Skip to main content
ico

¿Cómo ser una empresa sostenible?

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias26-02-2020

Por:

Equipo Editorial
Capital Inteligente

Grupo Bancolombia

Para ser una empresa sostenible hay que lograr un equilibrio en temas ambientales, económicos y sociales.

Sostenibilidad: ¿una tendencia de moda o un compromiso ineludible?

Hace ya varios años la humanidad entendió que el desarrollo económico no puede seguirse basando en una explotación desmesurada de los recursos naturales ni promoviendo una desigualdad social, que hoy en día demuestra ser la principal desestabilizadora política y económica de los mercados. Basta con mirar casos como el de Chile, Colombia, Francia (sistema pensional) y otros países que viven situaciones similares. Por otro lado, el cambio climático ha generado un impacto tal que, de continuar así, habrá un momento en que no podremos generar riquezas y estaremos en un camino a la extinción como especie.

Es por esto que la sostenibilidad es uno de esos conceptos que en los últimos años se ha convertido en tendencia mundial, en especial, por los retos económicos, sociales y ambientales que hoy tiene la humanidad. Sin embargo, este término es mucho más amplio y no se limita solo a temas relacionados con el cambio climático y la crisis medioambiental.

Asuntos como el consumo responsable, reducir la desigualdad, desarrollar ciudades más sostenibles, erradicar la pobreza, garantizar la igualdad de género, e implementar energías asequibles y no contaminantes, entre otros, hacen parte de este concepto macro.

Sin embargo, uno de los grandes errores en la actualidad, es que muchas personas y empresas, entienden la sostenibilidad como un asunto filantrópico o altruista, el cual es importante para las organizaciones e inspira a las personas, pero a su vez, es prescindible. La sostenibilidad en realidad debe ser el eje transversal de la estrategia corporativa y su meta es lograr un equilibrio entre la creación de riqueza y el uso balanceado de los recursos humanos, naturales, económicos y materiales.

Cuando una empresa incorpora la sostenibilidad dentro de su propósito organizacional, es porque quiere generar valor compartido diseñando estrategias a corto, mediano y largo plazo, que impacten positivamente en su rentabilidad, pero a la vez en su entorno, al promover un equilibrio a nivel económico, social y ambiental.

La sostenibilidad económica no solo se refiere a la generación de ROE, sino también a hacer negocios transparentes o manejar adecuadamente el riesgo, entre otros. La sostenibilidad ambiental se refiere a medir y mitigar impactos ambientales directos e indirectos de la operación y para ello se pueden diseñar sistemas de gestión ambiental, desarrollar acciones para combatir el cambio climático o implementar instalaciones de eficiencia energética renovable, entre otros. Por su parte, la sostenibilidad social da cuenta del desarrollo y bienestar del talento humano, las acciones en pro de los derechos humanos o el compromiso que adquieren las empresas en temas como la inclusión social o la equidad de género, por mencionar algunos. Este tipo de acciones no solo le hacen bien al planeta y a la sociedad en general, sino también que contribuyen con la disminución de los gastos operacionales de las compañías.

 

Tal vez le interese leer: 3 beneficios que representan las empresas sostenibles

 

ODS: una guía para desarrollar estrategias de sostenibilidad corporativa

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una agenda de 17 objetivos que fueron diseñados como un llamado de acción global para garantizar la paz y prosperidad de las personas para 2030 y, además, fueron adoptados por todos los Estados Miembros de la ONU en 2015.

Si bien los ODS fueron diseñados para los gobiernos, las empresas juegan un rol protagónico y son eje fundamental para que estos se cumplan, por dos motivos:

  1. Los consumidores son cada vez más exigentes. La era digital les han entregado el poder a las personas de estar cada vez más informadas. Por eso, los consumidores no perdonan a una empresa que no actúe económica, social o ambientalmente de forma responsable.
  2. El planeta lo requiere. Es imposible continuar desarrollando la economía como tradicionalmente se ha hecho, bajo una explotación desmedida de los recursos naturales y bajo una inequidad social, pues pronto no habrá manera de obtener rentabilidad.

 

Por lo tanto, un primer paso para ser una empresa sostenible, es desarrollar acciones que apunten a cumplir con uno o algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; éstos son la guía que deben seguir los países a través de sus organizaciones (públicas y privadas) para apostarle a un desarrollo económico sostenible, sustentable y generador de valor que garantice el cuidado del medio ambiente, las comunidades y las personas.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

Lea también:
Innovación disruptiva y sostenibilidad: dos conceptos claves para el éxito de las startups y las empresas tradicionales

 

5 ideas para ser una empresa sostenible cumpliendo los ODS

Acción por el clima

1. El cambio climático es una de las principales preocupaciones actualmente en el mundo. Por eso, si el compromiso de su organización es con el medio ambiente, puede enfocarse en el ODS 13, el cual propone adoptar medidas para combatir el cambio climático y sus efectos.

Este ODS ofrece un amplio espectro de posibilidades, por lo tanto, promueva e incentive en sus colaboradores hábitos para reducir el consumo de energía como apagar luces y equipos cuando no los utilicen. Desarrolle campañas internas de educación sobre el cuidado del medio ambiente y promueva el reciclaje en su organización. Mida su huella de carbono y plantee acciones para minimizar su impacto en el ambiente.

Así mismo, (si está en las posibilidades de su organización) diseñe sistemas de gestión ambiental o implemente instalaciones de eficiencia energética renovable.

 

Claves para las juntas directivas

2. La igualdad de género es uno de los temas sociales de mayor impacto en la actualidad y justamente el ODS 5 busca lograr ese equilibrio entre los géneros. Por eso, si el interés de su organización es ser sostenible impactando el eje social, empodere más a las mujeres de su organización. Recuerde que no se trata solo de tener un balance entre la cantidad de hombres y mujeres, sino también, garantizar que haya más mujeres en cargos directivos.

 

Energía limpia y no contaminante

3. El acelerado desarrollo tecnológico ha permitido que hoy existan diversas alternativas de energía asequible, segura, sostenible y moderna. Hay muchas empresas que han implementado, por ejemplo, paneles fotovoltaicos para aumentar la eficiencia energética y ser más amigables con el medio ambiente. Opciones como el almacenamiento de energía y los edificios verdes, si bien implican inversiones importantes, tienen un impacto muy positivo para el planeta y para las mismas organizaciones.

Si su compañía aún no está preparada para esto, el transporte sostenible es una buena alternativa para comenzar. Fomentar el uso de vehículos eléctricos (bicicletas, patinetas o incluso carros), es un buen inicio para que sus colaboradores tengan mayor conciencia al respecto. Así mismo, como se indicó en el primer punto, las energías renovables son una apuesta importante, que además de impactar positivamente al planeta, pueden contribuir en el ahorro de costos de su organización.

 

Ciudades y comunidades sostenibles

4. Las empresas hacen parte de las comunidades y todo lo que hagan tiene un impacto en éstas. Por eso, una buena forma de ser sostenible a nivel ambiental y social, es crear estrategias que apunten a cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11, donde su organización sea reflejo de un espacio inclusivo, seguro, resiliente y sostenible.

La mejor muestra de esto, son las smart cities o ciudades inteligentes. Una ciudad inteligente no es la que cuenta con muchos dispositivos novedosos, sino aquella que se apalanca de la data y las Tecnologías de la Información y la Comunicación -TIC- para promover una mejor movilidad, la eficiencia energética, el cuidado del medio ambiente y el bienestar para los ciudadanos.

 

Producción y consumo responsable

5. Para alcanzar un desarrollo sostenible es necesario disminuir la huella de carbono modificando formas de producción y hábitos de consumo. ¿Gestiona de forma eficiente los recursos naturales? ¿Se deshace adecuadamente de los desechos contaminantes? Estas son algunas preguntas que debe hacerse si quiere encaminarse a desarrollar acciones de impacten el ODS 12.

Tenga en cuenta que no solo se trata de ajustar sus procesos productivos, sino también, incentivar a sus consumidores para tener patrones de consumo más sostenibles. Hoy los consumidores están cada vez más informados y en la medida en que les entregue productos o servicios que fueron realizados de forma responsable, tienen más aceptación, lo que significa mayor rentabilidad para su negocio.

La sostenibilidad es encontrar un equilibrio a nivel económico, social y ambiental. Por eso, si su compañía se declara como una “empresa sostenible”, tenga en cuenta que debe desarrollar estrategias que apunten a esos tres ejes. La sostenibilidad no es una moda ni es altruismo, sino un propósito organizacional que debe incorporarse en el ADN de las empresas para devolverle al planeta y a las personas, un poco de lo que se le ha arrebatado.

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

17-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

El verdadero rol de las empresas en una economía cero carbono

Cada vez más las empresas identifican como una oportunidad tomar acciones frente al cambio climático. Conozca el CDP, la iniciativa que busca parametrizar, medir y divulgar las acciones sostenibles realizadas por las compañías a nivel mundial.

02-10-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

El principio de conservación de energía y su contribución para lograr un planeta más sostenible

El uso eficiente y racional de la energía es asunto de interés social, público y nacional. Por eso, las compañías deben elegir y hacer uso de activos que mejoren la eficiencia del negocio, y a la vez, contribuyan con el cuidado del medio ambiente.

30-09-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

¿Son los negocios sociales generadores de valor para las empresas?

Las empresas que son altamente activas en estrategias de impacto social logran obtener primas en su valoración e incrementar sus márgenes financieros. Esto lo logran a través de los negocios sociales. Entérese aquí qué son, cuáles son sus beneficios y cómo avanza el mundo y Colombia en este tema. </p>

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}