Skip to main content

Solo 1 de cada 3 directivos marca la diferencia, ¿cuál es su secreto? Estas son las 10 habilidades que debe dominar todo gerente para destacarse en la industria, para crear conexiones fuertes con sus colaboradores y cumplir las metas de su organización en el actual contexto de transformación constante.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable

Los gerentes y directivos de organizaciones son los responsables de los resultados de estas, pero ¿existe una única manera de obtener buenos resultados? ¿Qué características debe tener un directivo para llevar a la organización a alcanzar sus metas? ¿Cómo se convierte alguien en un buen dirigente?

No existe una respuesta definitiva a estas preguntas, pero es posible identificar pautas y comportamientos que pueden ser adquiridos por aquellos líderes que quieren aumentar las posibilidades de éxito de sus organizaciones.

El papel del gerente en el enfoque de la empresa

Steve Tappin, creador de la serie de televisión para BBC World “CEO Gurú” y cofundador de Xinfu, empresa dedicada al entrenamiento de directivos de alto nivel, sostiene que no existe una única manera de dirigir una organización.

Para Tappin, existen seis tipos de gerentes, cada uno con cualidades y enfoques distintivos:

Los 6 tipos de CEO´s o gerentes definidos por Steve Tappin
Aunque todos estos tipos de directivos pueden llegar a ser exitosos, Tappin advierte que solo hacen la diferencia aquellos capaces de transformar sus empresas en organizaciones centradas en el interés del equipo de trabajo. Es decir, donde las personas puedan colaborar y expresar sus ideas libremente, satisfacer las necesidades individuales y agregar valor a la compañía simultáneamente.

De hecho, aquellos directivos cuya motivación principal es el valor financiero de la organización, pueden perder de vista oportunidades de éxito en la medida en que no estarían en capacidad de cuidar adecuadamente el potencial humano.

De administradores profesionales a líderes exitosos.

Según las investigaciones de Tappin, dos tercios de los gerentes de empresas son administradores profesionales, pero no líderes. Saben elaborar un plan de negocios, presupuestos, administrar y obtener buenos resultados en condiciones económicas favorables, pero tienen problemas cuando deben maniobrar bajo las condiciones volátiles del mercado que predominan en la actualidad. El tercio restante lo constituyen los gerentes que se destacan entre la multitud.

Entonces, ¿qué características, comportamientos y actitudes distinguen a los gerentes pertenecientes a ese tercio que se destaca? En su libro “Los Secretos de los CEO’s”, Steven Tappin pone en duda la forma tradicional de dirigir una organización. Señala que la tradición del comando y control tiene los días contados y que será reemplazada por una estrategia de gobierno celular, en la que cada uno de los miembros o partes de la organización realiza funciones que son vitales para esta y que de manera conjunta logran el objetivo común.

No obstante, la mayoría de los directivos empresariales continúan operando según el estándar tradicional. Las personas bajo su mando se encuentran atrapadas en jerarquías y sometidas a un estrés generalizado. La consecuencia de ello es que las empresas están perdiendo ese talento humano que prefiere ambientes laborales que caracterizan a empresas como Google o Virgin y a emprendimientos como AirBnB. Estas compañías buscan que sus empleados tengan un propósito, motivan su emprendimiento y les dan la libertad de ser felices y sentirse satisfechos.

Para Jorge Iván Gómez, director del Programa de Dirección General del Inalde Business School, el gerente líder será aquel que entienda que su labor es y será siempre susceptible de mejorar. La dirección de una organización es una actividad que se aprende y perfecciona con el acto mismo de dirigir, o sea con la experiencia.

La correcta mediación entre los intereses internos y externos de la organización es un ejemplo de cómo un buen gerente debe aprender mediante la experiencia, buscando garantizar el cumplimiento de los objetivos de su empresa a pesar de que dichos intereses puedan ser contrapuestos.

Gómez advierte, también, que el gerente debe confiar en sus colaboradores y delegar muchas actividades en ellos. “Se trata de aprender a hacer que otros hagan”, explica. Además, el gerente exitoso tendrá que buscar información de su organización que provenga de distintas fuentes (formales e informales) pues con frecuencia la información que recibe puede estar sesgada.

10 habilidades de los gerentes que se destacan entre la multitud

Las características de este gerente y líder pueden resumirse en 10 habilidades que permiten evaluar si se destacará o no en su trabajo y, con él, su organización.

1Aprender: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Aprende

 

La apertura al aprendizaje continuo y la conciencia de que su labor puede perfeccionarse constituyen la primera característica del buen gerente, afirma Gómez.

2 Motivar: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Motiva a su equipo

 

Un gerente motiva efectivamente a su equipo a identificar lo necesario para alcanzar sus objetivos y cumplir a tiempo con su trabajo.

3 Construir relaciones: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Construye relaciones personales con sus clientes y colaboradores

 

Las buenas relaciones con los clientes y colaboradores ayudan a la credibilidad y confianza del gerente y su compañía, lo cual contribuirá siempre al desempeño del negocio.

4 Soñar y actuar: habilidades de gerentes y líderes efectivos.

Sueña y actúa

 

Estos líderes persiguen metas ambiciosas que son consideradas sueños imposibles por otros, mientras que, simultáneamente, permanecen atentos a los retos que los confrontan y las dificultades que pueden enfrentar. Así lo indica Justin Menkes, PhD en psicología organizacional, en su libro “Mejor bajo presión”.

5Cuidar el equipo de trabajo: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Se preocupa por el bienestar de su equipo de trabajo

 

Sin un genuino interés por sus colaboradores, un gerente y su organización no llegarán muy lejos. Ese interés significa, en el mundo corporativo, que los gerentes priorizan la organización por encima de ellos mismos y de cualquier interés personal. Ejemplo de ello es garantizar que los colaboradores satisfagan en primer lugar cualquier necesidad que tengan, o que los desaciertos de la organización sean, en primera instancia, asumidos por el dirigente de esta y, en caso de éxito, el crédito lo reciba quien lo merezca.

6Escuchar: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Es flexible para escuchar, tanto o más que para expresar su propia opinión

 

Según Steven Tappin, la posibilidad de expresarse libremente al interior de una organización es clave para el éxito de ésta. Aunque el director de una organización sea quien en última instancia toma una decisión, no significa que sus opiniones sean las únicas que importan. Los empleados serán mucho más productivos siempre que sus jefes demuestren voluntad de escuchar las opiniones al interior de su organización.

7 Decidir a tiempo: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Sabe tomar decisiones a tiempo

 

Un líder que no confía en sí mismo tiende a postergar la toma de decisiones y, en últimas, opta por una solución compuesta por una colcha de retazos que compromete los objetivos de la organización, confunde a sus miembros y promueve la mediocridad, afirmó Nick Tasler, director de la firma consultora “Decision Pulse”, en una entrevista para el Harvard Bussiness Review.

8 Saber adaptarse: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Sabe adaptar su estilo de mando

 

Los verdaderos líderes saben que su estilo de liderazgo debe obedecer a la situación específica en la que se encuentre la organización, de manera que se alcancen las metas tanto de esta como de sus miembros.

9 Generar confianza: habilidad de gerentes y líderes efectivos.

Genera lazos de confianza con sus colaboradores

 

Stuart Kaplan, director de reclutamiento de talento en Google, afirma que al progresar al interior de una organización las relaciones con los demás se hacen más importantes que el conocimiento técnico sobre los procesos que tienen lugar allí. El liderazgo entonces tiene que ver más con establecer vínculos que con poseer competencias, y para ello es necesario suprimir el ego, admitir cuando no se tiene la solución a un problema y reconocer que es importante apoyarse en el conocimiento y trabajo de otros.

10 Busca una opinión experta cuando lo necesita

Busca una opinión experta cuando lo necesita

 

De acuerdo con Gómez, los mejores líderes confían en sus equipos para tomar la decisión correcta. Obtienen información de diversas fuentes, la condensan en una opinión informada y seleccionan un conjunto de los factores más importantes, generalmente no mayor de seis. Para el director del Programa de Dirección General del Inalde Business School, todo gerente de alto nivel debe contar con, al menos, un asesor de confianza. Aceptar su consejo requiere una buena dosis de humildad para aceptar que puede estar equivocado, que en ocasiones su labor requiere de ajustes o que incluso debe iniciar de nuevo.

 

El conocimiento de primera mano es el que, en definitiva, hace a los buenos directivos. Estos se deben caracterizar por estar dispuestos a aprender y reconocer que su labor puede perfeccionarte y necesita transformarse para sobresalir en medio de los nuevos retos. Generar lazos de confianza y cuidar a sus colaboradores, decidir a tiempo y aprender a delegar son habilidades que harán al gerente un verdadero líder.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
Complementary Content
${loading}