Bancolombia confirma su expectativa de mayor crecimiento económico en 2019

Resumen:

El equipo de Investigaciones Económicas del Grupo Bancolombia publicó hoy su informe de actualización de proyecciones económicas para 2019, en el cual se plasma la visión oficial acerca del comportamiento previsto para las principales variables de nuestro país.  

  • En línea con nuestra visión de recuperación gradual, seguimos esperando una variación del PIB de 3,2%
  • Mantenemos el pronóstico de inflación para el final del año en 3,4%
  • Moderamos la variación prevista en el crecimiento de los socios comerciales y los términos de intercambio
  • Incrementamos la proyección de desempleo urbano, déficit en cuenta corriente y déficit del Gobierno Nacional 
  • Anticipamos un periodo más prolongado de estabilidad en las tasas de interés 
  • Prevemos que las calificaciones soberanas del país convergerán al último escalón del grado de inversión 

A continuación, se resumen los temas más importantes de esta publicación:

Entorno Internacional

En lo que va de este año los indicadores líderes confirman una desaceleración de la actividad económica global. El FMI redujo en 0,2 pps hasta 3,3% su pronóstico de crecimiento del PIB mundial para el presente año, en tanto que ajustamos la proyección para EE.UU. de 2,3% a 2,2%. Como consecuencia, esperamos que este año el crecimiento de los socios comerciales de Colombia sea de 2,2%, cifra que revisamos desde 2,5% y que representará desafíos para el sector exportador.

La desaceleración también afectará los precios de las materias primas, ya que supondrá un menor crecimiento de la demanda por este tipo de bienes. Este factor, sumado a un posible aumento en la producción por parte de la OPEP y sus aliados, conducirá a una acumulación de inventarios de crudo en los siguientes meses. Por lo tanto, luego de ubicarse en US$71,6 en 2018 pronosticamos que el precio promedio de la referencia Brent para este año pasará a US$62,8 (revisado ligeramente desde US$62,5). Como resultado, los términos de intercambio retrocederían en 2019 un 3,6%.

Crecimiento Económico

Luego de registrar una variación de 2,7% en 2018, prevemos que en 2019 el PIB se expandirá a una tasa de 3,2%. Esta proyección, que mantenemos inalterada, implica que este año Colombia exhibirá la tasa de crecimiento más alta desde 2014. La inversión se consolidará como el rubro más dinámico de la demanda, con un crecimiento esperado que reiteramos en 5%.

Entretanto, anticipamos que el consumo, tanto en su componente privado como público, seguirá mostrando un desempeño sólido. Por el contrario, las exportaciones netas sustraerán al crecimiento del PIB en una mayor magnitud debido a los retos del contexto global y a la alta demanda por importaciones. Asimismo, auguramos un desempeño sectorial más balanceado, en el que ninguna actividad productiva se contraerá. De otro lado, esperamos que en los siguientes 5 años el crecimiento económico promedio de Colombia sea de 3,3%.

Vale la pena mencionar que en esta oportunidad identificamos un sesgo bajista en el balance de riesgos sobre la actividad productiva. Como factores a monitorear se destacan una desaceleración mundial más pronunciada, un deterioro adicional del mercado laboral y eventuales obstáculos a la recuperación de la inversión productiva.

Perspectivas Fiscales

Con las modificaciones en la meta de déficit que aprobó recientemente el Comité de la Regla Fiscal las perspectivas fiscales para este año están despejadas. No obstante, a partir de 2020 el panorama de ajuste se torna mucho más exigente.

Como respuesta a ello, nuestra visión fiscal para los próximos años está soportada en la expectativa de que las metas se continuarán revisando para mantener un ritmo de ajuste gradual. Esperamos que en los siguientes 5 años el componente cíclico empleado en la determinación de la meta de déficit se mantenga entre 0,9% y 1% del PIB. Esto contempla tanto el costo de atención a la población migrante de Venezuela como los componentes de ciclo económico y energético que están previstos en la normatividad vigente.

De este modo, el balance del Gobierno Nacional tendería a converger al -2% del PIB, pero se cumpliría la meta de déficit estructural de -1% del PIB para 2022 consignada en la regla fiscal.

Sector Externo y Tasa de Cambio

Luego de que el año anterior el déficit en cuenta corriente se ampliara más de lo previsto, para 2019 ajustamos al alza esta proyección de 3,9% a 4,2% del PIB. Tal comportamiento será el resultado de un mayor desbalance en el intercambio de bienes y servicios, en el que incidirán la reducción en los precios de las materias primas, la moderación de las exportaciones y el incremento de las importaciones. En el mediano plazo nuestra expectativa es que el déficit externo promedie un 3,9% del PIB, un nivel mayor al que estimamos el año pasado.

En lo que respecta a la cotización del peso frente al dólar, pese a que mantuvimos inalterada la proyección promedio de 2019 en $3.150, ajustamos la estimación para el cierre del año de $3.120 a $3.170. El ajuste pone de manifiesto que con una corrección en el precio de las materias primas y una ampliación del déficit en cuenta corriente el peso colombiano cederá terreno en el segundo semestre.

Inflación y Tasas de Interés

Reafirmamos nuestra expectativa de que la variación de los precios al consumidor finalizará el año en 3,4%. Esta proyección supone que para diciembre la inflación de alimentos habrá aumentado hasta un poco más de 4%, en tanto que la inflación básica se ubicará en 3,2%. Igualmente, pronosticamos que las variaciones mensuales durante el resto de 2019 estarán ligeramente por debajo de sus promedios históricos. De otro lado, a diferencia de lo contemplado a principio de año, cuando veíamos más riesgos al alza, el balance de los determinantes de la inflación está hoy en día más balanceado.

En cuanto a la política monetaria, como resultado de las tendencias globales y de las expectativas inalteradas de crecimiento e inflación, nuestra perspectiva de incrementos por 50 pbs en la tasa de referencia en el segundo semestre dio paso a una perspectiva de estabilidad que se extenderá en lo que queda de 2019. Ahora nuestro escenario base supone que solo hasta la primera mitad de 2020 la tasa repo tendrá dos aumentos de 25 pbs. Además, prevemos que en el mediano plazo la postura de política monetaria estará más cerca del terreno neutral.

Por último, consideramos que el espacio de reducciones en las rentabilidades de la deuda pública local se ha recorrido en su mayoría en los primeros meses del año. Por lo tanto, vaticinamos que las tasas de los TES TF estén en promedio durante 2019 levemente por encima de sus niveles actuales. Para el final del año prevemos que la curva se ampliará por cuenta de los desafíos en materia fiscal que prevalecerán en 2020.

16 de abril de 2019

Dirección de Reputación y Comunicaciones

Noticias destacadas

Subscríbete a
nuestro boletín

¿Quieres conocer nuestras últimas noticias? Con un solo clic puedes tener en tu correo los comunicados oficiales de Grupo Bancolombia.