Skip to main content

¿Por qué es necesario ver el fracaso como un espacio de experimentación? Para la autora de “The Rise: Creativity, the Gift of Failure, and the Search for Mastery”, el concepto del fracaso es un camino que hay que tener cerca para alcanzar el éxito. Y es importante conocer que el concepto de éxito de Lewis consiste en preocuparte por lo que has conseguido y por lo que puedes conseguir, es estar siempre con ganas de más.

WOBI: ¡Una experiencia única de aprendizaje e inspiración! ¡Puedes acceder a entrevistas con cuatro de los expertos speakers, diligenciando nuestro formulario!

Superando el temor al fracaso

No conseguir los objetivos del negocio es una oportunidad para crecer. El estado mental y ser amateur son ingredientes básicos para el éxito. En el primer punto, Lewis plantea que en los negocios se debe pensar siempre un escalón debajo de la meta para regresar con fuerza tras un fracaso. Por su parte, ser amateur consiste en darle relevancia a los aportes que llegan de personas con menor experiencia que pueden alimentar la visión en un tema específico. “Las equivocaciones no hay que verlas como un fracaso sino como un punto de partida para reconstruirnos, para reinventarnos”, así opinó al respecto Luz Betty Rodríguez, gerente de Miroal Ingeniería S.A.S, quien reconoce que a nivel empresarial siempre hay errores, fallas o fracasos que permiten a los negocios renovarse. Justamente, la empresaria del sector constructor destaca uno de los ejemplos dados por Sarah Lewis en su charla: el de Thomas Alva Edison, el creador de la bombilla eléctrica; una mente que no se rindió ante las mil veces que tuvo que experimentar para poder llegar al éxito. “Fracasos” que le ayudaron a descubrir diferentes caminos y que le motivaron a seguir adelante. ¿Cómo lograr una actitud así que permita siempre ir por más?, motivando la creatividad, según Lewis. El pensamiento creativo es uno de los motores y una de las necesidades de las empresas para poder utilizar los fracasos en oportunidades de innovación y, para ello, según Sarah, se requieren espacios de privacidad en las organizaciones para que las personas puedan pensar y trabajar en nuevas ideas. Rodríguez nos comparte al respecto cómo aplicar esta idea en su sector donde todo se hace en espacios abiertos.

La privacidad: punto clave de la innovación

Trabajar en grupos reducidos puede ayudar a enfocar mejor las ideas, pues se disminuye el temor a las críticas y el desacuerdo. Para Lewis, los cuatro ingredientes para el éxito son: la mentalidad, la privacidad, el 'amateurismo' y el fracaso. ¿Cómo los vas a aplicar en tu negocio?

Estamos frente a nuevos desafíos de negocios. Es ahora. Es el momento para hacerlo. Un momento donde el capital humano y el tecnológico puede ser la clave fundamental para este crecimiento.

Y te damos las pistas de voz de los más expertos. Accede a contenido exclusivo con entrevistas con cuatro de los speakers: Tom Peters, sobre innovación; Mario Alonso Puig, sobre desempeño; Dave Ulrich, sobre talento y Sara Lewis, sobre creatividad. Diligencia el formulario y accede a este contenido:

${loading}