Skip to main content

Hacer un aprovechamiento real de los Tratados de Libre Comercio (TLC) que ha suscrito el país, representa para los empresarios colombianos mayor competitividad, reducción de costos de operación, acceso a productos libres de arancel, nuevos mercados para potencializar su producto, entre otros. ¿Ya les has sacado provecho? Descubre cómo hacerlo.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

Los TLC son claves para el crecimiento de las empresas. Juan Simón Arboleda, encargado del área de internacionalización de clientes pymes Bancolombia, explica que convertirse en exportador es el mejor camino para que los negocios crezcan de manera rápida. “Hay que aprovechar las oportunidades que vienen con los TLC, los empresarios pueden posicionarse en los mercados internacionales de una manera muy sencilla sin ser empresas con grandes capitales o que llevan mucho de tiempo de constituidas. Hay muchos pequeños negocios que ya lo están haciendo y es porque han visto en la internacionalización más una facilidad que un problema. Yo los invito a que piensen en grande.”

Testimonio de empresario sobre los beneficios de la importación

Para aprovechar los beneficios de los mercados internacionales como lo hace Santiago, conoce el contexto de los tratados de libre comercio, sus beneficios y desventajas, el panorama en el país y, por supuesto, define la forma más estratégica para empezar el proceso de internacionalización en tu empresa.

¿Qué son los tratados de libre comercio?

Los tratados de libre comercio (TLC) están definidos como acuerdos entre dos o más países para facilitar el comercio de productos y servicios. En la práctica se trata de la eliminación o reducción de barreras arancelarias para los bienes y los servicios comercializados entre las partes. 

Tipos de acuerdos comerciales

Los pros y los contras de los acuerdos comerciales

Según el informe que recientemente entregó el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) sobre los acuerdos comerciales vigentes hasta ahora en Colombia, estos son los beneficios que trae la firma de tratados de libre comercio para un país:

Beneficios

  • Enfoque en la producción más competitiva del país.
  • Crecimiento de la productividad industrial.
  • Acceso a productos a menor precio y de mejor calidad.
  • Mayor productividad laboral y mejores sueldos.
  • Acceso a nuevos mercados para las exportaciones.
  • Tiempo prudencial para la adaptación progresiva de las empresas a las reglas de juego (eliminación gradual de aranceles).
  • Protección temporal de la producción nacional (las salvaguardas).
  • Terreno nivelado para participar. Definición de normas de origen, sanitarias, fitosanitarias y normas técnicas.
  • Mecanismos de solución de controversias (protege a los exportadores de restricciones arbitrarias).
  • Mayor inversión local y extranjera.
  • Modernización institucional acorde con los estándares internacionales a nivel logístico, laboral, legal, ambiental, productivo, entre otros.
  • Fortalecimiento de las capacidades empresariales.

 

Un acuerdo comercial, entonces, debe evaluarse por sus resultados en el bienestar, la reasignación de recursos, la especialización de sectores en la economía, la productividad factorial, la atracción de la inversión extranjera, el flujo de personas, entre otras variables, pero los beneficios de los acuerdos comerciales pueden tardar en materializarse o estar afectados por situaciones coyunturales.

En este sentido, es importante resaltar que los TLC no generan cambios por sí mismos, simplemente abren oportunidades que los países pueden o no aprovechar. Por tal razón es necesario acompañar los acuerdos con políticas internas de desarrollo y adecuación logística y normativa que permitan “sacarle jugo”.

Desventajas

Hablar en términos genéricos de las desventajas inherentes al firmar acuerdos de libre comercio es difícil, pues en la medida en que haya más flujos de comercio con menos obstáculos, los países se benefician. Pero se puede decir que las desventajas dependerán de las posiciones empleadas por los países en las negociaciones, siempre que éstas no reflejen el interés de todos los implicados.

Considerando eso, algunos especialistas en el sector han expuesto sus opiniones frente a los TLC manifestando algunas desventajas. Por ejemplo, el exdirector de la División de Comercio Internacional e Integración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Osvaldo Rosales, y el economista senior de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad, por su sigla en inglés), Alex Izurieta, concluían que los acuerdos entre países con una economía desarrollada y países emergentes no son tan equitativos, diferente a los convenios multilaterales que sí tratan de equilibrar el papel de las economías.

En ese contexto enumeraban algunas desventajas:

  • Las economías emergentes tienden a perder porque los tratados de comercio no se realizan con base en las diferencias que existen entre las partes.
  • Puede generarse una competencia insostenible para los mercados locales que no están al mismo nivel de industrias que generan un producto más barato, como es el caso de China destacado por sus menores costos laborales.
  • Se puede incurrir en prácticas del ‘todo vale’, incluso sobrepasando los límites ambientales, para ser competitivos con otros países.
  • Puede darse una dependencia de los mercados locales en las importaciones mundiales, lo que genera un aumento en la inestabilidad económica interna.

 

El panorama en Colombia

En el caso de Colombia, el exministro de Comercio Exterior, Carlos Ronderos, considera que todavía no se podría hacer un análisis juicioso de los tratados de libre comercio porque, hasta ahora, ni las grandes empresas ni las pymes han aprovechado al máximo los beneficios que ofrecen los acuerdos que están vigentes actualmente.

“Dentro de los TLC el tema de desgravación arancelaria es solo una mínima parte de las negociaciones, pero si no hay acceso real y normas sin obstáculos técnicos será muy difícil que las empresas pequeñas puedan aprovecharlos”, dice Ronderos.

En eso coincide el vicepresidente de Analdex, Diego Rengifo, quien afirma que se requiere una legislación más amable con las pequeñas y medianas empresas. “En la medida en que sean consideradas y se implementen estrategias integrales que les faciliten la operación en los mercados internacionales, el comercio puede crecer de una manera más sostenible”.

Recientemente, en Colombia se instaló la Mesa de Facilitación al Comercio, liderada por el MinCIT, que tiene como objetivo identificar obstáculos, cuellos de botella, dificultades, reprocesos o situaciones que enfrentan las empresas en el momento de emprender su internacionalización. Con la información, el gobierno quiere trabajar en la simplificación y facilitación de los trámites a través de la modernización de sus instituciones.
Mientras tanto, la recomendación de Ronderos a las empresas es empezar a aprovechar los TLC de los mercados regionales: Alianza del Pacífico, Triángulo del Norte, Centroamérica y Suramérica.

Cómo aprovechar los TLC para hacer negocios

Como primera medida, es importante que las empresas participen activamente en la formulación de los programas y políticas que emprende el Gobierno, a través del MinCIT y ProColombia, que promueven la vocación exportadora de las empresas, para lo cual adelantan iniciativas de capacitación, búsqueda de oportunidades, ruedas de negocios, etc., que pueden ayudar en ese propósito de internacionalización.

Y por supuesto, hay otras acciones que vale la pena describir y tener en cuenta en ese propósito de aprovechar los Tratados de Libre Comercio en Colombia en el corto plazo:

6 tips para aprovechar los TLC para hacer negocios

Elige bien el proveedorpara tus operaciones de comercio internacional

Es importante que las grandes empresas y pymes participen en los programas y políticas que emprende el Gobierno, como la Mesa de Facilitación del Comercio, que ya ha definido acciones para mejorar los procesos de internacionalización y productividad de las empresas, y por supuesto, iniciar a aprovechar los TLC de los mercados regionales: Alianza del Pacífico, Triángulo del Norte, Centroamérica y Suramérica.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}