Las finanzas públicas se ajustan a una nueva realidad, pero persisten riesgos en el mediano plazo: Bancolombia

Resumen:

Investigaciones Económicas de Bancolombia analizó el Marco Fiscal de Medio Plazo que el Gobierno radicó ante el Congreso. Amplía la toda la información aquí.

Hace algunos días el Gobierno radicó ante el Congreso de la República el Marco Fiscal de Mediano Plazo para 2015 (MFMP 2015), en el que se reflejan los esfuerzos del Gobierno por ajustarse a una nueva realidad de menor ingreso por el declive del ‘boom’ petrolero.

De acuerdo con el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, a partir de la revisión del MFMP, el Gobierno revela su compromiso con la meta de déficit estructural y su intención de no saturar el mercado de deuda pública con una oferta excesiva de títulos. Sin embargo, los retos estructurales para las finanzas públicas siguen siendo significativos y para su resolución se requieren reformas de fondo en el frente tributario, entre otras medidas.

fiananzas-publicas-bancolombia

De hecho, en el mediano plazo va a ser necesario acudir a nuevas fuentes de ingresos, lo que implicará tanto un esfuerzo continuo de control a la evasión tributaria como revisiones adicionales al sistema impositivo. En este aspecto, Investigaciones Económicas señaló que en el escenario base de las autoridades se asume la realización de varias reformas en este frente a partir de 2019. Así, en caso de que estas no llegaran a aprobarse en los montos previstos surge el riesgo de que la reducción del déficit proyectada en el mediano plazo no se materialice.

Así mismo, debido a los menores ingresos petroleros y a la desaceleración de la economía, se confirma la ampliación del déficit del Gobierno Nacional a 3% en 2015 y a 3,6% del PIB en 2016, niveles que son consistentes con las estimaciones previas que ya había realizado el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia.

A pesar del mayor déficit total, se mantiene la senda de reducción en el déficit estructural debido a que la mayor parte del deterioro del balance fiscal se atribuye al ciclo de los precios del petróleo y al crecimiento económico por debajo del potencial. El efecto de estos fenómenos se difiere en el tiempo, de forma que la mayor parte del ajuste ocurría después de 2018.

Aunque Bancolombia reconoció que el Gobierno mantiene su compromiso con el cumplimiento de la regla fiscal, también señaló que diferentes análisis sugieren que en la próxima década los gastos del mismo pueden llegar a incrementarse en un promedio de 3,7% del PIB por año. Estos mayores gastos incluyen lo relacionado con el posconflicto, así como mayores pagos en salud, educación y atención a la población mayor.

Además, la inflexibilidad del presupuesto público colombiano, en el que más del 90% de los gastos están comprometidos de antemano, lleva a que el espacio para efectuar ajustes adicionales vía reducción de los gastos en los próximos años sea más limitado.

Finalmente, el stock de la deuda en el mediano plazo dependerá de la capacidad de las autoridades para ajustar el balance del Gobierno, en particular a partir de 2019. Cualquier ampliación del déficit por encima de lo previsto implicará un incremento en el nivel de endeudamiento público. En efecto, los análisis efectuados por Bancolombia muestran que por cada punto porcentual del PIB que se deteriore en un año el balance del GNC, el saldo de la deuda como porcentaje del PIB puede incrementarse hasta 3,4% del PIB.

Dirección de Comunicaciones Corporativas
8 de julio de 2015

Noticias destacadas

Subscríbete a
nuestro boletín

¿Quieres conocer nuestras últimas noticias? Con un solo clic puedes tener en tu correo los comunicados oficiales de Grupo Bancolombia.