Salud física y financiera: los retos para un nuevo día sin IVA

Resumen:

Según datos de consumo recolectados el 35% de las compras fueron hechas con tarjeta de crédito.

Las cifras del comportamiento del empleo en mayo, según el Dane, presentan casi 1 millón de personas desocupadas solo en Bogotá, mientras que en el país la cifra llega a 4,7 millones de personas sin empleo, y, según el panorama cercano derivado del Covid – 19, la reactivación de la economía se irá dando de forma gradualmente lenta.

Por eso, es momento de hacer una revisión juiciosa de nuestras finanzas, entender qué tan cubiertas están nuestras necesidades básicas en el corto, mediano y largo plazo. También, si las obligaciones adquiridas están siendo atendidas de manera responsable, y si conviene o no asumir un gasto adicional de cualquier índole.

Vivimos, en días pasados, aglomeraciones descontroladas para comprar, en su mayoría, productos de tecnología y artículos de lujo. Según datos de consumo recolectados por el equipo de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado de Bancolombia, el 35% de las compras fueron hechas con tarjeta de crédito, el ticket promedio de compra más alto fue para la categoría Tecnología y el plazo de financiación promedio fue de 7 cuotas.

En ese sentido, el llamado para este nuevo día sin IVA es en dos vías: evitar aglomeraciones que pongan en riesgo la vida y comprar de manera responsable para no poner en riesgo la salud financiera.

Chequeo de necesidades

Tener claridad de nuestros gastos en estos momentos puede hacer la diferencia. Por eso, antes de comprar te invitamos a preguntarte:

  • ¿Tengo cubierta la alimentación, el transporte, la vivienda, la salud y los servicios básicos? Esto permitirá validar que no quedemos expuestos a apuros en lo mínimo vital.
  • ¿Tengo alguna porción de ahorros o reserva para emergencias? Millones de personas en el mundo se vieron expuestas a la pérdida de su empleo a causa de la situación actual. Un ahorro o reserva para emergencias asegura estar cubiertos para lo básico, mientras se preparan planes de actuación que ayuden a cambiar la nueva realidad.
  • ¿Mis deudas están al día? Tener al día las responsabilidades financieras permite mantener la puerta abierta a la posibilidad de financiarte en momentos de mayor dificultad.
  • ¿Tengo las tarjetas de crédito a tope? Este puede ser un asunto importante si no se maneja con prudencia, pues representa una deuda sobre la cual se cargan intereses de financiación. Hay que estar vigilantes y evitar que usar al máximo el cupo de las tarjetas se convierta en un problema para el futuro.
  • ¿Eso en lo que deseo gastar mi dinero, lo necesito? ¿Qué cambia si no lo compro? Si la respuesta a esta última pregunta es “nada”, es probable que puedas prescindir de ese gasto y enfocar tu dinero en otras necesidades, o simplemente evitar endeudarte de manera innecesaria.

Si en alguna de las preguntas de chequeo tienes dudas, es una alerta para pensar bien qué decisión tomar. Y si definitivamente puedes acceder a ellas de forma responsable, prioriza aquellas que te aporten tranquilidad emocional y financiera.

Es en este momento, más que nunca, que la conciencia del comportamiento de consumo juega un papel importante para que la reactivación de la economía se dé en firme y no aplazando obligaciones, ampliando deudas, sobreendeudando los hogares o exponiéndonos a financiar costosamente productos que hoy no son necesarios.

Noticias destacadas

Subscríbete a
nuestro boletín

¿Quieres conocer nuestras últimas noticias? Con un solo clic puedes tener en tu correo los comunicados oficiales de Grupo Bancolombia.