Construye tu definición de riesgo

Ten presente que el riesgo no es un concepto estático y de una sola dirección. Por el contrario, se mueve a tu ritmo a medida que se acerca el plazo establecido para cumplir tus objetivos financieros.

Analiza el riesgo

  • Si eres joven y apenas empiezas a ahorrar para tu retiro laboral, el mayor componente del riesgo es la probabilidad de que tus inversiones no alcancen el crecimiento suficiente para cubrir tus necesidades futuras.
  • Si eres una persona adulta, próxima a retirarse encontrarás que una fluctuación brusca en el valor de tu inversión es más relevante en tu definición de riesgo.
  • Ajusta tu definición de riesgo a medida que te acerques a tus metas y esto te llevará a redefinir la composición de tus inversiones.
  • Existe la posibilidad de que algunas alternativas no generen los retornos esperados al momento de realizar tu inversión.  Incluso, es posible que el capital invertido inicialmente disminuya.
  • Recuerda, que en la búsqueda de una mayor rentabilidad se enfrentan mayores riesgos.  Así que trata de obtener la relación adecuada entre riesgo y rentabilidad, sin desconocer los riesgos representados en activos de calificación crediticia baja o aquellos que tienen alta volatilidad de precios.
  • Compra solo los activos que tu nivel de riesgo pueda tolerar y ten en cuenta que no todas las inversiones son adecuadas para todos los inversionistas.
  • Cuando incorporas diferentes activos, plazos, monedas e instrumentos, a tu portafolio de inversiones, estás eliminando una parte del riesgo implícito en las variaciones del mercado. No pongas los “huevos en una misma canasta”, asesórate para lograr una diversificación eficiente.
  • Tu término de perfil de riesgo, lo determinan el grado de riesgo y la tolerancia con la que estás dispuesto a asumir tus decisiones en inversiones. Para conocer cuál es esa tolerancia al riesgo, es importante que te hagas estas preguntas, entre otras que puedan surgir:
    • ¿Cuál es el grupo de edad al que perteneces?
    • ¿Cuál es el objetivo de tu inversión?
    • ¿Cuánto tiempo piensas invertir?
    • ¿Has invertido antes?
    • ¿Cuáles son tus ingresos y gastos?
    • ¿Qué obligaciones tienes a corto y largo plazo?
    • ¿Tienes expectativas de cambio en tus ingresos?
    • ¿Qué conocimientos tienes de las inversiones que vas a realizar?
    • ¿Deseas recibir una renta habitual y disponible por tu inversión?
    • ¿Cómo reaccionarías si por variaciones del mercado, tu inversión se desvaloriza, por ejemplo en más del 35 %?

Identifica tu perfil de riesgo

A partir de estas reflexiones puedes inferir cuáles son tus características como inversionista y cuál es tu perfil de riesgo, al igual que la adecuada adquisición de productos que se ajusten mejor a tus necesidades y gustos.

¡Comparte esta información en redes sociales!

Enlace para Facebook Enlace para Twitter Enlace para Linkedin

Otras categorías

Cómo manejar tu dinero

Armar tu presupuesto, ahorrar, endeudarte responsablemente, asegurar tu bienestar e invertir, son ejes fundamentales que te permiten administrar bien tu dinero y hacerlo crecer.

Cómo usar tu banco

Aquí encontrarás la información que te permitirá realizar tus transacciones de forma rápida y segura sin necesidad de desplazarte a una sucursal.

Aprende sobre seguridad

Cuidarte, proteger tu dinero y tu información, son temas que te dan tranquilidad. Actualízate y siempre irás un paso adelante.  La seguridad en tus transacciones es un compromiso del banco y sus clientes.

Chatea con nosotros

Déjanos ayudarte a encontrar lo que buscas

Llámanos

Nuestras líneas están esperándote

Déjanos llamarte

Nos encantaría hablar contigo

Visítanos

Busca nuestro próximo lugar de encuentro