Skip to main content
ico

¿Cómo afectan las sorpresas inflacionarias a las expectativas de los analistas?

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Opinion06-09-2017

PorEquipo de Investigaciones Económicas
Grupo Bancolombia

¿Cómo afectan las sorpresas inflacionarias a las expectativas de los analistas?

Para un banco central, con esquema de inflación objetivo como el de Colombia, las expectativas de inflación son una variable clave en las discusiones de política monetaria, dado que afectan a la inflación observada a través de múltiples canales. Por esto, es importante comprender la forma en que los agentes fijan sus expectativas.

Hay dos enfoques que explican la formación de las expectativas: el primero es el racional, que supone que los agentes usan toda la información disponible y no cometen errores sistemáticos de pronóstico. En otras palabras, de acuerdo con las expectativas racionales, los agentes aprenden de sus errores y los tienen en cuenta junto con la nueva información disponible, para así generar sus nuevas expectativas.

El segundo enfoque es el de expectativas adaptativas, según el cual los agentes estiman relaciones entre variables relevantes con base en la información pasada, siendo más importantes los datos más recientes.

Partiendo de estos conceptos, vale la pena recordar que en los últimos tres meses la variación de los precios al consumidor ha sido inferior al pronóstico promedio de los analistas, recogido en la encuesta del Banco de la República. En la última lectura en particular la sorpresa fue marcada: mientras que la expectativa media para julio era de 0,12% mensual, el resultado efectivamente observado fue de -0,05%.

Como lo han mostrado trabajos del equipo técnico del Emisor, el componente adaptativo juega un papel muy importante en la formación de las expectativas inflacionarias de los agentes de mercado1. En ese sentido, es previsible que las últimas sorpresas hayan generado un cambio en las expectativas.

Con el fin de entender mejor la relación reciente entre las proyecciones y las sorpresas inflacionarias, analizamos los resultados de la encuesta mensual del Banco de la República frente a los datos efectivos publicados por el DANE. Nuestro interés se concentró en las expectativas de inflación total y sin alimentos a 12 y 24 meses.

En particular, calculamos una métrica que denominamos el índice de cambios en las estimaciones ante sorpresas inflacionarias. Este se calcula como la variación que tuvo la estimación de inflación entre las últimas dos encuestas, dividida entre la diferencia del pronóstico y la lectura inflacionaria del mes anterior. La razón así calculada mide entonces en qué proporción la última sorpresa pudo reflejarse en un ajuste al pronóstico más reciente. El porcentaje calculado puede ser tanto positivo (lo cual indica que la sorpresa y el cambio en la estimación fueron en la misma dirección) o negativo (que refleja que el ajuste en el pronóstico fue en sentido opuesto a la sorpresa inflacionaria).

Los resultados de este indicador se resumen en el siguiente gráfico. Para el periodo analizado (enero de 2015 a julio de 2017) encontramos que los pronósticos, tanto de inflación total como básica a 1 y 2 años, han reaccionado positivamente a las sorpresas en las observaciones del IPC registradas el mes anterior. Este hallazgo confirma que la información reciente tiene un peso relevante en la generación de los pronósticos de inflación.

Además, encontramos que el pronóstico de la inflación básica es más sensible a las sorpresas que el de la inflación total. Este resultado, se vio reflejado con claridad en la encuesta de este mes: a pesar de que en julio el registro mensual de la inflación total estuvo por debajo del esperado, en la última encuesta la proyección promedio a 12 meses pasó de 3,6% a 3,62% y la de 24 meses aumentó de 3,38% a 3,42%. Por el contrario, las expectativas de inflación sin alimentos presentaron reducciones en línea con el resultado a la baja de julio: la de 12 meses pasó de 3,63% en julio a 3,52% en agosto y la de 24 meses disminuyó entre un mes y otro de 3,4% a 3,26%.

Los resultados antes descritos implican que las expectativas de inflación total tienden a mostrar un componente más racional que adaptativo, mientras que en el caso de las expectativas de inflación básica ocurre lo opuesto. Al depender estas en mayor proporción a las sorpresas de precios en el corto plazo, podemos inferir que con los buenos resultados de IPC que esperamos en los meses venideros (para agosto pronosticamos un 0,06% mensual frente al 0,1% que espera el consenso de analistas) las expectativas de inflación básica pueden seguir ajustándose a la baja. Esto puede ser un argumento que permita a la Junta del Emisor seguir recortando su tasa de referencia.

Proyecciones de inflación

1Huertas, c. et. al (2015). La formación de expectativas de inflación en Colombia. Borrador de Economía No. 880. Banco de la República.

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

23-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial

Demanda de energía en julio fue la más baja en los últimos nueve meses

En julio el país experimentó una desaceleración en la demanda de energía registrando el crecimiento más bajo en los últimos nueve meses. Descubra aquí por qué pasó esto.

22-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Financiamiento verde: una mirada a la sostenibilidad de los negocios

De acuerdo con el Ideam, de los 240 millones de toneladas de CO2 que emite el país, 130 corresponden al sector agropecuario, 70 millones al sector energético y el resto se divide entre residuos y procesos industriales.

21-08-2019/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

Bioenergía: una oportunidad de desarrollo agropecuario, social y ambiental

Son de gran valor para el país aquellas actividades económicas que ofrecen múltiples beneficios en dimensiones tan importantes como son: el empleo, el desarrollo rural, el crecimiento económico, la seguridad energética y la calidad del medio ambiente.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

Lo sentimos, no es posible encontrar el contenido que buscas.