Skip to main content

El consumo de energía es uno de los factores que más incide en la productividad de los negocios. Por eso, José Manuel Restrepo, ministro de Comercio Industria y Turismo, señala que se incluyó dentro de los propósitos del programa Fábricas de Productividad. Esta iniciativa pretende mejorar la productividad de 4.000 mipymes en los próximos tres años. ¿Quieres ser más eficiente en tu consumo de energía? Aquí te contamos qué alternativas tienes para lograrlo.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

¿Qué es la productividad empresarial?

Un negocio es productivo cuando tiene procesos eficientes, costos reducidos e indicadores que le permiten desarrollar las actividades en el tiempo de respuesta establecido con el cliente.

En ese sentido, “la productividad de una empresa mejora en la medida en la que reduce costos y tiempos de producción y optimiza sus recursos, tanto materiales como de trabajadores”, señala el servicio Colombia Productiva, del Programa de Transformación Productiva (PTP).

Por ejemplo, al implementar técnicas de programación de la producción, las empresas lograron un mejor uso de su maquinaria, lo que se reflejó en un menor número de paradas no programadas y en un uso que está más acorde con su velocidad. Las compañías intervenidas obtuvieron un 24% de mejoras en estos procesos.

Además, redujeron en un 21% el costo de sus productos al mejorar sus procesos y ahorrar en gastos. Paralelamente, consiguieron aumentar la satisfacción del cliente en un 15% al ser capaces de brindarles no solo una mejor oferta, sino un mayor número de productos con la calidad esperada y en el tiempo estipulado.

¿Por qué los negocios no son eficientes en el manejo de su energía?

El servicio Colombia Productiva, del Programa de Transformación Productiva (PTP), iniciativa que busca que tanto las pymes como las grandes empresas optimicen el consumo de energía, publicó hace algunos meses un resumen sobre los 10 errores que hacen que las pequeñas y medianas empresas sean menos productivas y algunas sugerencias para superarlos:

Infografía pymes menos productivas

No todos los negocios registran los mismos resultados porque no tienen la misma estrategia. Es más, incurren en conductas que menguan su capacidad de ser productivos lo que, de paso, se traduce en una carga financiera que en ocasiones se hace difícil de llevar. De ahí la importancia de buscar alternativas para ser más sostenibles.

“8 de cada 10 empresas emplean equipos de alto consumo energético, lo que indica que no están ejecutando estrategias tendientes a lograr su eficiencia energética”. Programa Colombia Productiva

Cómo está Colombia en eficiencia energética

Teniendo en cuenta esas falencias que se presentan en las empresas colombianas desde hace años, y con el fin de cumplir con los pactos internacionales que se han suscrito en términos medioambientales, el Ministerio de Minas y Energía elaboró el “Plan de acción indicativo de eficiencia energética 2017 – 2022”.

En este se establecen las acciones que deberán ser tenidas en cuenta por diferentes actores de la sociedad para lograr metas en términos de eficiencia energética con el objetivo de que así, a su vez, se impacte positivamente en la competitividad del país.

Según el plan, la demanda interna de energía eléctrica tendrá un crecimiento sostenido durante los próximos años y un aumento de, aproximadamente, el 52% a 2030, lo que pone el foco sobre la importancia de alcanzar la eficiencia energética para así suplir las necesidades de la oferta, pero también reducir las emisiones de efecto invernadero.

 

Tal vez te pueda interesar: Eficiencia energética en el agro

 

Sectores con mayor consumo de energía en Colombia

Las apuestas se enfocan en dos frentes: la forma en que los usuarios valoran la energía que consumen y la forma como hacen uso de este recurso.

Infografía sobre medidas de eficiencia energetica

Apuesta del sector público por la eficiencia energética

En línea con esas directrices del Ministerio de Minas y Energía, tanto el sector público como el privado le están apostando a lograr la eficiencia energética a nivel empresarial y personal. Uno de los programas bandera que busca potenciar el nivel de productividad de las compañías se denomina Fábricas de Productividad, cuyo piloto inició en septiembre de 2018.

Creado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y liderado por Colombia Productiva, este programa busca que las industrias puedan “producir más, con mejor calidad y mayor valor agregado”. El apoyo a ellas por parte del Gobierno incluye asistencia técnica a cargo de entidades como el PTP e iNNpulsa Colombia y acompañamiento de Bancóldex.

Los negocios que hacen parte de esta iniciativa son asesorados en el diseño de un plan de acción de “Buenas Prácticas Operacionales Energéticas (BPOEs)” que les permite establecer metas e indicadores de desempeño que deben mejorar a lo largo de su participación en el programa hasta que el ahorro de energía se convierta en un eslabón fundamental de su cultura empresarial.

Tras su paso por el programa, en 2018, las empresas lograron mejorar la eficiencia de su maquinaria y, como consecuencia, reducir tiempos de producción, lo que se tradujo en mayor capacidad productiva y en la disminución de costos durante ese proceso. Para la muestra está el caso de Productos Calima, especializada en la fabricación de snacks.

Alternativas para lograr eficiencia energética en las pymes

Ziklo Solar

La meta de aumentar la eficiencia energética en las compañías también ha dado origen a empresas como Ziklo Solar, que cuenta con dos líneas de negocio. La primera es la de iluminación externa para el sector privado y el de grandes constructoras, aunque están incursionando en el público a través de contrataciones con terceros para entidades como la Cuarta Brigada del Ejército en Medellín. La segunda es la de autogeneración de energía enfocada en dos nichos: la industria, especialmente las pymes, y los hogares.

“Somos una empresa que busca mayor rentabilidad para nuestros clientes y estamos siempre enfocados en el medio ambiente. Quienes optan por nuestra alternativa de energías renovables pueden acceder a los beneficios tributarios contemplados en la Ley 1715 de 2014 y en la Resolución 030 de 2018, así como acceder a un proyecto que logra pagarse solo”, explica Tomás Vélez, fundador de la empresa junto a su familia.

“El consumo mínimo que requerimos es de 400 kilovatios, y eso en Medellin equivale a una factura de $300.000. Estamos en un rango entre ese valor y los $300 millones. Si una empresa, por ejemplo, está consumiendo 100.000 kilovatios le decimos qué porcentaje puede llegar a ahorrar con nuestro sistema –comenta el empresario-. Pero eso no es todo, nuestros clientes también pueden volverse generadores de energía, es decir que por un lado ahorran dinero y, por el otro, reciben ingresos al vender sus excedentes al comercializador de red de energía que es EPM”.

De hecho, Ziklo Solar es la empresa que más proyectos de este tipo tiene inscritos frente a las Empresas Públicas de Medellín. Estos representan un 80% del total.

¿Cómo funciona?

El sol ilumina los paneles que transforman sus rayos en energía. Esta se dirige a un aparato llamado Inversor GT que, a su vez, la direcciona a las máquinas que la requieran para funcionar. Si hay un excedente de energía, este pasa a un medidor bidireccional que puede integrarla a la red. La vida útil de estos activos es de 25 años. Es más, el fabricante garantiza que en ese tiempo los paneles solares no se habrán degradado más de un 20%.

Ziklo Solar otorga beneficios especiales a sus clientes de banca pyme. Si no tienen recursos para invertir en los activos, la compañía suministra su información a Leasing Bancolombia, previa autorización, y esta área de la entidad determina el dinero que puede prestarles a los clientes y la forma de pago.

 

Conoce más sobre el Leasing Verde y cómo generar un impacto ambiental positivo

 

Azimut Energía

Nació hace 12 años, con el propósito de acompañar a las empresas en sus planes de eficiencia energética. Actualmente, la compañía tiene un modelo de negocio que les permite a sus clientes pagar menos por la energía gracias a la generación distribuida o in-situ, es decir a la que se produce con pequeñas fuentes en el mismo lugar donde se va a usar, en vez de hacerlo a kilómetros de distancia en una planta.

“Los retornos para los clientes difieren según la tecnología, el más rápido es el de la iluminación LED que puede verse en dos o tres años. En los sistemas de generación de frío el retorno es de seis meses a un año, con paneles solares tarda aproximadamente siete años”, señala Uribe y recalca que la vida útil de los aparatos que ofrece Azimut puede ser de 25 años.

Los clientes pueden aprovechar la alianza de Azimut Energía con Leasing Bancolombia, que les permite acceder a la financiación de proyectos como los que generan biomasa a partir de un residuo orgánico. “Con Bancolombia financiamos un proyecto de generación de energía con cascarilla de arroz. Lo que hacemos es tomar ese residuo y darle valor a partir de nuestra tecnología para generar ahorros energéticos del 15 o 20% en las empresas”, explica Uribe.

Leasing Bancolombia puede desembolsar el dinero a la empresa o al cliente. Entre estos dos se establece un contrato por cinco años que se va a materializar en unos ahorros de la empresa que pueden pagar el costo del proyecto. El modelo de pago se ajusta según el cliente y el dinero se reembolsa directamente a Bancolombia.

Beneficios tributarios para promover la eficiencia energética

La ley 1715 de 2014 es una de las normas que establece incentivos para las empresas que le apuestan a la eficiencia energética. Estos se resumen en cuatro beneficios:

  1. Se excluye del IVA a “los equipos, elementos, maquinaria y servicios nacionales o importados” que se destinen a proyectos de generación de energía a partir de fuentes no convencionales.
  2. Se exime del pago de aranceles de importación a máquinas, equipos, materiales e insumos que se empleen en proyectos de generación de energía a partir de fuentes no convencionales.
  3. Se establece que el periodo de depreciación de los activos es de cinco años, aunque su vida útil en realidad puede superar ese periodo.
  4. Se establecen deducciones de renta. Según Tomás Vélez, cofundador de Ziklo Solar, del total de la inversión que una empresa haga en equipos solares, puede descontar hasta el 50% de ese valor de su renta líquida para el siguiente año. Ese valor no puede ser superior al 50% de la renta líquida del año en el que se está usando el beneficio. Si fuera superior el beneficio sobre la renta, se tienen cinco años para hacer uso del beneficio tributario.

 

Por otro lado, la Resolución 030 de 2018, formulada por el Ministerio de Minas y Energía, regula “aspectos operativos y comerciales para permitir la integración de la autogeneración a pequeña escala y de la generación distribuida al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”.

Aumentar la eficiencia energética en las compañías ha dado origen a empresas como Ziklo Solar y Azimut Energía quienes buscan ofrecer las mejores opciones para que los procesos del negocio generen un impacto positivo en el planeta.

 

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}