Skip to main content

¿Cómo está viviendo la industria cultural en Colombia el reto de la pandemia? Consultamos a organizadores de eventos de ciudad, artistas de la televisión y creadores de teatro cuáles han sido sus mayores desafíos, cómo se han reinventado y qué esperan a futuro. Estas son sus experiencias.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de los Negocios. Es responsabilidad de los clientes y los Negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.


Contenido del artículo

- Cultura, en alerta naranja
- 4 expresiones culturales colombianas que detonaron la creatividad en medio de la crisis


Cultura, en alerta naranja

Las industrias culturales colombianas experimentan el momento más complejo de su historia porque nunca antes en el país, por lo menos en la época reciente, se había prohibido la realización de eventos masivos en espacio público, como los conciertos, así como el ejercicio de diversas manifestaciones que tienen lugar en recintos cerrados como las exposiciones de arte.

Alexander Zuluaga, gerente de Corfecali, entidad que organiza la Feria de Cali y otros eventos similares en el Valle del Cauca, afirma que la coyuntura actual también impide activar la cadena de valor del ecosistema cultural. “En el departamento escuelas de baile, bares y salsotecas han cerrado, y los artistas no tienen la posibilidad de tener ingreso alguno”, asegura.

La crisis, igualmente, ha golpeado a segmentos como el de las bibliotecas, escenarios culturales por excelencia, de acuerdo con Lina Gaviria, secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín, quien afirma que la pandemia fue el detonador que los impulsó a revisar las tendencias con respecto a cómo estaba reaccionando la cultura a la coyuntura.

“Al inicio hubo mucho aturdimiento, pero siempre tuvimos claridad con respecto a que los eventos de ciudad tendrían que cambiar y, claramente, la Feria de las Flores también. Nunca consideramos la cancelación de ningún evento. Nuestro reto siempre fue generar alternativas reales con la ciudad, los artistas y la Alcaldía”, afirma Gaviria.

Por su parte, Diana Velásquez, manager de Dany Hoyos, el hombre detrás de Suso el Paspi, coincide en que el sector continúa enfrentándose a limitantes de carácter técnico y económico, aunque la crisis ha impulsado la creatividad de los artistas que, en ausencia de un escenario con público en vivo, se han volcado a las redes sociales para no perder el contacto con sus audiencias.

“Es impresionante ver cómo artistas, actores y hasta gente del común está haciendo transmisiones o eventos en vivo por medio de las redes sociales. Eso es positivo porque genera posicionamiento y reconocimiento, pero desafortunadamente no produce ingresos, que es lo que los artistas necesitan ahora”, afirma.

Por el lado del teatro la situación no es diferente. Alexis Rojas y Natalia Ramírez, fundadores de la compañía Quinta Picota y de la productora La Resortera, aseguran que el impacto inicial de la cuarentena condujo a que diversos actores del gremio empezaran a publicar sus obras grabadas en internet, pero en esa ecuación a estos dos artistas les hacía falta un ingrediente: el público.

“Independientemente de la crisis, lo que observamos ahora es que hay empuje por parte de los artistas y ganas de seguir creando”, afirman.

El gremio coincide en que la existencia humana en un país sin arte y sin cultura genera desazón y tristeza. Por eso, estas cuatro expresiones culturales han ideado alternativas creativas para seguir llevando cultura a nuestro país en medio de esta nueva realidad.  Y en caso de que no se materialice un mejor escenario, la tecnología será su aliado vital para apalancar la sostenibilidad de la industria.
 

Te recomendamos:
¿Cómo reinventar un negocio o marca en tiempo de crisis?

 

4 expresiones culturales colombianas que detonaron la creatividad en medio de la crisis

1. Feria de Cali

Foto de Alexander Zuluaga, gerente de Corfecali

En el caso de la Feria de Cali, que se lleva a cabo a final de año, los organizadores optaron por plantearse varios escenarios. En el ideal, se podrá ejecutar el evento en el espacio público una vez se levanten las restricciones actuales. En el híbrido, se podrían realizar eventos con poco público que, además, serán transmitidos por medio de plataformas digitales.

“Si se materializa el escenario complejo, es decir que no se pueda realizar ningún tipo de encuentro físico, las tecnologías serán vitales para acercarnos al territorio o a la comunidad e iremos a llevarle la feria hasta sus casas”, dice Alexander Zuluaga.

El gerente de Corfecali, también afirma: “tenemos la esperanza de que la Feria de Cali se pueda realizar y creemos que contribuye a la reactivación económica y anímica de la región. Sin embargo, nos adaptaremos a las circunstancias y le apostaremos a la resignificación de la tecnología como un dispositivo que, incluso, nos permita llegar a públicos internacionales”.

2. Feria de Flores, Medellín

Foto de Lina Guevara Secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín

En el mismo sentido, los directivos de la Feria de las Flores también le han hecho el quite a la pandemia. La secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín explica que este año, por medio de Telemedellín, Teleantioquia, canales comunitarios y redes sociales se transmitirán los eventos de la feria, que también llegará hasta los barrios con las “caravanas de las flores”.

“Vamos a proporcionar a las personas un embellecimiento de la ciudad a través de convocatorias que abriremos para artistas plásticos, artistas urbanos y grafiteros. Además, estamos apostándole a lograr nuevas dinámicas de interacción con las personas por medio de la aplicación de la feria”, dice la secretaria.

La tecnología también cumplirá con el propósito de dinamizar la economía regional al permitirles a los organizadores contar con plataformas de ventas gastronómicas, de artesanías y de flores que, al mismo tiempo, abrirán espacios comerciales para los artistas afectados por la pandemia.

“La Feria de las Flores muestra los más bello que tienen los paisas y su espíritu inquebrantable. Esta celebración será 70% rural y esto hará que la economía de los floricultores y silleteros también se vea recompensada. Buscamos una reactivación económica del arte, la cultura y el patrimonio de una forma austera”, asegura la secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín.

¿Te gustaría invertir en una tienda virtual para vender tus productos en línea o tener un sitio web gratis? Ambas opciones son posibles con esta alianza especial para los clientes Bancolombia.

Quiero saber más

¿Tus clientes te piden poder pagar por internet? Conoce las diferentes opciones que tienes para ofrecerles:

Quiero conocerlas

 

3. Suso el Paspi

Foto de Suso el Paspi

La estrategia de Suso el Paspi va por el mismo camino, pues desde el inicio de la cuarentena su equipo decidió generar mayor contenido digital e indagar sobre las plataformas de eventos en vivo o streaming más idóneas para migrar a ellas. Fue así como crearon un teatro virtual que les permitió realizar una temporada virtual en marzo.

Sin embargo, esta nueva modalidad de los shows significó enfrentar desafíos extra. Según la manager de Dany Hoyos, “él se encuentra solo en su casa y desde ahí ha tenido que preparar sus shows sin una producción profesional, cámaras de TV profesionales o iluminación. Tuvo que crear su set solo, probar las plataformas y lograr la atención de la gente. Todo esto no ha sido fácil”.

Suso el Paspi y su equipo están programados para trabajar durante todo 2020 en el canal virtual y transmitir por esta vía tanto los programas de entrevistas como los shows corporativos. “Esta modalidad sí es sostenible. Incluso, puede continuar aun cuando regrese la normalidad porque se trata de otro tipo de producto”, dice la manager del artista.

Las redes sociales, en las que el personaje es popular, seguirán siendo su mejor vitrina, aunque esto signifique realizar esfuerzos extra para generar cada vez unos contenidos más atractivos.

4. Quinta Picota y La Resortera

Foto del equipo La Resortera: Diana Alfonso y Iván Carvajal, Natalia Ramirez y Alexis Rojas.jpg

Una experiencia similar tuvo el equipo de Quinta Picota y La Resortera que, contra todos los pronósticos, decidió hacer un experimento de radioteatro. Alexis Rojas y Natalia Ramírez recuerdan que la noticia sobre la cuarentena los tomó por sorpresa mientras presentaban su obra “Barrio malevo” en el Teatro Casa E. Cancelaron la temporada y apareció la pregunta ¿qué vamos a hacer?

Con la convicción de que el teatro se hace frente a la gente, le dieron la espalda a los populares Live o eventos en vivo y se plantearon la posibilidad de ofrecer una obra vía telefónica. Tras las respectivas pruebas técnicas, se decidieron por la teleconferencia y empezaron a buscar una historia que fuera atractiva por sus componentes de sonido para quien estaba al otro lado de la línea.

Así nació el proyecto ‘Dramafónicos’. Para participar en las “call story”, el espectador hace una reserva, compra su tiquete y, a la hora acordada, recibe una llamada para escuchar la obra que se hace en vivo y con sonido real siguiendo la técnica “foley”, que permite recrear ambientes y sonidos con utensilios cotidianos.

“A la obra le hicimos todo un preámbulo, como si se fuera a estrenar en el teatro, con piezas publicitarias para generar expectativa. El público está encantado con la temporada que se estrenó en mayo. Se piensa que la obra es grabada y la sorpresa es grande cuando se descubre que es en vivo. Para nosotros es emocionante escuchar los aplausos al final”, afirman los creadores.

Los shows corporativos también son una de las apuestas de La Resortera, que se ha especializado en llevar mensajes mediante el teatro a los colaboradores de las organizaciones, según sus necesidades particulares. Ahora, a partir de su experiencia con Dramafónicos, esta productora se plantea la posibilidad de que estas historias puedan llegar a sus clientes por medio del teléfono.

Paralelamente, avanzan en la adaptación de la obra “Barrio malevo” y en la creación de cinco historias más que harán parte de la programación de Dramafónicos hasta diciembre de 2020.

 

Comillas

“No hay muchas ayudas para los artistas, pero queramos o no, tenemos que seguir creyendo en nuestras ideas y tratando de que el público venga hacia nosotros. Somos unos guerreros de la taquilla”.

Alexis Rojas y Natalia Ramírez, fundadores de la productora.
 

 

Las industrias culturales han encontrado en la tecnología un aliado clave para reactivarse en este complejo momento. La creatividad es el motor con el que estos empresarios se proponen salir adelante.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámanos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}