, qué ha sido satisfactorio y qué no, qué ha comprado, su historial de compras, frecuencia, etc. También sus datos personales y sociodemográficos. Asimismo, necesitará información sobre el historial de ventas de la organización, detalles de productos que no han sido exitosos en el mercado e historial de inventarios, entre otros.
  3. Desde el punto de vista tecnológico, se requieren herramientas de recopilación, almacenamiento y análisis de datos. Es aquí cuando la analítica, el Big Data e, incluso, la Inteligencia Artificial o el Machine Learning se ponen a favor del Business Intelligence (BI) porque utilizan información histórica para ayudarles a los empresarios a tomar decisiones más inteligentes. El BI, además, se vale de tableros de control y visualización de datos que los grafican y permiten verlos de una forma amigable para el ojo humano.
  4. Con los anteriores insumos se ejecuta el análisis de los datos para transformarlos en información valiosa. En este proceso es clave el talento humano, especialmente el rol del “ciudadano científico de datos”, es decir, de una persona que trabaje en la empresa, conozca los procesos de la organización, tenga formación en inteligencia de negocios y esté en capacidad de usar los visualizadores de datos o tableros de control para conectarse con las bases de datos, extraer la información requerida y “lanzarles preguntas a los datos” hasta llegar a una conclusión interesante.

 

Cabe aclarar que el periodo establecido para la recopilación y el monitoreo de los datos depende de la estrategia de cada organización. “No es lo mismo hacer el seguimiento de las ventas de una tienda de automóviles deportivos italianos de alta gama, de los cuales se venden dos al año, que hacer el seguimiento a las ventas de una aplicación de domicilios que recopila datos cada segundo”, comenta Niño.

 

¿Sabes cómo impulsar la transformación digital?
¡Aquí te contamos!

En pymes                    En empresas

 

5 beneficios específicos del Business Intelligence

Al aplicar los anteriores pasos, las empresas pueden obtener diferentes beneficios que no solo redundan en el mejoramiento de ciertos procesos, sino en las cifras globales de la compañía. La experta en marketing B2B Shelley Pursell los enumera así en una guía elaborada para la desarrolladora de software HubSpot:


Beneficios del Business Intelligence: aumento de productividad

Aumento de la productividad de la empresa. Facilita la automatización de tareas rutinarias y el perfeccionamiento de procesos.

Beneficios del Business Intelligence: genera mayor ROI

Genera un mayor retorno de la inversión (ROI). Al aportar a la eficiencia del negocio, hace que el retorno de la inversión sea más acelerado.

Beneficios del Business Intelligence: predice tendencias

Predice tendencias. Ayuda a entender lo que ya pasó y permite anticipar comportamientos para crear estrategias más eficaces en las áreas del negocio.

Beneficios del Business Intelligence: permite hacer monitoreo

Permite hacer monitoreo. Facilita el seguimiento continuo a los procesos de la organización para tomar mejores decisiones y más oportunas.

Beneficios del Business Intelligence: almacenamiento de datos

Almacenamiento. Facilita el almacenamiento de los datos clave para el negocio y su consulta cuando se requiera para tomar decisiones estratégicas.

Tal vez te interese leer:
> Iniciativas para promover la innovación empresarial en Colombia
> 5 tendencias en tecnología para las empresas en el 2021
> Transformación empresarial en época de coyuntura

 

Caso de éxito: Business Intelligence aplicado a la industria petrolera

El sector petrolero es uno de los que se ha beneficiado con el Business Intelligence, de acuerdo con el experto de KPMG, Juan Sebastián Niño. En una ocasión, esta compañía trabajó con un cliente que quería reducir el consumo de energía porque este representaba el costo más alto dentro de su operación.

Partiendo de esa pregunta de negocio, se empezó a extraer información sobre cómo estaban operando las bombas que envían petróleo a través de los ductos. Este análisis reveló que algunos operadores, debido a su conocimiento empírico, aceleraban las bombas y que, en los momentos del día en los que más se le exigía a la bomba, su productividad y eficiencia bajaba.

Esa eficiencia se calculó al relacionar datos que antes no se ‘hablaban’, como cantidad de bombeo versus consumo de la máquina. La conclusión fue que la eficiencia de las bombas no era la esperada.

“Le entregamos al cliente una herramienta para que él siguiera tomando decisiones de ahí en adelante y la compañía se benefició porque no solo empezó a tener ahorros en términos energéticos, sino que disminuyó los impactos de la operación de extracción de petróleo a mediano y largo plazo”, asegura Juan Sebastián Niño.

 

3 datos del Business Intelligence en Latinoamérica

  • Según el “KPMG 2020 CEO Outlook”, en comparación con el mundo, América Latina está rezagada en el uso del Business Intelligence. Su implementación de forma consistente se da, especialmente, en las empresas grandes.
  • El 66% de las organizaciones grandes en Latam tiene definidos programas, estrategias y tecnologías de BI. Esto no quiere decir que las de menor tamaño no los tengan. Muchas veces no se dan cuenta de que sí recopilan datos y toman decisiones basados en ellos, aunque sus herramientas tecnológicas no sean tan robustas.
  • Hace 10 años, un estudio de la UNAL planteaba que la tasa de crecimiento anual del uso de Business Intelligence era de 11,5% en el país. Hoy las empresas invierten más en esto porque reconocen la ventaja competitiva que les ofrece, pasando a una tasa de crecimiento anual del 30% o 40% en el uso de estas tecnologías.

 

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}