Skip to main content
ico

Inversiones sostenibles en el segmento de inversionistas institucionales: una mirada al contexto global y local

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias22-10-2019

Por:

Tatiana Andrea Rúa Duarte
Gerente Estructurador Mercado de Capitales
Grupo Bancolombia

Inversiones sostenibles en el segmento de inversionistas institucionales: una mirada al contexto global y local

El crecimiento a nivel global de las inversiones sostenibles durante la última década ha sido vertiginoso. El número de compañías involucradas en la actividad de inversiones que se han comprometido con los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas pasó de 63 en 2006 a 1.715 en 2018[1]. Entre 2016 y 2018 los activos bajo administración en inversiones sostenibles experimentaron un crecimiento del 34%, alcanzando un total de USD 30.7 trillones en los países desarrollados.[2]

Si bien este desarrollo en sus inicios estuvo impulsado por jugadores del mercado de capitales relativamente pequeños (boutiques de fondos de inversión, por ejemplo), los grandes inversionistas institucionales recientemente han empezado a jugar un papel más relevante en el desarrollo de esta tendencia en el mundo de las inversiones.[3]

Las compañías comprometidas con los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas, pasó de 63 en 2006 a 1.715 en 2018.

Dos razones por las cuales están en auge las inversiones sostenibles

  1. La visión de largo plazo que requieren los fondos de pensiones, ha sido uno de los principales catalizadores del creciente interés de este tipo de instituciones en temas como las inversiones sostenibles y los criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo (ESG, por sus siglas en inglés).
     
  2. Otro factor ha sido la desmitificación de las inversiones sostenibles como causantes del deterioro en la rentabilidad de los portafolios, al verlas sólo por su calidad altruista y supuestamente alejada de intereses económicos. Numerosos estudios han demostrado que, por el contrario, la incorporación de criterios ESG dentro del proceso de inversión tiene un impacto positivo en el rendimiento de los portafolios en el largo plazo. Bank of America Merrill Lynch encontró que las compañías con altos estándares ESG ofrecieron rendimientos superiores hasta en un 3%, comparados con sus pares peor calificados. Además, son menos propensas a experimentar caídas abruptas en el precio de sus acciones y tienen una menor probabilidad de entrar en bancarrota.[4]

 

Jóvenes: un nicho que crece en el mercado de las inversiones sostenibles

Inversión de impacto
Es la práctica de realizar de forma consciente inversiones que contribuyen al logro de beneficios sociales, ambientales y que generen un retorno financiero.[5]

La principal consecuencia ha sido entonces un incremento en la demanda por activos con estrategias de inversión sostenible. Esta mayor demanda no sólo se ha evidenciado en el segmento de inversionistas institucionales, sino también en inversionistas menos sofisticados.

Los cambios en las tendencias de inversión de las generaciones más jóvenes han significado un incremento en el interés por las inversiones sostenibles en el segmento personas. Un estudio realizado en 2018 encontró que la mayor parte de los inversionistas con alto poder adquisitivo de las generaciones Millenial (77%) y X (72%) afirman haber realizado algún tipo de inversión de impacto, en comparación con una menor proporción de Baby Boomers (30%)[5]. De hecho, en términos relativos, la participación del segmento personas en inversiones sostenibles se ha incrementado de un 20% a un 25% entre 2016 y 2018. [2]

Considerando esta tendencia, así como el relevo generacional y la transferencia de riqueza desde Baby Boomers a Millenials, la cual se espera se materialice para finales de la década de 2020, la entrada de recursos a fondos ESG provenientes del segmento personas significaría un aumento en los activos bajo administración entre 15 a 20 trillones de dólares americanos en las próximas décadas.[4]

 

4 tipos de estrategias en inversiones sostenibles

Producto de la creciente demanda, los gestores de activos a nivel global han ampliado su oferta de productos de inversión sostenible, los cuales en términos generales pueden enmarcarse en cuatro tipos de estrategias:

  1. Screening negativo: excluye de los portafolios, inversiones o compañías con características que van en contravía de un conjunto de valores o criterios ESG definidos.
     
  2. Screening positivo: busca construir un portafolio a base de compañías con los más altos estándares ESG dentro de sus comparables.
     
  3. Inversión con criterios ESG: se incorporan los criterios ESG dentro del proceso de inversión, como complemento al análisis fundamental y técnico tradicional.
     
  4. Inversiones de impacto: buscan resolver problemas sociales o ambientales tales como equidad de género, energías limpias, cambio climático, entre otros.

 

Por su parte, los reguladores han venido ajustando la normatividad, buscando no sólo incentivar la entrada de recursos a inversiones sostenibles, sino además definir criterios claros para la caracterización de este tipo de inversiones y para la revelación de información a inversionistas y demás grupos de interés. En primer lugar y tal vez uno de los cambios más relevantes que se han venido dando en países desarrollados ha sido la redefinición del concepto deber fiduciario. Trascendiendo la definición habitual, donde el término se enfoca exclusivamente en la obtención de retornos, conceptos legales recientes concluyen que no considerar criterios ESG es una violación al deber fiduciario, y no al contrario.[1]

 

Tal vez le pueda interesar: Bonos verdes: una excelente forma de inversión que cuida el medioambiente

 

En cuanto a la definición de estándares, Europa es la región con mayores avances contando, entre otros, con una taxonomía de inversiones sostenibles, estándares para definir un “bono verde” y modelos de reportería para que los gestores de activos revelen sus procesos de inversión bajo criterios ESG.[2] Estos cambios regulatorios han permitido que los inversionistas institucionales puedan comprometer sus recursos sin temor a sanciones y comprendan y divulguen con mayor claridad el impacto de sus decisiones de inversión.

 

¿Cómo está Colombia en inversiones sostenibles?

El desarrollo de las inversiones sostenibles en Colombia es aún incipiente en comparación con el de países desarrollados o incluso algunos de sus pares en Latinoamérica como Brasil y México, aunque podemos decir que va por buen camino.

El mercado de bonos es tal vez el escenario que ha logrado un avance más visible, en donde se han realizado emisiones por un total de COP 2.9 billones desde 2016, entre bonos verdes, bonos sociales, y bonos sostenibles, todos ellos orientados a financiar actividades e iniciativas con estrategias de sostenibilidad. La demanda ha sido en promedio dos veces el monto adjudicado, demostrando el apetito del mercado local por este tipo de instrumentos de deuda.

Además, vale la pena destacar hitos como la firma (2012) y posterior renovación (2017) del Protocolo Verde, una declaración conjunta del Sector Financiero (Asobancaria) y el Gobierno Nacional en la que se definen estrategias para la incorporación de criterios ambientales y sociales en el ejercicio de las actividades de financiación e inversión en Colombia. En palabras textuales del documento:

El protocolo verde facilita la convergencia de esfuerzos entre el Gobierno y Asobancaria para implementar buenas políticas y prácticas de responsabilidad ambiental.

Los inversionistas institucionales también han empezado a mostrar un mayor involucramiento. Hasta hace algunos años la participación de estos actores se limitaba a la declaración pública de su compromiso con la responsabilidad social a través de sus informes de sostenibilidad o de responsabilidad social corporativa, o mediante la vinculación a iniciativas como el Pacto Global o los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas.

Sin embargo, ahora es posible identificar algunas alternativas de inversión con enfoque en sostenibilidad, ofrecidas por fondos de pensiones y cesantías y fiduciarias, lo cual permite inferir que no sólo se están desarrollando nuevos productos para satisfacer las necesidades de una creciente demanda, sino también que la incorporación de criterios ESG dentro de los portafolios de inversión convencionales está emergiendo en el país.

Lo más relevante de esto es que el compromiso de los inversionistas institucionales, como administradores de la mayor parte de los recursos de inversión en un país, es un prerrequisito para el desarrollo de cualquier tendencia o iniciativa dentro del mercado de capitales, y las inversiones sostenibles no han sido la excepción.

En Colombia, debemos celebrar estos cambios e invitar a los grandes jugadores del mercado para que se involucren y promuevan este tipo de inversiones desde nuestros distintos roles: como inversionistas, como analistas y directivos del sector financiero y corporativo.

Fuentes



1 Robert G. Eccles y Svetlana Klimenko. The Investor Revolution. Harvard Business Review. Mayo-Junio de 2019.

2 Global Sustainable Investment Review. Global Sustainable Investment Alliance. Abril de 2019.

3 Michael Baldinger y Christopher Greenwald. UBS Report: Long term value creation. Sustainable investing for Institutional Investors. 2017.

4 Bank of America Merrill Lynch. The ABCs of ESG. Septiembre de 2018.

5 Fidelity Charitable. Impact Investing: At a Tipping Point? 2018.

6 Protocolo Verde. Gobierno Nacional y Sector Financiero Colombiano. Junio de 2017.

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

17-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

El verdadero rol de las empresas en una economía cero carbono

Cada vez más las empresas identifican como una oportunidad tomar acciones frente al cambio climático. Conozca el CDP, la iniciativa que busca parametrizar, medir y divulgar las acciones sostenibles realizadas por las compañías a nivel mundial.

02-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

El principio de conservación de energía y su contribución para lograr un planeta más sostenible

El uso eficiente y racional de la energía es asunto de interés social, público y nacional. Por eso, las compañías deben elegir y hacer uso de activos que mejoren la eficiencia del negocio, y a la vez, contribuyan con el cuidado del medio ambiente.

30-09-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

¿Son los negocios sociales generadores de valor para las empresas?

Las empresas que son altamente activas en estrategias de impacto social logran obtener primas en su valoración e incrementar sus márgenes financieros. Esto lo logran a través de los negocios sociales. Entérese aquí qué son, cuáles son sus beneficios y cómo avanza el mundo y Colombia en este tema. </p>

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}