Skip to main content

Pedro Enrique Sarmiento, considerado uno de los principales abogados tributaristas del país por Chambers and Partners, habla sobre la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

De acuerdo con Pedro Sarmiento, Tax and Legal Partner de Crowe Horwath Colombia, es necesario que los empresarios empiecen a realizar una evaluación de la implementación de las NIIF, la cual debió hacerse de acuerdo con su tamaño y entorno de negocios. Argumenta que para ello no hay que esperar a que el 31 de diciembre la legislación sorprenda a los empresarios y que en esa sorpresa quede gran parte de sus ingresos de 2017. 

¿Cómo va la implementación de las NIIF? 

Eran una necesidad sentida para establecer unos estándares empresariales que le permitieran a Colombia ser comparable con estados financieros de otras latitudes. Veníamos de un sistema contable influenciado por los aspectos tributarios y lo que se pretendió fue darle autonomía y generar modelos reales en donde hubiera una mejor forma de comparabilidad internacional. Esa necesidad fue producto del proceso de globalización del país, lo que representó cambios sustanciales en las empresas, así que hoy la totalidad de las obligadas ya debieron haber hecho la implementación, máxime cuando a partir del 1 de enero de 2017 estas normas son base específica para la tributación en Colombia. No se trata solo de ver cómo expreso mis estados financieros, sino cómo cumplo mis obligaciones tributarias.

¿En qué va el cronograma? 

Está vencido, este año entraron las pymes y la Superintendencia de Sociedades impartió las instrucciones y las circulares correspondientes. Ahora las organizaciones deben medir los impactos, pues no es solamente el hecho de que podemos conocer las normas e implementarlas, sino que el punto más relevante es que se deben adaptar a cada empresa, porque cada una tiene una situación particular y en su entorno de negocios debe tomar decisiones para establecer su propia política.  

¿Qué tan complejo ha sido el proceso para las pymes? 

En las pymes encontramos falta de conocimiento en las disposiciones, pero ya no hay vuelta de hoja, la perspectiva tributaria impone sanciones y hay un gran descuido del empresariado colombiano. Por ejemplo, esperan un decreto reglamentario de la última reforma tributaria (Ley 1819 de 2016), pero todo el régimen y el libro contable rigen desde el 1 de enero de 2017. Lo que había dicho la Ley era que después de cuatro años de implementar las NIIF, el Gobierno tomaría decisiones frente a la tributación, es decir evaluaría una reforma que reconociera o no a las normas. Se tomó una decisión muy importante que no ha sido medida en su dimensión y es que, frente a los impuestos rige la norma contable, incluso podríamos decir que las NIIF ya deben estar en el libro fiscal. Al terminar el 2017 el ideal es que el empresario responsable haga una evaluación a nivel contable y tributario para saber si a 31 de diciembre, los cambios lo benefician o tiene que pagar mayores tributos. 

 ¿Cuáles han sido los riesgos de la implementación? 

Puede que desde la perspectiva de la implementación la mayoría cumplieron con los plazos, con las reglas de inicio y con los procedimientos básicos. La Superintendencia está vigilando y llamando al cumplimiento a las empresas que están rezagadas. Pero ese no es el problema, seguramente no habrá sanciones sobre el particular, la cuestión es que esas normas son la base para la definición de los temas tributarios. Por ejemplo, hay cambios significativos en propiedad, planta y equipo que después de la reforma tributaria tienen dos formas de manejarse, una manteniendo el costo fiscal y otra con unas reglas diferentes. Puede que no haya una sanción por no implementar las NIIF, pero sí la hay por no cumplir con las obligaciones tributarias, así que si las empresas no tienen los elementos básicos van a tener que pagar más impuestos o se expondrán a riesgos tributarios graves. 

¿Cómo ha sido el acompañamiento de la Superintendencia de Sociedades, en especial a las más pequeñas? 

Nunca se llega a que todos reconozcan que fue suficiente, siempre hay excusas, pero para mí la Súper ha cumplido en debida forma lo que le corresponde: hay claridad normativa, el tema está socializado y lo suficientemente ilustrado. Respecto al régimen sancionatorio ha sido discreta y ha usado la vía de la persuasión y no de la sanción, que como le digo hoy están más en los efectos del régimen tributario.

Las pymes se han enfocado más en cumplir con los requerimientos del Estado que por la innovación, y que este tema los tiene preocupados ¿cuál es su opinión? 

En efecto somos un país muy normado y hemos bajado en los escalafones de competitividad en la facilidad para hacer negocios, y eso hace que un empresario tenga que dedicar demasiados esfuerzos al cumplimiento tributario, societario y que sea difícil sobrevivir el día a día. Cada vez los procesos del Estado son más complejos, pero también hay que reconocer que tenemos un empresariado que se ha fortalecido y seguramente logremos superar esa posición de Colombia frente al mundo. El control de la corrupción es nuestro principal azote, por ejemplo, afectan los altos índices de informalidad, pues si no se cumplen las obligaciones se está haciendo competencia desleal frente al manejo del IVA y el contrabando y ese es uno de los principales puntos que hace difícil el desarrollo equitativo del país.  

¿Con estas normas se le pone límite a la evasión y la elusión fiscal? 

Creo que Colombia tiene un sistema tributario inmensamente complejo y que la última reforma tributaria no fue estructural, por eso es probable que el primer acto del nuevo gobierno sea proponer una nueva reforma tributaria. Pero así y todo se han venido adoptando normas internacionales como las acciones BEPS, que son unas que recomienda la OCDE para que el país las convierta en Ley y evite que las multinacionales trasladen las utilidades que deben generar impuestos en Colombia a otra jurisdicción. En eso nuestro país hizo un gran esfuerzo, pues regula temas en precios de transferencia, en empresas vinculadas del exterior, en capitalizaciones y en un sin número de manejos dirigidos a que la gran evasión esté controlada.  

Y es que la gran evasión no es la de las pymes, es la de las multinacionales que tienen todos los instrumentos de planeación para que la tributación sea cada vez menor. Por eso hay que atacarla y fortalecer el cumplimiento de los pequeños. Sabemos que a todos nos pegó duro el incremento del impuesto a las ventas y que eso ha desacelerado la economía, pero el país va por buen camino y seguramente requerirá de ajustes. Creo que Colombia seguirá el ejemplo de Estados Unidos para fortalecer las empresas con menores impuestos, lo que a su vez genera mayor rentabilidad, más reinversión y mayor desarrollo. 

¿Estos nuevos modelos también han representado mejores oportunidades para los contadores? 

Sí, la profesión cambió. Encontramos que los perfiles han sido ajustados en su totalidad, tenemos expertos bilingües, con conocimiento en temas internacionales, de auditoría, de impuestos, más que conocedores de la aplicación se busca que sean asesores empresariales y un instrumento de los gerentes, su mano derecha. 

¿Cómo ve las perspectivas en el mediano plazo? 

Las perspectivas del país son buenas, superando toda la etapa electoral confiamos que tengamos un excelente gobierno en los próximos cuatro años y eso nos da seguridad para el futuro. 

Conclusiones Niif

Desde el 1 de enero de 2017 la ley estableció las NIIF para las empresas obligadas a implementarlas. Las NIIF son un lenguaje común internacional sobre la presentación de estados financieros que en Colombia son la base para la tributación.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos