Investigaciones Económicas de Bancolombia actualiza sus proyecciones para 2016

Resumen:

El equipo de Investigaciones Económicas del Grupo Bancolombia publicó su informe trimestral de proyecciones económicas. Amplía aquí la información de los puntos destacados de esta revisión.

El equipo de Investigaciones Económicas del Grupo Bancolombia publicó su informe trimestral de proyecciones económicas, que detalla las perspectivas para Colombia en el corto y el mediano plazo. Los puntos más destacados de esta revisión son:  

Economía global

Durante el presente año la economía mundial estará marcada por la desaceleración productiva y la alta volatilidad en los mercados financieros. En este entorno, el crecimiento promedio de los socios comerciales de Colombia se desaceleraría hasta 1,4%, la tasa más baja desde la crisis de 2008. Esto llevará a que el potencial de crecimiento de las exportaciones colombianas sea limitado. De otro lado, las condiciones financieras globales experimentarán grandes fluctuaciones y no se descarta volver a experimentar periodos de estrés como los vividos en agosto y enero pasados. En relación con los precios del petróleo, se revisó al alza el precio promedio de la referencia WTI, de US$30 a US$35,6 por barril.       

 

Crecimiento económico

Desde el 3,1% observado en 2015, se mantuvo el crecimiento esperado de 2,6% para 2016, con un rango entre 1,8% y 3,1%. El escenario central supone que el país va a seguir ajustándose de manera ordenada a un entorno externo sin vientos de cola y a los efectos de segunda ronda que causa el descenso de los precios del petróleo. La demanda interna seguiría siendo el motor de la economía, pero se espera que todos sus componentes se expandan a una tasa más baja que el año anterior. En el desempeño sectorial se destaca el crecimiento de la industria, cuya expansión prevista para 2016 se ajustó de 4,2% a 6,9%.

Inflación

Se revisó al alza la previsión de inflación para este año, de 4,4% a 5,4%, con un rango entre 4,4% y 6,5%. En lo que queda del primer semestre, las variaciones anuales de los precios estarían por encima de 8% debido a la persistencia de factores alcistas y a la activación de mecanismos de indexación. Sin embargo, se prevé que en el segundo semestre la inflación presente una moderación pronunciada, debido a una eventual normalización de las condiciones climáticas y a las menores presiones de precios provenientes de una economía creciendo por debajo de su potencial. A pesar de ello, se estima que la convergencia de la inflación al rango meta del Banco de la República solo ocurrirá en 2017.

Tasas de interés

La persistencia de la inflación en niveles altos en el corto plazo llevaría al Banco de la República a continuar aumentando su tasa de intervención. No obstante, se vislumbra que el actual ciclo de incrementos se está acercando a su fin. En efecto, el escenario base es que la tasa de referencia llegue a 7%, y que se mantenga en este nivel hasta el cierre del año. Esta sería la alternativa de política por la que se incline la mayoría de la Junta del Emisor, la cual ha optado por alzas moderadas en las últimas reuniones. Tal aproximación está soportada en que, en la medida en que los choques de precios se disipen, las expectativas inflacionarias se corregirán rápidamente.

Por su parte, se estima que las tasas DTF y la IBR overnight sigan aumentando, y que terminen 2016 en 7,24% y 6,7%, respectivamente. En el caso de la deuda pública, se espera que la rentabilidad de la referencia de julio de 2014 se ubique en diciembre en 8,53%.

Sector externo y tasa de cambio

Gracias a un descenso más pronunciado de las importaciones y a una caída menos fuerte de los precios de las materias primas, se espera que el déficit comercial colombiano pase de US$15.204 millones en 2015 a US$12.331 millones este año. Esto permitirá que el déficit en cuenta corriente se reduzca de 6,4% a 5,5% del PIB. A pesar de ello, el desequilibrio externo del país seguiría siendo muy superior al promedio tanto de América Latina (que el FMI estima en 2,8% del PIB) como del mundo emergente (0,6% del PIB). Por lo tanto, esta sigue siendo una fuente de vulnerabilidad para Colombia.

Con respecto al dólar, se revisó a la baja la proyección de tasa de cambio promedio para este año de $3.340 a $3.180. Con ello, el ritmo de devaluación se moderaría del 22% observado el año pasado 15% en 2016. Se espera que el mercado cambiario siga inmerso en un régimen de alta volatilidad, y que en el mediano plazo la tasa de cambio converja hacia su rango de equilibrio, que se estima actualmente entre $3.100 y $3.300.

Dirección de Comunicaciones Corporativas y Reputación
28 de marzo de 2016

Contactos de Prensa

Juan Pablo Tobón
Relaciones con Prensa

Luisa Arboleda Londoño
FTI Consulting

Noticias destacadas

Subscríbete a
nuestro boletín

¿Quieres conocer nuestras últimas noticias? Con un solo clic puedes tener en tu correo los comunicados oficiales de Grupo Bancolombia.