Skip to main content
ico

The New York Times

‘Será un camino un poco irregular’: los financieros opinan sobre la crisis

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company14-10-2020

Por David Gelles

Opinión de financieros sobre la crisis económica
LOS DIRECTORES DE EDWARD JONES Y AMALGAMATED BANK HABLAN SOBRE LOS MERCADOS, EL PANORAMA PARA LOS BIENES RAÍCES Y CÓMO ESTÁN ADMINISTRANDO SUS INMENSAS REDES.

La economía está golpeada, pero los mercados accionarios siguen al alza. El desempleo está desorbitado, pero hasta ahora parece que se ha evitado una crisis de bienes raíces.

Mientras el coronavirus cambia drásticamente los negocios grandes y pequeños, los directores de las principales firmas financieras están intentando satisfacer las necesidades de sus empleados y clientes a pesar de la volatilidad e incertidumbre sin precedentes.

En Edward Jones, la enorme consultoría de inversiones, la socia gerente, Penny Pennington, restringió el acceso a los visitantes externos en 15.000 sucursales de todo el país aunque se disparó la demanda por los servicios de la empresa, pues sus a sus clientes les urgía reequilibrar sus carteras y mantener a raya las pérdidas.

Y en Amalgamated Bank, un banco con sede en Nueva York que es propiedad de un sindicato, el director ejecutivo, Keith Mestrich, mantuvo abiertas algunas de sus sucursales mientras monitoreaba de cerca las carteras de préstamos de su empresa, incluidas muchas hipotecas residenciales.

Esta conversación, que fue resumida y editada con fines de claridad, fue parte de una serie de nuevas llamadas en directo de Corner Office para hablar sobre la crisis. Ingresa a timesevents.nytimes.com para unirte a las próximas llamadas.

David Gelles: Keith, ¿cuándo te quedó claro que esto iba a tener un gran impacto para Amalgamated?

  • Keith Mestrich: Estaba en Suiza a mediados de febrero en una reunión de banqueros de todo el mundo y al mismo tiempo observaba los primeros días de la crisis del coronavirus en la región de Lombardía en Italia. Tenía programado viajar a Roma, pero decidí no hacerlo, sobre todo porque me preocupó no poder regresar. Tuve un largo vuelo de regreso que me dio mucho tiempo para pensar y me dije: “Vaya, tal vez suceda lo mismo en Estados Unidos, y muy probablemente en la ciudad de Nueva York, donde está la sede de nuestro banco”. Empezamos a prepararnos al poco tiempo.

 

Gelles: Penny, seguramente viste la volatilidad en los mercados a principios del año, pero ¿qué sucedió a mediados de marzo?

  • Penny Pennington: La primera conversación verdaderamente profunda sobre la crisis que tuve fue en una reunión de la Junta de la Reserva Federal en San Luis a principios del año, donde un par de miembros tenían operaciones globales y hablaban sobre los efectos que estaban percibiendo. Poco tiempo después, comenzamos a ver la volatilidad del mercado. Luego, justo después de eso, empezamos a sentir el impacto a nivel local. Tenemos sucursales en el 68 por ciento de los condados de Estados Unidos y en las diez provincias de Canadá. Cuando sentimos el efecto de eso junto con lo que ya estaban sintiendo nuestros clientes con la volatilidad del mercado, se volvió un problema de tres y cuatro dimensiones.

 

Gelles: Además de todos los trabajadores de sus oficinas, sus empresas tienen sucursales. Keith, ¿qué decisiones has tomado para tu red de sucursales en Nueva York, California y otros lugares?

  • Mestrich: No solo hemos tenido el desafío de arreglárnoslas para mantener en operación un negocio minorista durante el transcurso de esta pandemia, sino que hemos tenido que hacerlo en la ciudad de Nueva York, con todos los retos especiales que implica estar en el epicentro de la pandemia. Simplemente tuvimos que priorizar, primero que nada, la salud y la seguridad de nuestros trabajadores de primera línea. Así que solo dejamos abiertas dos sucursales en la ciudad de Nueva York, y únicamente un par de días a la semana. Practicamos el distanciamiento social en ellas. De hecho, hemos vuelto a contratar guardias en algunas de nuestras sucursales de la ciudad de Nueva York que ayudan a vigilar que se cumplan las medidas.

 

Gelles: Penny, tienes un negocio inmenso. ¿Cómo has manejado tu red de sucursales?

  • Pennington: Tenemos unas 15.000 sucursales en toda Norteamérica, y están cerradas al público. Fue una decisión muy difícil porque las relaciones son el centro del servicio y el valor que le ofrecemos a la gente para ayudarla a que logre sus objetivos financieros. Fue una decisión muy dura dejar de verlos cara a cara, pero se basó en una serie de principios rectores: proteger la salud de nuestros clientes, proteger la salud de nuestros colegas y cuidar las comunidades donde damos servicio.

 

Gelles: Penny, algunos estados están reabriendo. ¿Planean ser de los primeros negocios en recibir gente en sus sucursales?
    

  • Pennington: Nuestro objetivo no es ser líderes en cuanto a la reapertura de las sucursales a los clientes. Seremos muy prudentes, muy reflexivos.

 

Gelles: Keith, a medida que las empresas y los líderes como Penny inicien ese proceso de hacer que las personas vuelvan a lugares donde últimamente no ha habido gente, ¿puedes darles una idea de lo que enfrentarán?

  • Mestrich: La gente tendrá que ingeniárselas para que sus establecimientos sigan atrayendo a los clientes. Por ejemplo, más o menos a lo largo de la última década, quitamos en las sucursales bancarias las llamadas “barreras para bandidos”, protecciones de plexiglás o similares que separaban a los cajeros de los clientes con el fin de prevenir robos a mano armada. Pero se quitaron para crear un toque más humano y una atmósfera más cálida en muchas de nuestras sucursales. Ahora están de regreso y no solo volvieron a las sucursales de los bancos, sino que también aparecieron en los supermercados y en todo tipo de comercios.

 

Gelles: Penny, ¿puedes explicar lo que parece ser una verdadera desconexión entre los mercados, que parecen ir al alza, y el récord de desempleo y la masacre económica real?

  • Pennington: El detonador de la volatilidad del mercado que hemos visto y seguiremos viendo no fue una economía débil. Esto no es una repetición de la desaceleración del mercado financiero que vimos de 2008 a 2009. El detonador de esto fue una pandemia global durante un periodo en el que la economía iba bastante bien.

    ¿Cuándo se notarán los estímulos? Bien, esto pasará cuando los consumidores tengan la confianza necesaria para regresar a la economía y comiencen a gastar dinero. Hay que recordar que el 70 por ciento de nuestro PIB es el gasto del consumidor, y los consumidores gastan en tiendas, en línea, en restaurantes, en recintos de entretenimiento y cuando requieren atención médica. Al parecer, el mercado calcula un regreso de esa confianza antes de que termine este año. No estamos viendo una recuperación con forma de V en la economía, como algunos han descrito. Será un camino un poco irregular.

 

Gelles: Keith, ¿qué tipo de impacto estás percibiendo en la capacidad de algunos de tus clientes para realizar pagos de hipotecas, y qué tipo de necesidades de capital estás viendo que tienen tus clientes comerciales?

  • Mestrich: Bueno, en cinco o seis semanas, 30 millones de personas han solicitado subsidios por desempleo. Se está empezando a ver gente que debe tomar decisiones con una cantidad limitada de dólares, como decidir entre comprar alimentos y medicinas, pagar la renta o hacer los pagos de su hipoteca. Aunque ciertamente hemos recibido solicitudes de clientes consumidores que buscan algún tipo de flexibilidad en términos de los pagos de sus hipotecas, por ejemplo, no ha sido una cantidad abrumadora. Creo que en los primeros días de la pandemia la gente pudo encontrar la manera de cumplir con algunas de sus obligaciones. Los pagos de mayo ya vencieron, y de nuevo estamos empezando a ver algunas solicitudes. Creo que cuando llegue junio, comenzaremos a recibir muchas más.

    Durante mucho tiempo, hemos vivido en una economía en la que decenas de millones de estadounidenses realmente no se pueden permitir más que vivir al día. Es un verdadero problema que nuestra economía ha venido padeciendo desde hace un buen rato, y ahora estamos ante los verdaderos impactos de eso, pues la gente enfrenta una presión increíble.

     

Gelles: Keith, ¿cuál es el pronóstico para los bienes raíces residenciales para el próximo año y más adelante?

  • Mestrich: Algunos de los primeros números que aparecieron de hecho mostraron muy poco declive en la demanda. Dudo que eso siga así. Cuando se profundice el impacto en la economía y se mantenga así durante un tiempo, creo que comenzará a haber una disminución en la demanda. No se verán afectadas todas las partes del país de la misma manera. No fue así después de la crisis financiera de 2008. A algunos mercados les fue bien; otros sufrieron mucho. ¿Qué pasará en los entornos urbanos densamente poblados, donde la gente tal vez ya no quiera vivir? ¿La gente elegirá irse a las zonas rurales? El miedo de vivir en entornos con una alta densidad poblacional cambiará la naturaleza del mercado residencial.

 

Gelles: Penny, Warren Buffett, de Berkshire Hathaway, no ha realizado ninguna gran inversión a últimas fechas porque no ha visto nada atractivo en qué invertir. Si ni siquiera Warren Buffett puede encontrar buenas inversiones, ¿todos deberíamos alejarnos del mercado accionario por el momento?

  • Pennington: En las inversiones a largo plazo, y eso es lo nuestro, no buscamos algo a lo que le vaya a ir bien mañana, y tampoco es eso lo que busca Warren Buffett. Él dijo que su periodo de tenencia es para siempre. No sé exactamente cuál es su teoría sobre las inversiones en este momento, pero la nuestra sería apostar por empresas e inversiones de alta calidad y reconocer que habrá industrias que tendrán muchos problemas, al menos de manera temporal. No obstante, si tu periodo de tenencia es largo, en momentos como este lo mejor suele ser realizar inversiones en empresas e industrias sólidas. No intentes apostar por lo que sucederá mañana, la próxima semana o dentro de dos meses.
     

c.2020 Harvard Business School Publishing Corp. Distribuido por The New York Times Licensing Group

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

09-10-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

El trabajo a distancia no necesita significar videollamadas todo el día

Trabajar desde casa en forma efectiva implica aprovechar plenamente la flexibilidad que puede ofrecer el trabajo a distancia. Profundice en las reglas básicas para que el teletrabajo no signifique videollamadas todo el día.

09-10-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company

Un dron de Amazon que filma en el interior de tu hogar. ¿Qué puede salir mal?

Amazon presentó el Ring Always Home Cam, un pequeño dron que zumba mientras vuela por las casas filmándolo todo, supuestamente con propósitos de seguridad. El producto ha generado una gran tormenta en redes sociales, y no del tipo que la empresa esperaba. Conozca todos los detalles aquí.

08-10-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

Sin compasión, los líderes resilientes se quedarán cortos

Sin compasión, los líderes resilientes se quedarán cortos La mayoría de los líderes experimentan ataques de desprecio en algún momento, especialmente durante tiempos de crisis, incertidumbre y alto estrés. Usted necesita ser fuerte y resiliente para superar estos periodos. Sin embargo, esas cualidades también lo vuelven vulnerable a sentir desprecio hacia los demás, porque en el calor del momento olvida que no todos son tan fuertes y resilientes como usted. Estos son algunos pasos para mantener a raya un ataque de desprecio.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}