Skip to main content

Elegir con sabiduría a los miembros de la junta directiva es el primer paso para lograr que este cuerpo del Gobierno Corporativo impulse el crecimiento del negocio. Conoce aquí la mejor manera de sacarle provecho a las juntas directivas.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.


Contenido del artículo

- ¿Cuáles son las funciones de una junta directiva?
- Criterios para elegir los miembros de junta directiva
- Reglas claras para las juntas directivas
- Errores más frecuentes a la hora de conformar una junta directiva


Conformar una junta directiva para su negocio, significa tener la capacidad de contribuir al desarrollo de su empresa, tener una visión de futuro, prever los riesgos y saber aprovechar las oportunidades.

¿Cuáles son las funciones de una junta directiva?

De acuerdo con Gonzalo Gómez Betancourt, director general de Legal and Management Consulting Group, la junta directiva también participa en la elaboración de la estrategia, en su aprobación y colabora para que se lleve a cabo.

Estas son algunas de las funciones más relevantes:

  • La junta directiva revisa que la estructura de la organización esté acorde con la estrategia.
  • Se preocupa por los sistemas de compensación y evaluación de los ejecutivos.
  • Vela para que se paguen salarios de acuerdo con el mercado y en coherencia con el mismo.
  • Ayuda a diseñar el plan de sucesión de la alta gerencia y de desarrollo del cuerpo de dirección.
  • Se encarga de advertir sobre los riesgos que puede enfrentar la organización, entre otras cosas.

Claves para elegir una junta directiva efectiva

Una junta directiva sirve para que la gente sienta que está en una empresa que respeta a todos los stakeholders y a la vez permite atraer inversionistas. Estas son las claves para elegir a los miembros:

  1. Los miembros de junta deben ser personas a las que no se pueda manipular, que sean mejores que el gerente, que aspiren a lo mejor sin miedo, que podrían generarle valor a su negocio. Ese conocimiento vale, por ejemplo, En Estados Unidos pueden cobrar 10.000 dólares; en Colombia, una empresa grande, puede pagar hasta 2.000 dólares por sesión.
  2. Para evitar conflictos de interés, deben ser elegidos por un consejo de socios que seleccione a las personas más idóneas. “Esa junta se convierte en el jefe; los dueños deben tener claro que van a tener jefes y deben reportarles”, anota Gómez.
  3. Los miembros de junta directiva deben saber leer un balance, entender de finanzas y de impuestos, entre otras cosas.
  4. Una junta directiva debe tener mínimo tres miembros para generar discusión y diálogo, y máximo nueve. Según un estudio de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), el número ideal está entre 6, 7 y 8 personas para empresas que cotizan en bolsa; el mínimo de una empresa mediana debe ser de 4 a 6.
  5. La junta directiva la eligen los accionistas, no el gerente general.

 

Lo ideal es buscar a empresarios o gerentes generales que ya han demostrado con su experiencia, lo exitosos que son; personas que admire y respete por sus logros y su manera de trabajar, por la trayectoria que han marcado, por las huellas que han dejado. Ellos ya hicieron el trabajo, y sin duda, le ayudarán a hacerle más corto el camino hacia el crecimiento.

 

 

Reglas claras para las juntas directivas

Si ya decidió tener su junta directiva y está pensando en esos perfiles, debe plantear las reglas del juego para tener el procedimiento claro desde el principio. También, es una opción construirlo en la primera sesión de la junta.

Claves para las juntas directivas

Se recomienda que para facilitarle el trabajo a los miembros de la junta directiva realice una inducción sobre la empresa: visitas a las instalaciones, la planta de producción, además de conocer al personal, los principios y valores, su historia, entre otros.

Errores más frecuentes a la hora de conformar una junta directiva

Pese a la importancia que tiene la junta directiva, en Colombia y Latinoamérica aún se cometen muchos errores a la hora de conformarla por desconocer el potencial de este órgano consultivo o por seguir concentrando el poder de decisión en el gerente general, especialmente si se trata de empresas pequeñas o familiares.

“El primer problema de gobierno corporativo es que se cree que la junta directiva debe ser una representación de la participación accionaria: cada socio pone un determinado número de miembros”, comenta Gonzalo Gómez. “De esta forma, los miembros de junta solo representarían los intereses del accionista que los escogió. Casi que se confunde la asamblea general de accionistas con la junta directiva”.

Lo ideal es conformar juntas que cuenten con miembros independientes. Sin embargo, en Colombia la ley autoriza a tener solo el 25 por ciento de miembros independientes: Si la junta está conformada por cinco miembros, sólo uno deber ser independiente, muy distinto a lo que sucede en otros países de Europa o en Estados Unidos, donde se puede llegar incluso al 50 por ciento.

La palabra independiente indica que esas personas pueden aportar mucho más en favor de la organización y de todos sus stakeholders, y no solo a los accionistas que solo esperan mayores dividendos o beneficios en intereses propios. “Por sacar más dividendos pueden hacerle daño al cliente, al proveedor, a otros accionistas y no necesariamente están cuidado la integralidad de la empresa”, agrega Gómez.

Suponiendo que las empresas tienen claro este punto y quieren tener miembros independientes en su junta directiva, muchas veces se enfrentan a una barrera: en Colombia no hay muchos ejecutivos que sepan ejercer este rol de manera profesional.

“Cuando piensan en profesionales independientes, cometen el error de buscar a personas expertas en un área particular como finanzas o mercadeo, pero no se trata de eso. Ellos pueden ser asesores para temas puntuales”, dice Gómez, quien recomienda que a la hora de elegir las personas que ocupen las sillas de la junta directiva se debe pensar “en gente mucho mejor que ellos mismos, que realmente sean independientes porque no necesitan la plata, sino que quieren devolverles a los empresarios algo del aprendizaje y la experiencia de ellos. Uno debe encontrar a personas que respete y admire por lo que han hecho”.

Banner miembros junta directiva

En Colombia y Latinoamérica aún se cometen muchos errores a la hora de conformar una junta directiva ya sea por desconocimiento del potencial de este órgano consultivo o por concentrar el poder de decisión en el gerente general, especialmente si se trata de empresas pequeñas o familiares. Conozca las claves para lograr juntas directivas efectivas para su negocio.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}