El oro verde comestible

Se necesitó más de una década de trabajo para que el aguacate Hass cultivado en Colombia cumpliera con los requisitos necesarios para ser exportado a Estados Unidos. La expectativa es lograr, en el primer año, ventas aproximadas de U$ 70 millones y 1.000 toneladas.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pyme. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pyme el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

Agosto fue un mes histórico para las cerca de 25.000 familias productoras de aguacate del país, ya que después de 12 años de trabajo en materia de admisibilidad, Estados Unidos por fin dio luz verde al ingreso de la variedad Hass a este mercado. Los pequeños agricultores, empresarios y el Gobierno Nacional están convencidos de que este será un jugoso negocio en beneficio del empleo y el mejoramiento de la calidad de vida de la población rural.

Después del anuncio del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y de la publicación oficial de los requisitos, el país tiene el reto de cumplir con el Plan de Trabajo para la Exportación, que se firmó el pasado 16 de agosto. El papel del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), como autoridad sanitaria, es fundamental en la implementación de este plan, ya que debe realizar las acciones de inspección, vigilancia y control de las zonas productoras, las empacadoras, y los envíos, que den garantía del cumplimiento de las exigencias de este país norteamericano, con el compromiso de los productores y exportadores.

“Se espera que Colombia inicie exportaciones por un volumen promedio cercano a las 1.000 toneladas anuales en los primeros años, y que se incremente gradualmente, conforme a la consolidación del plan de trabajo y la vinculación de un mayor número de productores al mismo”, afirma, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia. De esta forma, el país busca una tajada de la creciente demanda de importaciones de Estados Unidos, que se aproxima a las 900.000 toneladas y cerca de USD 2.000 millones, lo que representa la tercera parte del mercado mundial de esta fruta.

A su vez, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) ya hizo su primera apuesta y prevé que las exportaciones de este producto pueden duplicarse en corto tiempo, pasando de U$ 35 millones a U$ 70 millones. El presidente del gremio de los agricultores, Jorge Bedoya, agrega que este tipo de negocios, además de beneficiar la economía local, contribuye a mejorar los ingresos de los campesinos del país.

Apetito por el sabor del guacamole

Estados Unidos es el mayor importador de aguacate Hass en el mundo, al participar con una tercera parte de las compras mundiales. En cuanto a la demanda por importaciones, ese país cerró 2016 con un total de 859.661 toneladas; México fue el principal proveedor, con el 91% de las importaciones.

Los colombianos no la tendrán fácil con los competidores ‘manitos’, pero sí tienen algo a su favor y es que este año los precios han estado por las nubes, debido a la alta demanda y a la poca cosecha que se dio en México y California. De acuerdo con un informe del diario El Financiero, en Estados Unidos, una caja de aguacate Hass de 10 kilos de Michoacán, el mayor productor de México cuesta en promedio US$ 28 pero este año el precio se duplicó alcanzando el valor más alto en los últimos 20 años. Así las cosas, los productores nacionales pueden aprovechar una ventaja competitiva y es que se puede cosechar todo el año.

Este mercado también es uno de los más dinámicos en el ámbito internacional, con tasas de crecimiento entre el 15% y el 19,5% promedio anual en volumen y valor, respectivamente. El precio promedio por tonelada en el mercado estadounidense es de US$ 2318, en tanto que México vende a US$ 2.325, Chile a US$ 2.792 y Perú a US$ 2.274.

Pedro Aguilar, gerente de Westsole Fruit Colombia, una de las empresas más importantes del sector, y miembro de la junta directiva de CorpoHass, señala que es posible encontrar un espacio si se cuenta con buena calidad y servicio, algo que se puede copiar de la industria de las flores. “Tenemos que visualizarnos como un país que puede producir frutas con volúmenes importantes, siempre que se cumplan los protocolos de mercado. Hay espacio para que todos exportemos, teniendo como prioridad la calidad”, afirma.

A su vez, Jorge Alberto Uribe, representante de la firma Fruty Green, agrega que “Europa representa apenas la mitad del mercado de Estados Unidos, así que la apertura de este último destino implica que las exportaciones se podrían duplicar y debemos tener un altísimo sentido de responsabilidad para producir y vender con altos estándares de calidad para salvaguardar la buena imagen de este producto”.

Cifras nacionales

Datos de interés

Con miras a la financiación del cultivo, los costos de producción de una hectárea de aguacate tecnificado son de $18.545.729 y cada año aumentan en promedio un 5%. Los rubros de mayor impacto para la competitividad son: agro insumos y equipos (37%), mano de obra (26,9%) y semillas (20,8%).

¡Comparte esta información en redes sociales!

Enlace para Facebook Enlace para Twitter Enlace para Linkedin

Si quieres informarte sobre más temas de interés para las pyme, visita las últimas ediciones de Entorno Pyme.

Chatea con nosotros

Déjanos ayudarte a encontrar lo que buscas

Llámanos

Nuestras líneas están esperándote

Déjanos llamarte

Nos encantaría hablar contigo

Visítanos

Busca nuestro próximo lugar de encuentro