Skip to main content
ico

5 principales tendencias de la industria de pagos en el mundo

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias14-09-2019

Por:

Fedra Ware
Strategic Relationships Manager
SWIFT

Juan Esteban Carmona Ochoa
Senior Analyst International Commerce
Bancolombia

En la revolución silenciosa generada por los cambios tecnológicos, lo único que puede garantizar la supervivencia de la industria de pagos es atender las tendencias y actualizar la oferta de valor para el cliente

Fedra Ware, Strategic Relationships Manager, SWIFT 

Los cambios tecnológicos han generado un tipo de revolución silenciosa, en donde las personas cambian sus hábitos y preferencias rápidamente sin darse cuenta de la fuerte presión que colocan en las diversas industrias para mantenerse competitivas y sobrevivir. En los servicios de pagos esto se refleja en las exigencias de los clientes por transacciones inmediatas, ubicuas, en tiempo real y con mecanismos más sencillos.

En este ámbito, los sistemas de pago deben tener la capacidad de hacer liquidaciones 24/7, sin interrupciones, con un soporte permanente y una supervisión que mantenga la confianza y seguridad. A nivel local esto se puede hacer con circuitos cerrados, pero cuando se introduce la complejidad de las 180 monedas que operan en el mundo y se considera cada una de las regulaciones involucradas, el desafío es mucho mayor.

Lidiar con este importante reto por sí mismo ralentiza las operaciones, al requerirse diversas transacciones y verificaciones para ofrecer las garantías de seguridad y efectuar el cumplimiento necesario, en un momento donde la exigencia es la velocidad operativa. En otras palabras, se trata de facilitar el intercambio en el flujo de dinero global como se realiza en lo local, para lo cual resulta fundamental fijar la atención en cinco de las principales tendencias en materia de pagos internacionales.

Las cinco tendencias

1. Derribar las barreras y fricciones que producen los enlaces

Esto implica eliminar al máximo los circuitos por los cuales deben transitar los pagos. Esto es posible por medio de una estructura abierta unificada que fomente y facilite el intercambio de una manera veloz, pasando el dinero directamente de cuenta en cuenta.

La adopción amplia de una estructura unificada para mover el valor forja en sí mismo una especie de círculo virtuoso, ya que mientras más instituciones se integren, se extiende su escala, alcance y sofisticación, en mejora de quienes se sumaron e invitando a otros usuarios a hacerlo para aprovechar dichos beneficios.

2. Migración a ISO 20022

Esta transición iniciará en el mes de noviembre de 2021, marcando un momento histórico en materia de pagos. Esto es un estándar para el intercambio electrónico entre instituciones financieras, el cual está programado para permitir una mayor integración, tanto a través de las fronteras como dentro de ellas.

La adopción de ISO requerirá la interoperabilidad en la mensajería financiera con el MT, permitiendo la coexistencia con un lenguaje compartido y, con ello, autorizando a los bancos a canalizar los pagos instantáneos a través de las fronteras y los sistemas nacionales directamente hacia las cuentas de los beneficiarios finales. Los mercados más pequeños tendrán con ello la posibilidad de internacionalizarse más rápidamente, mientras los más grandes tendrán movimientos fluidos.

3. Incrementar el uso de APIs

Esta tercera tendencia es sustancial en miras al futuro, al facilitar la conectividad e intercambios, con lo cual se puede desarrollar una estructura abierta y se dota de agilidad a los sistemas que ejecutan el negocio financiero, tanto en beneficio de los usuarios como de otros participantes.

El transitar hacia una economía API, permitirá a los actores generar soluciones enfocadas a los intereses y necesidades de sectores particulares, facilitando los servicios financieros del futuro. En este proceso la armonización de estándares también será crucial, además del mantenimiento, publicación y pruebas de las especificaciones comunes de las APIs.

4. Pagos más inteligentes

La idea es reducir al mínimo los falsos positivos e incrementar la automatización de los pagos. Para esto hay que aprovechar las herramientas de inteligencia artificial y aprendizaje automático con el fin de detectar de manera eficiente cuáles son comportamientos genuinos y cuáles fraudulentos.

Aminorar que haya información faltante o incorrecta es otra vertiente en donde la inteligencia en sistemas de pagos es fundamental. La repuesta para ello es contar con sistemas de pre-validación que permitan a los bancos comprobar, antes de comenzar la transacción, que se tiene toda la información y que es correcta, para después ejecutarla; de igual forma, se debe tener una resolución rápida e interactiva de los problemas operativos, de cumplimiento y relacionados con la regulación, de una manera veloz y fluida.

5. Garantizar la seguridad y la confianza

Esta es la tendencia más importante en los sistemas de pagos, por lo que el futuro se dirige a tener sistemas resistentes, robustos y con una eficacia probada, que ayuden a las entidades financieras a mantener y mejorar la experiencia del cliente.

Sin duda alguna los ciberataques e intentos por comprometer los sistemas continuarán y los adversarios serán más inteligentes, pero al compartir información, elevar los niveles de control y desarrollar herramientas y capacidades cada vez más sofisticadas para los clientes, se les podrá hacer frente.

Cada uno de los aspectos mencionados puede ser visto como un reto en sí mismo, pero es por medio de las tendencias que se puede ir cerrando la brecha para tornarlos en fortalezas a través de un manejo adecuado.

El futuro luce prometedor, con sistemas de pago instantáneos, seguros, en donde las transacciones sean tan sencillas como pasar un dispositivo por un sensor o activar una aplicación.

La única manera de atender la revolución silenciosa de manera efectiva, es observarla como una oportunidad, en donde el surgimiento de un cliente digitalizado lleve a la construcción de la industria de pagos del futuro. Esto reforzará el sistema financiero de la región y fortalecerá el comercio internacional, lo cual es esencial para el crecimiento de los mercados y el beneficio de nuestras sociedades.

 

Tal vez le pueda interesar: Evolución y tendencias del eCommerce hacia un mundo más digital

 

¿Qué nos espera en el futuro y cómo estar preparados?

El mundo continúa cambiando vertiginosamente. La innovación tecnológica, la variación en el comportamiento del consumidor incluidas las empresas y la capacidad de reacción de las entidades financieras, están generando continuamente que la industria de pagos en el mundo esté acelerando su transformación de manera exponencial. Es claro que las compañías de pagos y sus aliados están siendo flexibles y se están adaptando constantemente en un mercado que evoluciona en un periodo de tiempo muy corto, centrándose en el usuario como el real demandante de información y tecnología.

Como lo hemos mencionado, estar enfocados en la experiencia del usuario es oro. Extrajimos apartes del BID en artículos de prensa que afirman que, la generación Z constituirá la base de futuros clientes del sector de pagos y se proyecta que este grupo conformará el 40% de los consumidores de pagos a 2025, mientras que los centennials ocuparán un poco más del 10%. Los cambios demográficos implicarán un cambio en la industria de pagos, generando que parte de ella migre hacia la omnicanalidad, la inmediatez y la simplicidad.

Las grandes ciudades siguen creciendo. Según las cifras consultadas, se estima que, en solo 20 años, el 70% de la población mundial viva y coexista en ciudades. Esta cifra es un reto que obligará a coordinar inteligentemente una gran cantidad de recursos financieros para adaptar la industria a las necesidades de los consumidores. Actualmente, 64% de los consumidores planea utilizar una mobile wallet en el año 2020. Para el 2050 esto será una normal para la industria financiera.

Los patrones de consumo, el ocio, la vida cultural y la fisonomía urbana estarán afectados por este desafío. Con la robótica y la inteligencia artificial quedarán limpias las perspectivas laborales de las tareas rutinarias. Cada labor tendrá una vinculación directa con una cualidad humana difícilmente traducible en algoritmos y posiblemente la industria de pagos esté en el día a día del ecosistema humano, complementando todos los ciclos del consumo, el ingreso y el gasto.

La inserción de cierto grado de inteligencia en varios objetos cotidianos cambiará radicalmente la forma de entender lo que somos y como consecuencia inmediata aparece una transformación radical en las relaciones sociales, que llevará consigo un trato entre personas diferente al habitual y por tanto este futurismo lleva a imaginar sociedades muy flexibles, bien integradas y sutilmente jerarquizadas en donde todos tendremos que adaptarnos para no perdernos en el entorno. Cada vez se exigirá una integralidad en los ecosistemas de pagos, siendo menos dependiente de subprocesos de entidades intermedias para la prestación de servicios.

 

Tal vez le pueda interesar: Internet de las Cosas: ¿cómo lo ha adoptado Colombia?

 

4 acciones para empezar a adaptarse a los cambios

Para acoplarse a esta transformación es necesario pensar en los aspectos clave del cambio generacional que está sucediendo y para integrar exitosamente los procesos de las empresas es clave estar enfocados en 4 aspectos:

  • Monitorear la evolución transaccional que ofrece el mercado.
  • Promover al interior de las empresas la transformación y eliminación de circuitos de pagos en las tesorerías, pensando en llegar directamente a los beneficiarios y permitiendo conexiones directas con intermediarios financieros.
  • Concentrar esfuerzos en entender la progresión y uso de las tecnologías de pagos en los sistemas internos de las empresas.
  • Mejorar la experiencia de compra y venta de bienes y servicios, en línea con las transformaciones financieras y exigencias del consumidor.

Todo esto permitirá generar dinámicas claras para estar al ritmo de los cambios, pero claramente el enfoque particular es que las compañías tradicionales de servicios de pago no podrán sobrevivir sin una renovación completa con relación a los sistemas existentes, por lo tanto, se esperan múltiples cambios para generar la supervivencia de la industria en pro de los usuarios, a su vez un cambio en las tendencias de las tesorerías para ubicarse dentro de esta nueva etapa.

Con la visión adecuada, este futuro plantea grandes oportunidades para todos. Los ganadores serán aquellos que ya no esperen que el cambio los alcance, sino aquellos que ya están ocupados capturando la ventaja de ser pioneros en la transformación de sus procesos, en su economía y en su industria, desarrollando para ello nuevas estrategias de negocios, innovación en sus modelos operativos, sistemas y culturas diferentes entorno al cliente y abrochándose el cinturón para entender que lo que se viene es una carrera a toda marcha.

Es de valientes reinventarse

Wompi facilita pagos de ventas por internet

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

10-01-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Vehículos autónomos, tan sorprendentes como necesarios

¿Qué tan cerca estamos de ver en las calles un vehículo autónomo? Esta innovación tecnológica dejó de ser parte de un futuro incierto para involucrarse poco a poco en nuestras vidas. La disminución en accidentes de tránsito y el ahorro de tiempo son algunos de los beneficios que se avecinan con esta innovación.

16-07-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

3 razones por las que el Blockchain será clave en los negocios del futuro

Nunca antes la humanidad había presenciado una era de tantos y tan veloces cambios como ahora. Y todo por cuenta de la tecnología, que en un breve periodo de tiempo ha logrado un avance tan significativo y revolucionario, que ha sido capaz hasta de cambiar las conductas más básicas y naturales del ser humano, como su forma de comunicarse y relacionarse con el mundo.

19-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Especial Criptomonedas: un recorrido por la transformación digital de los mercados en el mundo

Las criptomonedas o criptodivisas son monedas virtuales, emitidas por organizaciones que no tienen asociado un activo específico y que usualmente responden al desarrollo de una iniciativa o a un modelo de negocio.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}