Skip to main content
ico

Tecnología y salud: claves para el desarrollo sostenible

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias27-08-2019

Por:

Equipo Editorial
Capital Inteligente
Grupo Bancolombia


Tecnología y salud: claves para el desarrollo sostenible

El uso de tecnología mejora la salud en los rincones más necesitados del planeta, desarrolla comunidades rurales y salva vidas.

Las organizaciones son cada vez más conscientes de la responsabilidad que tienen con sus comunidades y su entorno. La gestión de los stakeholders pasó de estar puramente enfocada en clientes, proveedores y accionistas, a contar con planes e iniciativas para garantizar la sostenibilidad del planeta y de nuestra especie. Sin importar su sector productivo, las empresas se reconocen como actores de cambio y aportan soluciones que marcan la diferencia. En 2015, en el marco de una creciente preocupación por el planeta, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) diseñó los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para garantizar paz y prosperidad, proteger el planeta y acabar con la pobreza.

La Organización planteó el cumplimiento de estos objetivos para 2030 con la colaboración de los gobiernos, la sociedad civil, los ciudadanos y el sector privado. El cambio climático, las desigualdades, la pobreza, la paz y la gobernabilidad son parte de los retos; el tercer objetivo se refiere a salud y bienestar.

El plan está muy bien diseñado, aunque algunos estudios, como el realizado este año en Berlín por la Fundación Bertelsmann, afirman que el mundo va en camino de incumplir estos objetivos. Sin embargo, muchas organizaciones empoderan a individuos y comunidades con apoyo tecnológico y económico para llevar a cabo diversas iniciativas.

Salud y desarrollo: panorama actual

La salud ha mejorado significativamente durante las últimas décadas, específicamente en lo que se refiere a la lucha contra enfermedades como el sida y la malaria. En 2017, 21, 7 millones de personas con VIH recibieron tratamiento antirretroviral. La mortalidad infantil disminuyó: diariamente sobreviven 17.000 niños más que en 1990 y desde esa fecha la mortalidad de las madres se ha disminuido 50%. La esperanza de vida en general aumentó. Estos avances evidencian que estamos en capacidad de solucionar los problemas de salud más graves. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer:

Retos mundiales salud y bienestar

Para 2030 se ha propuesto incrementar el acceso a la salud y mejorar las condiciones sanitarias de muchos países; acabar con las epidemias de sida, malaria y tuberculosis; prevenir el uso de sustancias estupefacientes; reducir la mortalidad materna, la de recién nacidos y la de niños menores de cinco años; y favorecer los procesos de prevención de enfermedades y alertas tempranas.

Iniciativas tecnológicas para garantizar salud y bienestar

Una app de vida

la tecnología, incluso la de bajo costo, es un instrumento determinante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A pesar de que algunos piensan que se necesita una inversión muy elevada para marcar la diferencia, hay ejemplos que demuestran lo contrario. Bitola Devi lleva treinta años vacunando contra la malaria, tuberculosis y poliomielitis en India y en ese tiempo vio no sobrevivir a muchos niños menores de cinco años porque no recibían atención médica oportuna.

Además, no es tarea fácil la logística de registro y vacunación en un país en donde nacen cada año más de 27 millones de niños. Para superar este reto, la organización Gavi-The Vaccine Alliance creó eVIN, una red de inteligencia de vacunas electrónicas, que permite controlar en tiempo real las reservas y temperaturas de medicamentos. Se trata de una aplicación móvil que manejan los trabajadores y que actualizan después de cada inmunización.

Los resultados han sido muy efectivos, sobre todo en la disminución del desperdicio de vacunas: eVIN ha facilitado el mantenimiento de reservas y su posible traslado en los casos necesarios.

Malaria en tiempo real

Herculano Da Silva tenía años trabajando en el sistema de salud de Guinea-Bisáu y compilando a mano los datos de malaria en el centro de Cossé. Estos datos se enviaban en transporte público al Instituto Nacional de Salud Pública para su revisión y análisis. El proceso llevaba entre dos y tres semanas, lo cual impedía detectar a tiempo los brotes e iniciar de inmediato las campañas de prevención.

Desde 2018, una iniciativa de tecnología móvil comenzó a cambiar esta realidad, al proveer tabletas y equipos para digitalizar los datos, así como la infraestructura tecnológica necesaria para que esos datos se puedan analizar y monitorear en tiempo real. Esto no solo ayuda a detectar de manera temprana posibles brotes, sino que también permite ejecutar campañas informativas y preventivas en las regiones que las requieren.

Actualmente, los recursos se utilizan en 136 de 169 centros (que se espera abarcar en su totalidad en 2020) y las muertes por malaria disminuyeron en 16%.

Paneles de vida

50% de los casi mil millones de personas que viven sin electricidad en el mundo están en África y uno de los países más afectados es Zambia. Esta situación no solo afecta la vida cotidiana de la comunidad; también se ve afectado el sistema hospitalario, porque sin electricidad es imposible atender situaciones de emergencia o mantener las medicinas en condiciones adecuadas. De allí surge la iniciativa Solar for Health, que instala sistemas solares en clínicas y hospitales con el fin de garantizarles suministro eléctrico; así se evita el uso de velas y linternas de celulares, o la generación de electricidad con gasolina. Así mismo se garantiza la refrigeración de las vacunas y de los medicamentos resguardados en el Almacén Médico Nacional, mediante la instalación de paneles solares en su techo de 7.000 metros cuadrados.

La salud ha dado pasos gigantescos gracias al empleo de las tecnologías de la información, la robótica o las nuevas fuentes de energía en las regiones más desasistidas del mundo. Estos avances tecnológicos han dejado de ser de exclusivo uso de los sistemas de salud de los países más desarrollados, pues sus costos se han abaratado. Además, cada vez son más las organizaciones públicas y privadas que se ocupan genuinamente de los problemas colectivos, como la preservación del ambiente o la erradicación de la pobreza: han internalizado que permanecer ajenos a ellos es no solo éticamente reprobable, sino estratégicamente equivocado.

Se ha recorrido un largo camino para obtener resultados positivos en materia de salud pública, pero falta otro gran trayecto. La participación activa de organizaciones en India, Guinea-Bisáu y Zambia, por poner solo algunos ejemplos, fue primordial para abordar los problemas que afectaban estas comunidades.

Tal como lo manifiesta el PNUD, alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible será posible si se trabaja mancomunadamente. La tecnología tiene un papel principal y se debe seguir utilizando para empoderar individuos y comunidades en su búsqueda de soluciones..

El poder de los Centennials

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

21-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Bioenergía: una oportunidad de desarrollo agropecuario, social y ambiental

Son de gran valor para el país aquellas actividades económicas que ofrecen múltiples beneficios en dimensiones tan importantes como son: el empleo, el desarrollo rural, el crecimiento económico, la seguridad energética y la calidad del medio ambiente.

22-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Financiamiento verde: una mirada a la sostenibilidad de los negocios

La actividad humana y el desarrollo industrial han venido contribuyendo al deterioro del medio ambiente y han profundizado los efectos del cambio climático.

21-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Sostenibilidad: el retador camino que debe recorrer Colombia

A propósito de nuestro informe de inicio de cobertura de Enka, “Una apuesta a la sostenibilidad”, realizamos un acercamiento al desarrollo sostenible en Colombia y su evolución durante los últimos años, en el cual encontramos que, aunque el país ha avanzado hacia un desarrollo más sostenible, específicamente gracias a varias regulaciones implementadas a partir de 2016, todavía existe un amplio espacio por recorrer hacia las tendencias en países más desarrollados.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}