Skip to main content

En un momento de coyuntura como el que estamos viviendo y en una nueva normalidad donde cobran cada vez más importancia las nuevas formas de trabajo, la confianza es un factor determinante para garantizar el éxito de las empresas. Conoce por qué vigilar a los empleados puede ser mala idea y cómo potenciar su sentido de responsabilidad para lograr las metas individuales y colectivas.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de los Negocios. Es responsabilidad de los clientes y los Negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

Hasta antes de desatarse la pandemia del covid-19 muchas empresas se mostraban resistentes a las nuevas formas de trabajo. Sin embargo, en el contexto que estamos viviendo, ha sido el trabajo remoto, precisamente, el que les ha permitido a muchas personas y empresas seguir desarrollando sus actividades productivas.

Uno de los mayores aprendizajes a lo largo de esta coyuntura, es que el trabajo remoto supone un alto nivel de responsabilidad y compromiso para poder cumplir con los objetivos propuestos, a pesar de los “distractores” normales que pueda tener cada persona desde casa. Pero, además, requiere de mucho autocontrol para establecer límites en cuestión de tiempo, de tal modo que los empleados tengan un sano equilibrio entre su tiempo personal y las actividades laborales.

Sin embargo, esta no es una responsabilidad exclusiva de los empleados; las empresas juegan un papel fundamental para permitir que los colaboradores desarrollen todo su potencial en los entornos virtuales. Más allá de suministrarles a las personas sus implementos de trabajo, las organizaciones, a través de sus líderes, deben ser una fuente de confianza para los empleados, deben creer en ellos y, sobre todo, tener un especial cuidado en temas como el control y la vigilancia, que a la postre pueden abrumar a las personas.

De acuerdo con el “Cuarto estudio de penetración del teletrabajo en empresas colombianas 2018”, en ese año en nuestro país, el número de teletrabajadores fue de 122.278; sin embargo, según los datos de MinTrabajo y MinTIC, al cierre de 2020 la cifra ascendió a 3 millones. Por su parte, según un estudio de Acrip, en el punto más crítico del confinamiento el 98% de las empresas operaron de forma de remota.

Aunque es cierto que la vacuna empieza a abrir una ventana de esperanza para volver a una normalidad igual o parecida a la que vivíamos antes de la pandemia, también es cierto que algo cambió. No en vano, según el último informe de “Tendencias del consumo 2021”, hoy el 72% de empleados se sentirá cómodo con un modelo de trabajo híbrido.

Así pues, ¿cómo negar que estamos frente a una nueva realidad en cuanto a formas de trabajo? Por eso, es importante dar un paso adelante, entender estas nuevas modalidades, incorporarlas en las empresas y motivar a los empleados para que puedan desarrollarlas de la mejor manera.

Un paso adelante: de la vigilancia a la confianza en los empleados

Aunque en esta era de la información existen diversas herramientas para controlar y vigilar lo que hacen las personas en su tiempo laboral, uno de los retos más importantes para los líderes, es confiar en sus colaboradores sin necesidad de estar todos trabajando desde una oficina.

Cabe mencionar que en Colombia desde el tema laboral no hay ninguna normatividad que permita o prohíba hacer control. Pese a eso, “las empresas debemos velar por el derecho a la intimidad, al buen nombre y también garantizar el habeas data para dar un adecuado manejo a la información”, afirma Adriana Mejía Vélez, directora de Formas de Trabajo del Grupo Bancolombia.

Precisamente, nuestro equipo editorial de Actualízate conversó con Adriana Mejía para entender hasta qué punto es sano ejercer control y vigilancia de los empleados, cuál es la importancia del control y cómo garantizar que los colaboradores entreguen lo mejor de sí, pese a estar en un entorno de trabajo remoto.

Acompáñanos en este videopodcast y conoce por qué, hoy más que nunca, es fundamental dar autonomía a los empleados para obtener su mayor potencial, pues un empleado motivado, feliz y que siente la confianza de sus superiores, puede cumplir sus actividades desde cualquier parte, sin necesidad de ser vigilado y controlado.

 

3 momentos clave del videopodcast

[00:11] ¿Por qué en un momento como el que estamos viviendo hay empresas que aún ejercen tanto control?

[02:43] ¿Qué tan importante es el control y la vigilancia para verificar el cumplimiento de las funciones y deberes de los colaboradores?

[04:47] ¿Cuáles son los métodos o las tecnologías más usadas por las empresas para ejercer este control?

 

Te recomendamos leer:
> [Video] 10 tendencias del consumidor en el nuevo panorama local y mundial

> 5 tendencias en tecnología para las empresas en el 2021
> 7 prácticas para desarrollar habilidades gerenciales

 

Comillas

Las empresas deben cuidar las relaciones de trabajo basadas en la confianza, respeto, intimidad y el buen nombre. Las empresas son los trabajadores y son ellos, quienes, gracias a su conocimiento, tienen la capacidad de transformar las organizaciones. Por eso, es vital valorar siempre a las personas y sus interacciones por encima de los procesos y las herramientas.

Adriana Mejía Vélez, directora de Formas de Trabajo del Grupo Bancolombia
 

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}