Skip to main content

Lo que es bueno para el entorno, también lo es para tu negocio

Lo bueno para el entorno y el negocio

Las empresas han puesto los ojos en el futuro desde un punto de vista sostenible, en el que el desarrollo de la sociedad y el impacto positivo al medio ambiente son objetivos tan importantes como obtener buenos resultados financieros.

Un negocio sostenible ¿para qué?

De seguro lo has notado, el consumo de recursos naturales con el fin de satisfacer necesidades y gustos parece no tener vuelta atrás, así como el deterioro del medio ambiente. Pero no todo está perdido, al contrario, los modelos de negocios y tecnologías amigables con el planeta van teniendo cada vez más demanda por parte de las empresas, y estas a su vez se han visto beneficiadas con incentivos por parte de los gobiernos, entidades privadas que apoyan la inversión verde y entidades financieras comprometidas con el desarrollo sostenible.

Ya sea a través de líneas especiales de créditos, bonos verdes o incentivos económicos, los negocios que busquen mitigar riesgos medioambientales y combatir el cambio climático pueden encontrar la financiación necesaria para lograr sus objetivos, obteniendo diferentes beneficios, lo cual favorece tanto al entorno como a su propia operación.

Y ¿cómo es esto posible?

Para lograr que un negocio sea más sostenible, es esencial entender que para perdurar en el tiempo deben cumplirse diferentes aspectos en los ámbitos ambiental, social y económico. Por eso, un negocio sostenible:

Algunas de nuestras iniciativas 

  • Identifica los impactos directos e indirectos de su actividad al medio ambiente y promueve la prevención, mitigación, corrección y compensación de los mismos.
  • Cuenta con estrategias de ecoeficiencia corporativa que le permiten aprovechar mejor sus recursos y reducir el consumo de agua, energía, papel y viajes.
  • Cuenta con una política de cambio climático, con el fin de identificar riesgos y oportunidades ambientales para sus negocios, los de sus clientes, proveedores, y el desarrollo sostenible de las comunidades donde tiene presencia.
  • Cuenta con un modelo de negocios sostenibles que contribuyen con criterios claros de compras y consumo responsable, al favorecer productos y servicios que generen beneficios ambientales.
  • Identifica, previene y mitiga los riesgos ambientales de los proyectos y actividades que desea financiar e invertir, al hacer un análisis riguroso de los impactos ambientales que los mismos pueden generar.

Es ético y beneficia a la sociedad 

  • Se compromete con la protección, el respeto y la remediación de los Derechos Humanos, por eso es fundamental que realice evaluaciones sobre sus prácticas, como también a sus proveedores para formular planes de acción, con el fin de asegurar que los Derechos Humanos se hagan valer en toda la cadena productiva, en aspectos como: seguridad y salud de los empleados, equidad de género, condiciones apropiadas de trabajo, cero tolerancia a la discriminación y al trabajo infantil, bienestar de los empleados, entre otros.
  • Piensa en generar valor compartido y bienestar a la sociedad. Para ello, debe conocer las necesidades que tienen las comunidades donde hace presencia, con el fin de ayudarles a superarlas a través de la naturaleza misma de su negocio, como también desde la implementación de programas sociales y de voluntariado corporativo.
  • Facilita el acceso a sus productos y servicios a las poblaciones más apartadas. Así mismo, la inclusión laboral es fundamental para generar condiciones de equidad, al brindarle la posibilidad de ingresar al campo laboral a personas que tienen alguna discapacidad física, que representan etnias raciales o minorías, o a personas que tienen preferencias sexuales o convicciones religiosas diferentes a las de la mayoría.
  • Se preocupa por identificar las expectativas y demandas de sus grupos de interés así como de integrarlas a su estrategia corporativa; establecer un diálogo con los grupos de interés y especialmente co-crear con ellos es fundamental para posicionarse como una empresa socialmente responsable.

No pierde de vista la rentabilidad económica 

  • Cuenta con prácticas de gobierno corporativo que reflejen valores y principios que ayuden a generar confianza entre los accionistas, empleados, proveedores y clientes, para garantizar que los buenos resultados financieros se obtengan de una manera ética y tengan como premisa la generación y distribución de valor para todos los grupos de interés.
  • Realiza una gestión eficaz de riesgos y crisis, a partir de una planificación y de prácticas de control interno que le permita ser proactivo ante los diferentes tipos de riesgos que se puedan presentar y al definir oportunidades de mejora, que finalmente terminen por generar valor a la empresa y a sus grupos de interés.
  • Cuenta con una estrategia de relacionamiento con sus clientes, con el fin de aumentar su retención, satisfacción y fidelidad. Para ello es fundamental que la empresa se preocupe en escuchar a los clientes, en conocer sus expectativas y necesidades, en contar con herramientas como CRM, para tener más y mejor información que le permita luego construir con ellos relaciones de confianza.
  • Cuenta con una estrategia de impuestos en los países donde tenga presencia para atender de manera responsable su rol como contribuyente tributario, entendiendo que el pago de impuestos tiene un sentido social por medio del cual se apalanca el desarrollo de las comunidades.

En Bancolombia, mediante nuestra estrategia de negocios sostenibles, apoyamos a los clientes en el desarrollo de sus proyectos, en los cuales promovemos el uso de tecnologías limpias, energías renovables, reducción de residuos, emisiones, vertimientos, uso eficiente de la energía, combustibles limpios, construcciones sostenibles, entre otros, para generar una menor afectación al medio ambiente y a la comunidad.

La sostenibilidad como una gran oportunidad para Colombia

Es sabido que aquellas naciones que a través de sus sectores productivos demuestran interés por la sostenibilidad, logran atraer mayor inversión extranjera, facilitan la consecución de recursos que desarrollen la competitividad, promueven mejoras en lo público y mejoran su imagen ante el mundo, consiguiendo así avances en su desarrollo.

Más allá de una tendencia o un tema de moda, la sostenibilidad es un compromiso y así lo hemos entendido en Bancolombia. Muestra de ello es que durante el Foro Económico Mundial, celebrado en Davos, Suiza, estuvimos incluidos en el anuario de sostenibilidad de RobecoSAM, entidad que además nos distinguió con la medalla en categoría bronce al ubicarnos como el quinto banco más sostenible del mundo y el primero del continente americano.

Conoce más sobre Bancolombia sostenible.

¡Comparte esta información en redes sociales!

Enlace para Facebook Enlace para Twitter Enlace para Linkedin

¿Quieres conocer más datos de valor sobre el medio ambiente? Visita otros artículos de interés.