Skip to main content

¿Qué hace a un negocio sostenible y por qué son importantes?

Qué hace a los negocios sostenibles

A continuación explicamos las razones por las que los negocios sostenibles cobran cada vez más importancia a nivel mundial, y qué aspectos deben tenerse en cuenta desde lo ambiental, lo social y el retorno económico y la ética en los negocios.

En 2015, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) invirtió la suma de USD 10.700 millones en 168 proyectos sostenibles que contribuirán con la sostenibilidad ambiental, la mitigación y adaptación al cambio climático así como al uso de energías renovables. Así lo afirmó la entidad en su Reporte de Sostenibilidad 2015. También las grandes multinacionales han incrementado su presupuesto para invertir en estrategias corporativas que hagan de sus empresas unos negocios sostenibles.

1. Un negocio sostenible ¿para qué?

El valor de generar iniciativas sostenibles desde el sector privado ha sido identificado tanto al interior de las empresas como en las entidades y organismos internacionales más relevantes del mundo.

De acuerdo con la revista Harvard Business Review, en el artículo Why Sustainability is Now the Key Driver of Innovation (Por qué la sostenibilidad es ahora el motor clave de la innovación), esta ha dejado de ser considerada poco relevante para las compañías y ahora juega un papel indispensable en la innovación de la cadena de valor de los negocios, dando lugar a la expansión hacia nuevas oportunidades.

Además los consultores del Banco Mundial, Djordjija Petkoski, Michael Jarvis y Gabriela de la Garza, aseguran en el artículo The Private Sector as a True Partner in Development(El sector privado como un verdadero aliado en el desarrollo) que este continúa siendo el motor de crecimiento, generación de riqueza, y desarrollo de capital humano de las naciones. Es por esto que su liderazgo es indispensable para generar iniciativas de gran impacto y crear soluciones efectivas y de valor a problemas actuales relacionados con lo económico, lo social y lo ambiental.

2. ¿Cómo es esto posible?

Para lograr que un negocio sea más sostenible, es esencial entender que para perdurar en el tiempo deben cumplirse diferentes aspectos en los ámbitos ambiental, social y económico. Por eso, un negocio sostenible:

a. Genera impactos positivos en el ambiente 

  • Identifica los impactos directos e indirectos de su actividad al medio ambiente y promueve la prevención, mitigación, corrección y compensación de los mismos.
  • Cuenta con estrategias de ecoeficiencia corporativa que le permiten aprovechar mejor sus recursos y reducir el consumo de agua, energía, papel y viajes.
  • Cuenta con una política de cambio climático, con el fin de identificar riesgos y oportunidades ambientales para sus negocios, los de sus clientes, proveedores, y el desarrollo sostenible de las comunidades donde tiene presencia.
  • Cuenta con un modelo de negocios sostenibles que contribuyen con criterios claros de compras y consumo responsable, al favorecer productos y servicios que generen beneficios ambientales.
  • Identifica, previene y mitiga los riesgos ambientales de los proyectos y actividades que desea financiar e invertir, al hacer un análisis riguroso de los impactos ambientales que los mismos pueden generar.

b. Es ético y beneficia a la sociedad 

  • Se compromete con la protección, el respeto y la remediación de los Derechos Humanos, por eso es fundamental que realice evaluaciones sobre sus prácticas, como también a sus proveedores para formular planes de acción, con el fin de asegurar que los Derechos Humanos se hagan valer en toda la cadena productiva, en aspectos como: seguridad y salud de los empleados, equidad de género, condiciones apropiadas de trabajo, cero tolerancia a la discriminación y al trabajo infantil, bienestar de los empleados, entre otros.
  • Piensa en generar valor compartido y bienestar a la sociedad. Para ello, debe conocer las necesidades que tienen las comunidades donde hace presencia, con el fin de ayudarles a superarlas a través de la naturaleza misma de su negocio, como también desde la implementación de programas sociales y de voluntariado corporativo.
  • Facilita el acceso a sus productos y servicios a las poblaciones más apartadas. Así mismo, la inclusión laboral es fundamental para generar condiciones de equidad, al brindarle la posibilidad de ingresar al campo laboral a personas que tienen alguna discapacidad física, que representan etnias raciales o minorías, o a personas que tienen preferencias sexuales o convicciones religiosas diferentes a las de la mayoría.
  • Se preocupa por identificar las expectativas y demandas de sus grupos de interés así como de integrarlas a su estrategia corporativa; establecer un diálogo con los grupos de interés y especialmente co-crear con ellos es fundamental para posicionarse como una empresa socialmente responsable.

c. No pierde de vista la rentabilidad económica 

  • Cuenta con prácticas de gobierno corporativo que reflejen valores y principios que ayuden a generar confianza entre los accionistas, empleados, proveedores y clientes, para garantizar que los buenos resultados financieros se obtengan de una manera ética y tengan como premisa la generación y distribución de valor para todos los grupos de interés.
  • Realiza una gestión eficaz de riesgos y crisis, a partir de una planificación y de prácticas de control interno que le permita ser proactivo ante los diferentes tipos de riesgos que se puedan presentar y al definir oportunidades de mejora, que finalmente terminen por generar valor a la empresa y a sus grupos de interés.
  • Cuenta con una estrategia de relacionamiento con sus clientes, con el fin de aumentar su retención, satisfacción y fidelidad. Para ello es fundamental que la empresa se preocupe en escuchar a los clientes, en conocer sus expectativas y necesidades, en contar con herramientas como CRM, para tener más y mejor información que le permita luego construir con ellos relaciones de confianza.
  • Cuenta con una estrategia de impuestos en los países donde tenga presencia para atender de manera responsable su rol como contribuyente tributario, entendiendo que el pago de impuestos tiene un sentido social por medio del cual se apalanca el desarrollo de las comunidades.

En conclusión, la importancia de llevar a cabo negocios sostenibles desde el sector privado ha sido identificado por diversos organismos internacionales, y en la rentabilidad e innovación de las empresas mismas.

Sin embargo, para que sea posible que un negocio sea sostenible, es necesario que se realicen acciones que busquen prevenir, mitigar, corregir, y compensar dichas acciones, entender, ayudar, adaptarse a las necesidades de las comunidades, involucrar la ética empresarial en todas las acciones del negocio, e integrar las nuevas tecnologías para dar soluciones a problemas que puedan comprometer su perdurabilidad.

Conoce más sobre Bancolombia sostenible.

Referencias 

¡Comparte esta información en redes sociales!

Enlace para Facebook Enlace para Twitter Enlace para Linkedin

¿Quieres conocer más datos de valor sobre el medio ambiente? Visita otros artículos de interés.

También te puede interesar

Cómo lograr que tu empresa sea sostenible

La sostenibilidad es generar impactos positivos en nuestro entorno a partir de nuestras acciones como personas o negocios en los ámbitos económico, social y ambiental.

Bancolombia, un referente mundial de sostenibilidad

En los últimos años nos hemos enfocado en la importancia de la sostenibilidad y cómo esta nos ayuda a generar un impacto social positivo.