Skip to main content
ico

Rompiendo paradigmas: tendencias en la industria automotriz

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial25-07-2017

Por Juan Fernando Agudelo Restrepo
Analista de Estrategia Sector Comercio / Grupo Bancolombia

Andrés Felipe Londoño
Gerente de Estrategia Sector Comercio / Grupo Bancolombia

Rompiendo paradigmas: tendencias en la industria automotriz

“Back to the Future”, trilogía histórica de finales de los 80’ y del director Robert Zemeckis, trató de ilustrar en su viaje al 2016 el prototipo del vehículo del futuro, 3 décadas después aún no nos movilizamos en carros voladores, sin embargo, estamos justo en el momento donde los cambios disruptivos de este este sector están surgiendo a una velocidad cada vez mayor. Marry Barra, directora ejecutiva de General Motors, proyectó hace poco que la industria automotriz cambiará más en los próximos diez años de lo que lo ha hecho en las últimas cinco décadas.

Aunque los cambios e innovaciones que ha tenido esta industria, desde su creación, se han enfocado más en la forma y diseño de los vehículos, se está percibiendo cambios estructurales que comienzan a marcar unas tendencias muy claras en el mediano y largo plazo.

Con el objetivo de sensibilizar a los diferentes actores que tienen relación con este sector, hablaremos sobre algunas de estas dinámicas.

Internet de los carros
  • La conectividad permitirá tener acceso a nuevas funcionalidades y características, ofreciendo a los usuarios asistencia en el momento de conducir. Esta tendencia dará lugar a una generación de datos sin precedente, logrando contribuir con industrias, como la de tecnología y seguros, y así mejorar la experiencia de las personas.

    La importancia de esta tendencia radica en la alta probabilidad de desarrollarse en el corto plazo y en este sentido las personas deben estar dispuestas a compartir la información de sus vehículos para que enriquezcan la interacción con toda la comunidad. A cambio, los consumidores reciben beneficios que suelen clasificarse en tres categorías: seguridad, ahorro de tiempo y reducción de costos.

    La seguridad al estar conectado permitirá al vehículo hacer llamadas de emergencia, solicitar asistencia inmediata, facilitar los servicios de rescate y advertir peligros en carretera.

    Ahorros de tiempo para los usuarios a partir de la optimización de las vías de la ciudad, distribuyendo las rutas de los vehículos antes de salir de las viviendas o lugares de trabajo. Adicionalmente, se podrán crear distintos sistemas de estacionamiento en red, en donde el usuario reserva su lugar de parqueo antes de requerirlo, lo que permitiría informar que no hay espacio disponible antes de entrar a determinado lugar.

    Por último, los clientes que estén dispuestos a compartir información con empresas, como las aseguradoras, podrían tener ahorro en las primas de seguro o beneficios en algunos productos, dado que se tendría control sobre los hábitos de conducción, posibles fallas y alertas sobre mantenimientos preventivos.

    Ecosistema de datos

    Economía colaborativa
  • Teniendo en cuenta los altos costos que acarrea tener un vehículo y sabiendo que en promedio el 95% del tiempo no son usados, se crea la oportunidad de utilizar los vehículos para satisfacer las necesidades de otras personas al poder prestarlos o compartirlos. Adicionalmente, al poder tener acceso a una mayor variedad de autos las personas pueden migrar de tener un vehículo para todas las necesidades a soluciones para cada necesidad.

    Es evidente que las nuevas generaciones comienzan a percibir los autos no como un activo, sino como un servicio; muestra de ello es el resultado de una encuesta que publicó The Economist donde le preguntó a 30.000 consumidores en 60 países cuál era su disposición a participar en comunidades colaborativas, obteniendo como resultado que el 66% de las personas están dispuestas a compartir sus propios activos y espacio con otras personas.

    En este orden de ideas, firmas como Morgan Stanley y Mckinsey proyectan que para el 2030 los vehículos compartidos representen cerca del 15% del parque automotor mundial. De materializarse esta tendencia, el modelo de comercialización de vehículos podría tener cambios importantes.

    Producción de vehículos vs. vehículos compartidos

    Vehículos autónomos
  • El desarrollo de vehículos autónomos empezó su primera fase en el año 2012, en lo que se conoció como conducción autónoma pasiva. Actualmente se está desarrollando la segunda etapa de esta tecnología que consiste en la sustitución limitada del conductor. Se espera que este desarrollo se masifique en dos décadas, cuando se tengan vehículos completamente autónomos y con una alta penetración en el mercado.

    Esta tendencia se convierte en uno de los acercamientos más claros a ese mundo futurista del imaginario colectivo de la sociedad, donde un robot, plasmado en algoritmos y sensores, sea el encargado de tomar las decisiones al momento de conducir independiente de las condiciones y de las limitaciones de infraestructura vial. Sin embargo, se requiere un mayor desarrollo de esta tecnología y su viabilidad dependerá, finalmente, de la aceptación jurídica y social.

    Business Insider publicó recientemente el ranking de los sistemas de conducción autónomos por marca luego de evaluar 10 criterios: visión, estrategia de mercado, tecnología, calidad, fiabilidad, entre otros, y los resultados son bastante dicientes:

    Vehículos autónomos

    Es evidente la aceptación del mercado por este tipo de soluciones; muestra de ello es el caso de Tesla (empresa que está detrás de la producción de autos eléctricos y del desarrollo de vehículos autónomos) que a pesar de nunca reportar utilidades desde su fundación en 2003 y vender 76.000 unidades en el 2016, cifra minúscula comparada con los 6.7 millones de unidades vendidas por Ford, está valorada en USD 44.000 millones frente a los USD 49.000  millones de la valoración de Ford, lo que se constituye en uno de los valores más altos de las compañías del sector automotriz que cotizan en bolsa.

    Sin lugar a dudas estamos en un momento histórico donde los cambios son cada vez más rápidos y evidentes, y como mencionaba Albert Einstein: “no pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto”, más bien rompamos paradigmas y estemos abiertos a las tendencias que nos vayan tocando. ¡Bienvenidos al futuro!

    ¿Te pareció útil este contenido?

    Continúe leyendo

    05-12-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial

    10 aprendizajes que nos dejó el streaming Perspectivas Económicas 2020 con Juan Pablo Espinosa

    En un reciente streaming de perspectivas económicas, Juan Pablo Espinosa Arango, director de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado del Grupo Bancolombia, hizo un completo análisis de las proyecciones globales y locales para el 2020.

    03-12-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial

    Demanda de cemento en el 3T19 es la más alta en los últimos cuatro años

    El tercer trimestre de 2019 cerró con un balance muy positivo para el sector cementero. Conozca aquí el análisis de cómo estuvo la demanda, precios y otras cifras destacadas de la construcción en Colombia.

    02-12-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

    Tulipanes, pitillos y unicornios: la influencia de las narrativas en la vida económica

    Las organizaciones pueden beneficiarse si tienen más en cuenta la forma como diferentes narrativas pueden afectar sus actividades. Conozca cómo aplicar las narrativas en los negocios.

    Suscríbase a nuestro boletín
    Capital Inteligente

    • Para conocer
      el acontecer económico.
    • Para tomar mejores
      decisiones de inversión.
    • Para compartir
      información de valor.

    Lo más reciente

    Compartir

    Enlace para Linkedin

    ¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

    Complementary Content
    ${loading}