Skip to main content
ico

Educación e innovación: poderosas herramientas que aumentan la productividad del país

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias17-06-2016

Por Luz Yeny Díaz Díaz
Gerente de segmento Gobierno y Servicios Sociales / Dirección de Segmentos Empresas y Gobierno

Educación e innovación: poderosas herramientas que aumentan la productividad del país

La formación educativa eleva los niveles de calidad de la fuerza laboral, la productividad y la capacidad de innovar.

La economía colombiana atraviesa un proceso de ajuste hacia una nueva realidad. Los menores precios de las materias primas a nivel internacional frente a los precios de los últimos 10 años, hacen que la estructura productiva del país deba diversificar sus fuentes de exportación y crecimiento, dando paso a que se desarrollen sectores basados en la innovación que permitan competir en mercados globales. En ese propósito, las oportunidades derivadas de la política pública y la iniciativa privada de ampliar la inversión en la educación, se verán reflejadas en la calidad de la mano de obra y del capital humano, siendo pieza fundamental en la consolidación del crecimiento y desarrollo económico sostenible.

Según el Ministerio de Educación Nacional, cerca del 47% de la población colombiana tuvo acceso a la educación universitaria en 2014, señalando un amplio camino por recorrer pues hay una gran brecha frente a países con economías similares como Chile donde la cobertura es superior al 80%. Esto hace que la fuerza laboral calificada, insumo clave para la innovación, investigación y supervivencia de las firmas colombianas, cuente con niveles de escolaridad secundaria del 58,1% , técnico del 18,5%, universitarios del 12,9% y con posgrado apenas el 4.8%.

¿Existe un círculo virtuoso entre escolaridad e innovación? 

La formación educativa eleva los niveles de calidad de la fuerza laboral, la productividad y la capacidad de innovar. La población con niveles de escolaridad altos tiene mayor probabilidad de emplearse de manera formal, contribuyendo a incrementar la productividad de la mano de obra y a incentivar a las empresas para invertir en investigación y desarrollo.

Así las cosas y teniendo en cuenta que la deserción de los estudiantes universitarios se estima en 37%, la iniciativa privada de inversión en educación es importante para mitigar las restricciones de acceso a las universidades. Algunos de los factores corresponden al bajo nivel de ingreso para el financiamiento de la educación de los hogares y a las escasas y condicionadas fuentes de financiación que encuentran los estudiantes a través de los créditos renovables semestralmente.

¿Existe un círculo virtuoso entre escolaridad e innovación?

La política sectorial: incentivo a la educación, la innovación y el desarrollo 

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2015-2018 - “Todos por un nuevo país” contempla de manera integral y hasta el año 2030, los desafíos que Colombia enfrenta en términos de Educación e Innovación. En Educación se concentra en la ampliación de cobertura de la población en términos de acceso y de infraestructura para la educación inicial, la ampliación de la jornada única y calidad medida en las pruebas SABER y PISA en educación primaria, y los mecanismos de subsidios a la demanda a través de becas y créditos blandos para la educación superior.

En cuanto a la innovación y los desarrollos de ciencia y tecnología, la política se enfoca en estimular la transferencia de conocimiento así como la participación del sector privado quien en últimas, es el beneficiado directo en términos de productividad, creación de mercados y competitividad.

Desde la financiación, la educación concentra el 25% de la asignación presupuestal del PND con cerca de $175 billones durante el cuatrienio 2015 – 2018, de los cuales $39.5 billones dirigidos a ciencia, tecnología e innovación. Sin duda, estos montos son una gran apuesta desde lo fiscal y una fuerte señal de la relevancia de la educación y la innovación en la conformación de capital humano y en la adecuación del aparato productivo en pro del crecimiento económico.

La política sectorial: incentivo a la educación, la innovación y el desarrollo

Además de garantizar estabilidad en la financiación, la política sectorial apunta desde lo institucional, a conformar un ecosistema de agentes participantes que genere coherencia y que actúe como mecanismo de verificación entre la ejecución de las estrategias, la oferta de programas en el caso de la educación superior y los sectores a los cuales se dirige la innovación.

El PND incluye modificaciones institucionales dejando explicito el papel que juega las entidades territoriales en cuanto a cobertura y calidad en la educación inicial, básica y media; así como las universidades, el sector privado y Colciencias en lo relacionado con innovación, investigación y desarrollo de ciencia y tecnología.

Sin embargo los lineamientos de política sectorial, la concurrencia de fuentes de financiación,  los incentivos y la institucionalidad, no garantizan por si mismos que la educación aporte a la diversificación del aparato productivo y al desarrollo del capital humano que requiere el país.

Elementos como la adecuada ejecución de los recursos, la focalización de los subsidios e incentivos, la articulación de los actores y participantes del ecosistema educación, ciencia, tecnología e innovación, y sobre todo la voluntad de los agentes; permitirán que se alcancen los desafíos en torno a la educación, no solo en términos de cobertura sino de calidad y pertinencia.

Para concluir, es de resaltar el papel de las universidades y demás instituciones de educación superior como protagonistas de la evolución del sector educación pues permiten articular la oferta académica y la demanda del sector productivo. En ese sentido son las llamadas a liderar las iniciativas de innovación y formación de la fuerza laboral, facilitar la internacionalización del capital humano y garantizar la incorporación de buenas prácticas en el sector productivo.

¿Qué iniciativas ofrece el Grupo Bancolombia?

Como aporte al desarrollo del sector y conscientes de los desafíos mencionados, el Grupo Bancolombia desarrolló una alternativa de financiación de largo plazo para estudios universitarios que permitirán contribuir al desarrollo sostenible del país, con la inclusión social, a reducir la informalidad, al aumento en la innovación y al crecimiento sostenible de largo plazo en la economía.

Así mismo, presenta alternativas de inversión de excedentes de liquidez a través de mecanismos de bajo riesgo que garantizan rentabilidad y sostenibilidad de los recursos en el mediano y largo plazo.

¿Te pareció útil este contenido?

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Facebook
Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.