Skip to main content
ico

Cómo mejorar la eficiencia energética en la reactivación económica

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias09-07-2020

Por:

Santiago Abraham Montoya
Juan Sebastián Estrada Carmona
Analistas de Sostenibilidad
Grupo Bancolombia

Guía para ahorrar energía en reactivación económica

A medida que inicia la reactivación económica y productiva de las empresas, cobra más relevancia la implementación de mejores prácticas para el ahorro de recursos, que permitan cuidar cada peso en momentos donde el flujo de caja es tan delicado. Un recurso fundamental es la energía, principal materia prima para la operación, por lo que debe ser controlada y medida de manera rigurosa, con el objetivo de hacer un uso adecuado y eficiente.

A continuación, compartimos algunas buenas prácticas operativas que ayudarán a las compañías a hacer un uso óptimo de la energía en estos momentos de reactivación productiva.

Buenas prácticas para el ahorro de energía en las industrias

Conocer el consumo energético

Una de las fuentes primarias para conocer este consumo es la factura de energía. Es importante entender las variables o cobros que incluye y las razones por las que son cobrados. Desde esta factura pueden identificarse factores de ahorro importantes como:

  • Cambio de nivel de tensión
  • Pertenecer al mercado no regulado de energía
  • Pagos adicionales por problemas con energía reactiva
  • Exoneración del pago por contribución (donde las empresas industriales están exentas de este impuesto).

 

  • En caso de tener una inconformidad con la factura de cobro de energía que no esté acorde con la normatividad, hacer efectivo el reclamo con el comercializador y/u operador de red.
  • Revisar la factura con consultores en energía que pueden ayudar a identificar rápidamente medidas de ahorro.
  • Consultar con el gremio o asociación, clúster o cámara de comercio, si cuentan con asesores aliados que puedan asistir a la empresa en el tema.
  • Apoyarse en las auditorías energéticas para conocer en detalle los diferentes aspectos que influyen en el consumo de energía en la organización y establecer las medidas de eficiencia y ahorro energético viables.

Verificar el estado de la red eléctrica

Comprobar el estado de la instalación eléctrica de la compañía es clave, no solo para evitar gastos innecesarios, tanto de energía como de dinero, sino por seguridad, pues una sobrecarga puede provocar un cortocircuito. En este último caso, las compañías aseguradoras analizan la infraestructura eléctrica al momento de establecer una póliza y el precio de esta; cuando se tienen redes eléctricas confiables y certificadas (RETIE) se pueden tener ahorros con la prima del seguro.

  • Realizar un diagnóstico energético en las instalaciones.
  • Revisar que no existan las llamadas ‘fugas a tierra’, es decir, que una vez apagados todos los aparatos eléctricos y todas las luces el disco medidor siga girando.
  • Instalar medidores de consumo y analizadores de red permanentes para tener información confiable, generar acciones preventivas y correctivas, e implementar mejores prácticas del consumo de la energía.

 

Tal vez le pueda interesar:
Recomendaciones frente a la eficiencia energética en las industrias

 

Comillas

Ante la coyuntura actual, al planificar un programa de eficiencia energética para sus plantas y oficinas, busque primero oportunidades de bajo costo o sin costo alguno.

Crear un programa de eficiencia energética

Tener una cultura de ahorro de energía en la organización y crear políticas claras, que sean apropiadas por los empleados, que les permita ser conscientes de la necesidad y beneficios de la eficiencia energética, y de su papel en el logro de las metas estipuladas, y, además, que les posibilite tener la visión sobre los avances, puede generar ahorros hasta de un 15%. Diferentes estudios demuestran que las mejoras en eficiencia energética promueven una mayor productividad en los trabajadores.

Por eso compartimos algunas recomendaciones puntuales y sencillas que pueden implementar las compañías en su programa para el ahorro de energía, que a su vez resulten en reducción de costos y menor impacto ambiental:

Eficiencia energética en iluminación: la iluminación es un factor importante en el consumo de energía de las empresas. Se estima que en los locales comerciales equivale al 50% o más de la factura de energía.

  • De ser posible, concentrar las operaciones en áreas reducidas de la planta (manteniendo los requerimientos de los protocolos de bioseguridad) para disminuir los consumos de iluminación, aire acondicionado, entre otros.
  • Idealmente ubicar operarios y procesos en las áreas de la planta que tengan mejor iluminación y ventilación.
  • Evaluar si es posible organizar los turnos en horarios diurnos para aprovechar al máximo la disponibilidad de luz natural.
  • Promover campañas de ahorro, manteniendo apagada la iluminación en las zonas y horarios de nula o baja ocupación.
  • Evaluar la posibilidad de realizar limpieza y mantenimiento de ventanas, tragaluces, tejas traslúcidas y luminarias en uso. Esto puede mejorar la calidad de la iluminación en los espacios y reducir la cantidad de iluminación artificial necesaria.

Eficiencia energética en equipos de oficina: aunque su demanda de energía puede ser mínima, es recomendable crear una cultura de ahorro en toda la organización pues son equipos que se usan a diario por un tiempo prolongado.

  • Desconectar todos los equipos eléctricos y electrónicos que no están en uso.
  • Usar los sistemas de ahorro que tienen implementados los equipos ofimáticos cuando no se usan durante un largo tiempo, como la noche y los fines de semana.
  • Evitar el uso de las impresoras.

Eficiencia energética en aire comprimido: el aire comprimido es el servicio industrial más costoso por cada unidad energética consumida. Entre las medidas a tomar están:

  • Reducir al mínimo viable la presión del sistema de aire comprimido. Si la operación de la planta es parcial es probable que el sistema pueda operar a una presión reducida y así minimizar las pérdidas de energía.
  • Realizar una revisión de la red y suspender el suministro a las áreas o equipos que no estén en uso.
  • Revisar que las compuertas y las válvulas eléctricas abren y cierran correctamente sin ningún atasco. Las restricciones en accesorios de una red hacen que se generen pérdidas y en consecuencia se demanda una mayor energía para cumplir con la operación.

Eficiencia energética en sistemas de climatización: al igual que para el aire comprimido, se deben tener en cuenta las mismas recomendaciones para las redes de suministro de vapor, agua caliente o agua fría.

  • Configurar los sistemas de aire acondicionado para que se regulen a una temperatura de confort entre 22°C - 24°C. Una menor ocupación de los espacios reduce las cargas térmicas para los equipos de climatización, pues hay menos equipos encendidos y menos personas, por lo que no es necesario mantener estos sistemas operando al máximo.
  • Verificar que los termostatos funcionan correctamente. Los termostatos como reguladores de temperatura garantizan que los activos operen en condiciones térmicas aptas. Si estos fallan, generan recalentamientos y fallas prematuras en las máquinas.
  • Garantizar que los sellos y/o aislantes térmicos en sistemas de refrigeración o calor se encuentren en perfecto estado para evitar que se presenten fugas de frío o calor al ambiente.
  • Reforzar las labores de limpieza de equipos como evaporadores, radiadores, intercambiadores y demás sistemas de transferencia de calor. Las máquinas en su operación generalmente irradian calor, este es un efecto normal, lo importante es que no se exceda las temperaturas establecidas por el fabricante. Por esta razón, para que los equipos trabajen de forma adecuada, se debe garantizar un espacio abierto libre de agentes contaminantes.
  • Realizar una revisión de filtros. Los filtros deberán ser sustituidos según las indicaciones de cada fabricante en particular, al igual que las rejillas.

Eficiencia energética en maquinaria: el mayor consumo de energía de las industrias va por cuenta de las maquinarias, de ahí que sea un foco para el ahorro eficiente.

  • Verificar el estado de las chumaceras y rodamientos de los motores eléctricos y equipos rotativos, garantizando su buena lubricación. Esto permite que no se genere una fricción excesiva, que se traduce en sobre esfuerzos para el motor, generando daños prematuros en el mismo y un mayor consumo de energía.
  • Evitar, en la medida de lo posible, el uso de equipos a cargas parciales. En su lugar se puede asignar la producción a los equipos que puedan ser más eficientes para el nivel de producción actual, operando en sus niveles óptimos de carga u ocupación.
  • Establecer una rutina diaria de revisión de los controles de funcionamiento de equipos.

 

Tal vez le interese leer:
Financiamiento verde: una mirada a la sostenibilidad de los negocios

 

Comillas

Mejorar la eficiencia energética en medio de la reactivación económica ayudará a identificar oportunidades de inversión en ahorro de energía o energía renovable, para que una vez finalizada la coyuntura y bajo condiciones productivas normales, se pueda evaluar su implementación de acuerdo con un análisis de costo beneficio.

 

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

02-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

El principio de conservación de energía y su contribución para lograr un planeta más sostenible

El principio clásico de la conservación de la energía define que ésta no se crea ni se destruye, solo se transforma. Para lograr transformar una energía en otra, desde el punto de vista técnico es necesario identificar las oportunidades, someterlas a un proceso y finalmente reutilizarlas en generar un nuevo recurso.

12-06-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

¿Qué es una ciudad inteligente? Ventajas, desventajas y algunos referentes de esta tendencia mundial

Pues bien, aunque la tecnología es parte fundamental en la estructura de una ciudad inteligente, el concepto va más allá de ser un espacio equipado con gadgets y dispositivos novedosos. Es decir, aquí la tecnología es el medio para lograr un fin.

26-02-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

¿Cómo ser una empresa sostenible?

Hace ya varios años la humanidad entendió que el desarrollo económico no puede seguirse basando en una explotación desmesurada de los recursos naturales ni promoviendo una desigualdad social, que hoy en día demuestra ser la principal desestabilizadora política y económica de los mercados.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}