Skip to main content
ico

The New York Times

Facebook se enfrenta a los superpropagadores de la desinformación

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company11-06-2021

Tiempo de lectura: 5:30 minutos

Por Shira Ovide

Facebook se ve afectado por usuarios que desinforman

Las grandes empresas de internet finalmente están tomando en serio a los superpropagadores de la desinformación.

He escrito sobre personas influyentes, incluido el expresidente estadounidense Donald Trump, quienes han sido fundamentales en la difusión de información falsa en internet sobre temas importantes como la integridad de las elecciones y la seguridad de las vacunas. Algunas de esas mismas personas han tergiversado repetidamente nuestras creencias y en gran parte las empresas de internet lo han aceptado.

Analicemos por qué los habituales propagadores de desinformación son importantes y cómo las empresas de internet han comenzado a centrarse en ellos, incluyendo las nuevas reglas establecidas por Facebook esta semana.

Facebook, Twitter y YouTube merecen reconocimiento por comenzar a abordar a los infractores reincidentes de la desinformación. Pero también quiero que la gente sea consciente de los límites de las acciones de las empresas y que comprenda el desafío de aplicar estas políticas de manera justa y transparente.

¿Qué tan grande es el problema de las personas que publican repetidamente cosas falsas?

Muchas cosas que la gente dice en línea no son necesariamente ciertas o falsas. Queremos espacio para lo impreciso. Lo que preocupa es cuando la información es completamente falsa y sabemos que algunas personas son responsables de amplificar esa información errónea una y otra vez.

El pasado otoño, una coalición de investigadores sobre la desinformación descubrió que aproximadamente la mitad de todos los retuits relacionados con múltiples afirmaciones falsas, y difundidas ampliamente, acerca de una interferencia electoral se remontan a solo 35 cuentas de Twitter, incluidas las de Trump y el activista conservador Charlie Kirk. Un grupo de investigación identificó recientemente las cuentas en redes sociales de una docena de personas, incluido Robert F. Kennedy Jr., que repetidamente, a veces durante años, promovió información desacreditada sobre vacunas o, más recientemente, sobre falsas “curas” para la COVID-19.

Hasta hace poco, no importaba si la mayoría de las veces alguien publicó información inservible de salud o una falsa teoría de conspiración electoral, una o 100 veces, o si la persona era Justin Bieber o tu primo con cinco seguidores en Facebook. Generalmente las empresas de internet evaluaron la esencia de cada mensaje únicamente de forma aislada. Eso no tiene sentido.

¿Cómo las políticas comienzan a enfocarse en estos infractores habituales?

El 6 de enero, el asalto al Capitolio de Estados Unidos mostró el peligro de repetir falsedades ante un público inclinado a creerlas. Las empresas de internet comenzaron a abordar la enorme influencia de personas con muchos seguidores que habitualmente difunden información falsa.

El miércoles, Facebook dijo que aplicaría castigos más estrictos a las cuentas individuales que repetidamente publican cosas que los verificadores de datos de la compañía han considerado engañosas o falsas. Las publicaciones de infractores habituales se distribuirán menos en el servicio de noticias de Facebook, lo que significa que es menos probable que otros las vean. En marzo, la compañía promulgó una política similar para los grupos de Facebook.

Hace un par de meses, Twitter creó un sistema de “cinco advertencias” en el que se aumentan las sanciones para quienes tuitean información errónea sobre las vacunas contra la COVID-19. Las empresas de internet han suspendido las cuentas de algunos de los reincidentes, incluida la de Kennedy.

Es demasiado pronto para evaluar si estas políticas están reduciendo de manera efectiva la difusión de información totalmente falsa, pero vale la pena poner fin a la impunidad de las personas que habitualmente promueven información desacreditada.

Aquí es donde se complica

Diferenciar los hechos de la ficción puede ser un desafío. Facebook había prohibido a las personas publicar sobre la teoría de que el coronavirus podría haberse originado en un laboratorio chino. Esa idea, que alguna vez se consideró una teoría de la conspiración, ahora se está tomando más en serio. Facebook cambió de opinión esta semana y dijo que ya no eliminaría las publicaciones que hicieran esa afirmación.

No es fácil implementar reglas especiales para evitar que las personas con grandes cuentas engañen al público sobre temas candentes y complicados. Pero como muestra el asalto al Capitolio, los sitios tienen que resolver esto.

Incluso cuando las empresas de internet decidan intervenir, las preguntas difíciles continúan: ¿cómo hacen cumplir las reglas? ¿Se aplican de manera equitativa? (YouTube ha tenido durante mucho tiempo una política de “tres faltas” para las cuentas que infringen repetidamente sus reglas, pero parece que algunas personas reciben faltas infinitas y otras no saben qué hicieron para incumplir las políticas del sitio).

Las empresas de internet no son responsables de la fealdad de la humanidad. Pero durante demasiado tiempo Facebook, Twitter y YouTube no se tomaron lo suficientemente en serio el impacto de las personas con influencia que repetidamente difundían información falsa y peligrosa. Deberíamos alegrarnos de que finalmente estén tomando medidas más contundentes.
        

  • Las grandes empresas de internet finalmente se están tomando en serio los “superpropagadores” de la desinformación. (Todo lo que se necesitó fue una crisis sanitaria global y la gran mentira de una elección amañada). (Jinhwa Oh / The New York Times)

 

c.2020 Harvard Business School Publishing Corp. Distribuido por The New York Times Licensing Group

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

01-06-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

4 acciones que realizan los líderes transformacionales

Las transformaciones empresariales exitosas son raras pero la pandemia las hizo más necesarias y complejas. Por eso, los líderes deben ser más sabios en lo que dicen y en cómo actúan porque hoy, hacer más de lo mismo, no será suficiente. Aquí le contamos cuatro estrategias que ayudarán a los líderes a aumentar sus posibilidades de éxito.

31-05-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

Una lista para ayudarlo a crecer su equipo de ventas

Extender su equipo para aumentar las ventas requiere mucho más que solo contratar nuevos vendedores. Necesitará un plan que abarque la formación y adaptación de los nuevos vendedores, así como de los mismos clientes, de los vendedores de planta y de la organización misma. Siga estos seis pasos para crearlo efectivamente.

28-05-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company

La separación pública de los Gates pone los reflectores sobre una fortuna hermética

La fortuna de los Gates se estima en más de 124.000 millones de dólares e incluye activos tan variados como propiedades trofeo, acciones de empresas públicas y artefactos valiosos. Según David Aronson, abogado que ha representado a clientes ricos en casos de divorcio, la cantidad de dinero y la diversidad de activos implicados en este divorcio supera la imaginación y rara vez ha habido casos que se acerquen a esto en tamaño. Conozca la estrategia de gestión de patrimonio y la diversificación de inversiones por décadas que hay detrás de esta pareja.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}