Con un crecimiento esperado de 8% para 2021, Bancolombia plantea una perspectiva optimista para la economía colombiana

Resumen:

El avance previsto de la economía mundial para 2021 se ha consolidado, gracias al aporte de EE.UU. y China.

 

  • El sólido ritmo al que marcha la economía llevará a que el PIB cierre 2021 en un nivel superior al de 2019.
  • La recuperación estará sustentada en el consumo y el aporte de la construcción, el comercio y la industria.
  • En 2022 la expansión se moderaría por una mayor base y la suma de factores globales e internos.
  • Anticipamos que la inflación se mantendrá por encima de 3% durante 2021 y buena parte de 2022.
  • En la segunda mitad de 2021 se iniciaría un ciclo de alzas graduales en la tasa de intervención.

El equipo de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado del Grupo Bancolombia acaba de publicar sus proyecciones para la economía colombiana en el corto y mediano plazo. A continuación se detallan los elementos más importantes de estos nuevos escenarios:

Entorno internacional

Los vientos a favor desde el resto del mundo están soplando con fuerza. El avance previsto de la economía mundial para 2021 se ha consolidado, gracias al aporte de EE.UU. y China. Esto ha traído consigo una aceleración de la demanda externa, y ha soportado el aumento de los precios de las materias primas.

Además, los flujos de remesas continúan incrementándose, lo que representa una fuente de ingreso adicional para muchas familias. Asimismo, las tasas de interés en el mundo desarrollado siguen bajas, con lo cual los inversionistas globales continúan en la búsqueda de rentabilidad en los mercados emergentes, incluido el colombiano.

Crecimiento económico

Los motores que sustentan la mejora de la actividad productiva están en plena operación. Tanto la política monetaria como la fiscal están en un terreno ampliamente expansivo, y se mantendrán en él durante un tiempo adicional. Pero lo más importante en la actual coyuntura es que la economía se ha adaptado a operar en medio de la pandemia.

De hecho, el avance reciente del virus no ha afectado la movilidad, la demanda o el desempeño sectorial. Además, las afectaciones por los bloqueos y las movilizaciones de mayo no solo fueron inferiores a las inicialmente previstas, sino que además se han superado rápidamente. Por último, en las últimas semanas el avance del plan de vacunación se ha intensificado.

Por todo lo antes mencionado, ajustamos al alza nuestra proyección de variación del PIB para este año a un rango entre 6,1% y 9,7%, con 8% como la cifra más probable. Vale la pena resaltar que este último estimado está 3,3 pps por encima de nuestra estimación previa, y supera las expectativas oficiales y las de la mayoría de analistas.

Desde la demanda, este mayor crecimiento está sustentado en un repunte del consumo, que cerrará este año por encima de sus niveles precovid. Asimismo, prevemos un avance de doble dígito en la inversión. Por su parte, anticipamos que los sectores productivos que más aportarán al crecimiento de 2021 serán el comercio, la construcción y la industria.

Sin embargo, creemos que el ímpetu de la recuperación se suavizará a partir de 2022. En primer lugar, el crecimiento global se estabilizará en tasas más acordes con sus promedios históricos, lo que llevará a que las cotizaciones del petróleo y otros bienes básicos se estabilicen.

En segundo término, el estímulo desde la política económica se modulará paulatinamente, ya que prevemos que empezará un ciclo de aumentos en la política monetaria, así como un ajuste del déficit fiscal.

A esto se suma la incertidumbre que traerá el proceso electoral. Por último, cada vez serán evidentes las secuelas de largo aliento que la pandemia ha generado en el mercado laboral y el tejido productivo. Como resultado, revisamos nuestra expectativa base de crecimiento para 2022 de 3,5% a 2,7%.

Otros indicadores

El escenario que acabamos de describir se acompañará de una corrección lenta en el desempleo, una inflación superior a la meta de 3% y una tasa de cambio que permanecerá en niveles altos.

Frente a la desocupación urbana, proyectamos un nivel promedio de 16,4% en 2021 y de 14,2% en 2022, cifras que reflejan un ritmo lento de creación de puestos de trabajo.

Por su parte, prevemos que la variación de los precios al final de este año se ubicará en 3,6%, y pasará a 3,3% en diciembre de 2022. Tal comportamiento implicará alzas graduales en la tasa de interés de referencia a partir de septiembre.

Por último, anticipamos que el USDCOP promediará $3.620 este año y $3.590 en 2022. Pese a que los términos de intercambio del país mejorarán, no prevemos mayores correcciones en la cotización del peso frente al dólar, por cuenta de la vulnerabilidad externa del país.

Noticias destacadas

Subscríbete a
nuestro boletín

¿Quieres conocer nuestras últimas noticias? Con un solo clic puedes tener en tu correo los comunicados oficiales de Grupo Bancolombia.