Skip to main content

Las juntas directivas son órganos imprescindibles encargados de velar por el cumplimiento de los objetivos estratégicos en las organizaciones. Sus miembros tienen responsabilidades de alto impacto porque los negocios cambian a gran velocidad. Conoce aquí cuáles son esas labores de los integrantes de las juntas.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.


Contenido del artículo

- El rol de los miembros de junta directiva
- Riesgos que asumen los miembros de una junta directiva
- Cuatro claves para ser un miembro valioso de junta directiva


El rol de los miembros de junta directiva

La junta directiva de una empresa, de acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia, “tiene la responsabilidad general sobre toda la compañía, incluyendo la aprobación y la supervisión de la implementación que haga la alta gerencia de los objetivos estratégicos, la estructura de gobierno y la cultura corporativa”.

Sin embargo, esta definición se ha reevaluado con el tiempo, de manera que la junta directiva ya no solo se concibe como un órgano extremadamente formal conformado por personas que se reúnen periódicamente para evaluar estados financieros, sino que es un participante más activo con respecto a la solución de las necesidades y la planeación en la organización.

De esta forma, los miembros de la junta directiva subsanan uno de los principales desafíos a los que se enfrentan estos empresarios: la soledad en la toma de decisiones, la ejecución de proyectos o la implementación de nuevas ideas. De hecho, los miembros de junta directiva se convierten en valiosos elementos para su equipo.

El acompañamiento de la junta directiva está atado a una remuneración, por lo que los empresarios no tienen la suficiente confianza para contactar a los miembros de su junta en espacios diferentes a los de las reuniones formales para hablar de temas cotidianos de sus negocios. Sin embargo, una junta es más efectiva cuando los directivos pueden contar con ella en todo momento y, en particular, cuando se mantienen al tanto de lo que ocurre con sus equipos de trabajo y los clientes.

Riesgos que asumen los miembros de una junta directiva

Cuatro claves para ser un miembro efectivo de junta directiva: conectarse con los colaboradores, prepararse adecuadamente, participar activamente y aceptar la disciplina.

Ser miembro de junta directiva también implica obligaciones, responsabilidades y riesgos que quienes pertenezcan a ellas deben tener presentes al momento de aceptar ocupar este rol con el fin de evitar situaciones que puedan afectar tanto su reputación como la estabilidad del negocio que asesoran.

La responsabilidad, derechos, obligaciones y deberes de los administradores, incluidos los miembros de junta directiva de las sociedades, se encuentran consagrados en los artículos 23, 24, 25 y 26 de la ley 222 de 1995. De acuerdo con esta norma, los miembros de junta deben responder de manera solidaria e ilimitada por los daños que se generen a la empresa, los socios o terceros afectados por dolo o culpa en sus actuaciones. Cabe señalar que quienes no hayan tenido conocimiento de la acción u omisión que generó el perjuicio, o hayan votado en contra no se verán afectados.

Así mismo, la abogada Sandra Jaramillo explica que otro de los riesgos es participar en la junta de una organización que no cumpla con los estándares legales y éticos en algún nivel, desde los accionistas hasta los empleados.

Si existen dudas al respecto es clave involucrarse con la organización para despejar todas las inquietudes sobre lo que ocurre en el día a día de la compañía. También es aconsejable lograr un acercamiento con los directivos y sus colaboradores inmediatos, para conocer detalles de los procedimientos que efectúa la empresa y determinar si se está incurriendo o no en conductas cuestionables.

 

¿Sabes cómo hacer una planeación estratégica?
¡Conoce aquí una guía práctica para hacer la planeación estratégica de tu negocio!

 

En otros casos, un empresario puede ser invitado a ser miembro de junta de una organización que no está realmente interesada en ese apoyo y solo desea cumplir con el requisito. En estas circunstancias es mejor rechazar la invitación para evitar malentendidos más adelante o ver frustradas las propuestas planteadas.

Igualmente, el miembro de junta directiva se expone a trabajar para una empresa que no conoce, lo que puede conducir a que se le oculte información relevante sobre el negocio. Por eso, la confianza que exista entre este asesor y los directivos de la empresa, es vital para conocer a fondo la manera en que opera el negocio y los propósitos de sus accionistas.

Además, es posible que quienes integren las juntas directivas se conviertan en la “ficha” de algún otro miembro de la junta o directivo de la empresa que busque obtener beneficios particulares. Por eso, están llamados a hacer prevalecer el bien de la organización y los intereses corporativos sobre el bien individual, así como a generar confianza a todos los accionistas por igual.

Opinión de Sandra Jaramillo, abogada, máster en administración de negocios y miembro de diversas juntas directivas sobre cómo actuar éticamente en una junta directiva.

 

Cuatro claves para ser un miembro valioso de junta directiva

La abogada Sandra Jaramillo da cuatro claves para ser un miembro de junta directiva efectivo:

Cuatro claves para ser un miembro efectivo de junta directiva: conectarse con los colaboradores, prepararse adecuadamente, participar activamente y aceptar la disciplina.

  • Conectarse son los colaboradores de la empresa y con los clientes. Es clave entender que las condiciones de operación y las generaciones han cambiado, por lo tanto, se deben poner sobre la mesa otros aspectos que van más allá del resultado económico: la sostenibilidad, el impacto ambiental y las relaciones con la comunidad.
  • Prepararse de manera adecuada. Leer y analizar con detenimiento los informes y documentos enviados por los directivos de la empresa antes de cada reunión y, si no recibe la información, solicitar su entrega oportuna. Además, investigar sobre el sector en el cual opera la empresa y las tendencias de negocios que impactan el desempeño.
  • Tener una participación más permanente y activa en la organización. Es decir, complementar la presencia en las reuniones periódicas con acercamientos a los directivos de la empresa, así como a sus más cercanos colaboradores.
  • Aceptar la disciplina que exige la junta. Abogar para que las reuniones se realicen periódicamente y de manera continua; promover la formalidad en las reuniones, hacer seguimiento de actas o acuerdos y velar por el cumplimiento de los compromisos pactados.

 

 

Junta directiva: ¿cuáles son sus funciones y responsabilidades?

Recuerda: ser miembro de junta directiva implica un alto nivel de responsabilidad, no solo con el equipo directivo de la organización, sino también con los colaboradores, socios, clientes y otros stakeholders. Además, es necesario prepararse adecuadamente y tener criterio para tomar decisiones que pueden tener un gran impacto en el rumbo de las empresas.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}