Skip to main content
ico

Cultura consciente: un valor clave para el éxito de las empresas

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Especiales23-02-2021

Tiempo de lectura: 7 minutos

Por Equipo editorial
Capital Inteligente
Grupo Bancolombia

La cultura consciente es el segundo pilar del movimiento Capitalismo Consciente, creado por Raj Sisodia.

De acuerdo con el padre del Desarrollo Organizacional, Edgar Schein1, la cultura organizacional es un “conjunto de creencias que comparten los miembros de una organización sobre cuál es la mejor forma de hacer las cosas, las cuales definen la visión que la empresa tiene de sí misma y del entorno”.

Por su parte, el profesor emérito de la escuela de negocios UCLA de California, Eric Flamholtz2, sostiene que “la cultura es un área de desarrollo organizativo esencial, una pieza estratégica básica de las empresas de éxito”.

En otras palabras, la cultura es el espíritu de la empresa, el cual permea la atmósfera de ésta y conecta a los stakeholders con el propósito, las personas y los procesos que la componen. Y aunque todas las empresas la tienen, no todas desarrollan intencionalmente una cultura que promueva sus valores y propósito.

Por esta razón, Raj Sisodia, miembro fundador del Capitalismo Consciente, considera que la cultura es uno de los cuatro pilares que componen el ADN de este movimiento. Pero entonces, ¿en qué se diferencia la cultura de cualquier empresa a la cultura de las empresas conscientes?

Cultura y gestión conscientes

Raj Sisodia cree que las empresas conscientes están impulsadas por propósitos más elevados que sirven, alinean e integran los intereses de todas las partes. En ese sentido, la cultura de una empresa consciente es una fuente de fortaleza y estabilidad para la misma, asegurándose de que su propósito y valores fundamentales perduren en el tiempo y a través de las transiciones de liderazgo.

Las culturas conscientes evolucionan naturalmente de los compromisos de la empresa hacia el propósito elevado, la interdependencia de las partes interesadas y el liderazgo consciente. Si bien estas culturas pueden variar bastante, usualmente comparten muchos rasgos como la confianza, la responsabilidad, la transparencia, la integridad, la lealtad, la igualdad, la justicia, el crecimiento personal, el amor y el cuidado.

Los siete valores de la cultura consciente

Aunque está claro que la cultura es el conjunto de valores, principios y prácticas que definen la esencia de la organización, no todas están alineadas con un propósito superior. Por esto, la cultura consciente se construye a través de unos valores (no de reglas) centrados en las personas que hacen parte de la organización y en cumplir dicho propósito. Estos son los siete valores:

 

  1. ConfianzaConfianza: es la base de la cultura consciente y busca construir en diferentes niveles como confianza entre los empleados y líderes de la organización, y confianza entre la compañía y sus stakeholders (grupos de interés) externos.

     
  2. Responsabilidad y autenticidad Responsabilidad y autenticidad: el valor de la responsabilidad busca que todos los empleados entiendan su rol dentro de la organización, y se logra a través de conversaciones claras, honestas y compasivas.

     
  3. CuidadoCuidado: es un valor que habla de operar desde el amor y no desde el miedo. Busca que las organizaciones se preocupen por sus empleados como seres humanos. El valor del cuidado es “contagioso”, si comienza desde los líderes rápidamente se reproduce en toda la organización.

     
  4. Transparencia Transparencia: este valor impulsa a trabajar sin secretos ni nada que ocultar dentro de la organización.


     
  5. Integridad Integridad: es un valor que busca que la organización tenga altos estándares éticos y responsabilidad sobre nuestras acciones. Impulsa un trato justo y abierto con todos los stakeholders, internos y externos.

     
  6. AprendizajeAprendizaje: el valor que promueve la constante evolución en búsqueda del desarrollo de mayores capacidades y consciencia como resultado de tomar riesgos, celebrar los errores y adoptando una mentalidad de crecimiento constante.
     
  7. Empoderamiento e igualdadEmpoderamiento e igualdad: el valor del empoderamiento impulsa a las personas a que se sientan libres de hacer lo que sienten que es correcto y la libertad de crear e innovar.
     

 

Le recomendamos leer:
> Empresas sanadoras: visión de Raj Sisodia
> [Video] ¿Cómo desarrollar el liderazgo en las organizaciones?
> Cultura organizacional: lo que se hace mal

 

Cultura: más que una filosofía es una estrategia

La cultura consciente tiene el potencial de convertirse en la base de la ventaja competitiva de una compañía frente a su competencia. Una de las herramientas para construirla fue desarrollada por Richard Barret quien conectó los valores con diferentes niveles de consciencia; a eso lo llamó espectro completo de consciencia, es decir, la capacidad de soñar sin dejar de tener los pies en la tierra. De esta manera Barret conectó las necesidades humanas y las motivaciones:

La cultura consciente tiene el potencial de convertirse en la base de la ventaja competitiva de una compañía frente a su competencia.

Premisas de la cultura consciente

La cultura no puede ser simplemente una filosofía que se profese al interior de las organizaciones, sino que se debe transmitir y hacer sentir a los empleados. Para ello, la cultura consciente cuenta con cinco máximas o premisas que deben tener en cuenta los líderes de las empresas:

  • Todo el mundo quiere hacer mejor las cosas, confía en ellos.
  • Hay líderes en todas partes, búscalos.
  • Las personas logran cosas a diario, grandes y pequeñas. Celébralas.
  • Algunas personas quisieran que las cosas cambiaran, escúchalos.
  • Todo el mundo importa, demuéstraselos.

 

Liderazgo y cultura consciente

El liderazgo tiene un impacto directo en la vida de los empleados, sus matrimonios y la relación con sus familias. La habilidad de escuchar con empatía es una de las herramientas más importantes para liderar en una cultura consciente.

Otro de los fundamentos actuales del liderazgo es buscar las cosas buenas de las personas, reconocerlas y agradecerlas. Inclusive, el 88% de las personas en EE. UU. sienten que trabajan en una organización que no se preocupa por ellos, es por esto que, el equilibrio y armonía entre el valor humano y el valor económico son importantes para una compañía.

La cultura consciente no existe para aumentar la productividad sino para darle valor a las personas dentro de la organización.


  • 1 Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, 2006, vol. 22 n.º 2
  • 2 La cultura empresarial y la cuenta de resultados. Harvard Deusto Business Review, agosto, 62-69.

Especial de Generación Consciente

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

04-11-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

[Webinar] Manifiesto para una revolución moral

En la siguiente conferencia encontrará un espacio de conversación y reflexión alrededor del modelo que ofrece el movimiento de Sistema B y cómo se abre paso cada vez más en el país, las prácticas que debemos cambiar y cómo aportar para generar conciencia desde nuestras acciones como sociedad, especialmente de cara a la coyuntura que estamos viviendo.

29-10-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

[Webinar] ¿Qué son las empresas B y cuál es su propósito?

Juan Carlos Mora, presidente del Grupo Bancolombia conversó con Jacqueline Novogratz, presidente de Acumen, un fondo de inversión que basa su actuar en un equilibrio entre lo económico, lo social y la filantropía, para potenciar a través de capital paciente, el crecimiento de comunidades de bajos recursos y países en desarrollo. Vea la conversación aquí.

03-07-2020/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Tendencias

[Webinar] Gestión del talento humano en tiempos difíciles

Construir equipos de alto rendimiento que respondan con la máxima agilidad e impulsar líderes capaces de adaptarse a la complejidad y velocidad que se requiere para la toma de decisiones es prioritario en este tiempo. Descubra de la mano de Mauricio Rosillo, vicepresidente corporativo de Bancolombia y Diego Romón Moreno, experto en adaptive management y profesor de Responsive Organizations del IE Business School cómo debería ser la gestión del talento humano en el actual entorno incierto.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin
Complementary Content
${loading}